El plan secreto de Cristina para el poder eterno

Cristina Fernandez

Federico Tessore

En estas dos semanas que han pasado, el equipo que acompaña a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se ha dedicado a defender con uñas y dientes las “innovadoras” medidas que lanzó el Gobierno para lograr cosas increíbles como someter a su sola voluntad a la Justicia, seducir a los evasores, negar la inflación, festejar la caída del mercado inmobiliario o amenazar al principal grupo de medios de la Argentina con la expropiación.

Podemos tomar dos posturas ante estos hechos: o nos reímos y nos burlamos del papelón que hacen cada uno de estos funcionarios cuando hablan… o nos ponemos a pensar si en realidad no son tan tontos como parecen. Si en realidad lo que pasa es que estos funcionarios se “inmolan” con sus estúpidos argumentos, sus mentiras y sus inentendibles medidas en pos de un objetivo superior y secreto. O si el objetivo final es el de someter a un país a su poder absoluto por muchas décadas.

¿Es muy loca la idea? Bueno, no tanto. Otros gobernantes en otras naciones lo lograron. Cuba, por ejemplo, está regida por una dictadura que ya lleva más de 50 años. Venezuela es un caso similar: su dictadura es un poco más reciente pero igual de férrea. Y en África también existen muchos dictadores que se dicen democráticos, pero en la realidad controlan todo el poder a su antojo y en su beneficio.

Si esto fuera así, es decir, si la Presidenta y sus funcionarios no están locos, ni son tontos, todos nos tendríamos que preocupar, y mucho. Ojalá estemos equivocados y Cristina sí se haya vuelto loca -y esté volviendo locos a sus funcionarios, que ya dicen cualquier cosa sin sentido. Esto nos daría algo de alivio. Verá, los locos no son malos, sólo viven con la realidad distorsionada. Por un tiempo pueden moldearla a su imaginación, pero tarde o temprano los hechos los sacuden y los obligan a volver a la racionalidad.

Pero si Cristina y su grupo no están locos, si en realidad tienen un plan orquestado para dominar a la Argentina por muchas décadas, sí nos tendríamos que preocupar. Es que en este tipo de países, sin excepción, nada tiene valor. Como el derecho de propiedad es algo subjetivo, que depende de la opinión de una persona, nada tiene valor. Ni su casa ni su dinero ni su empresa ni su comercio. Su casa se la pueden expropiar, su dinero vale cada vez menos, su fábrica también se la pueden expropiar o, peor aún, le cambian la reglas de juego de un día para el otro y le destruyen su negocio. Y así sucesivamente con todo lo que pasa en una nación donde el poder no se basa en reglas escritas y objetivas, sino en el exclusivo y único juicio de un funcionario de turno.

¿Por qué sospecho que detrás de todas estas medidas hay un plan “oculto” para lograr el poder absoluto por parte del Gobierno actual?

Bueno, porque si uno analiza una a una las medidas que toma el Estado no tienen ningún sentido. Por ejemplo, el insólito blanqueo de capitales. ¿A quién se le ocurre que después de taladrar la cabeza de los argentinos durante un año y medio, insistiendo en que había que “pesificar” nuestra vida, o después de perseguir a supuestos “evasores” en los lugares más descabellados, se iba a lanzar una medida para “seducir” a los evasores y ladrones a traer sus dólares al país? No sólo sin ninguna pena ni pago de impuestos, sino peor aún, con un “premio” para aquél que se anima a hacerlo…

Es absolutamente descabellado desde lo conceptual, pero también desde lo económico. En el anterior blanqueo de capitales del año 2009 sólo ingresaron al país US$ 500 millones. Eso es lo que mueve el mercado de dólar paralelo en 4 días. ¿Le parece que va a tener algún impacto sobre el dólar blue esta decisión? ¿O sobre las reservas o el mercado inmobiliario? No lo dude, no tendrá ningún impacto positivo, todo lo contrario. 

O ¿cómo se explica que se haya promulgado una Ley de Mercado de Capitales seis meses atrás, con una “cláusula secreta” que permite a la Comisión Nacional de Valores intervenir a cualquier empresa que cotiza en la Bolsa? ¿Cuál es la lógica de esto? ¿Cómo puede promover la inversión y el progreso esta cláusula?

O ¿cómo se explica que un país que se dice democrático, cuya base fundamental es la división de poderes, haya promulgado un proyecto como el de la “democratización” de la justicia, que somete al Poder Judicial al control férreo del Poder Ejecutivo? ¿Cómo se explica que el Gobierno no oiga las críticas nacionales e internacionales, incluida la ONU o un Premio Nobel de la Paz argentino, que piden desesperadamente que se descarte el proyecto?

De nuevo, usted puede elegir la respuesta. O están absolutamente locos o son personas muy obstinadas y perversas que están implementando un plan gradual para lograr la suma del poder público.

¿Lo lograrán? Quién sabe. Como le comentaba algunas semanas atrás en la nota “La realidad siempre supera a la ficción”, hasta el momento han alcanzado casi todo lo que quisieron. La única vez que alguien los detuvo fue hace unos meses, cuando la Justicia anuló la Ley de Medios, la expropiación del predio de la Sociedad Rural en Palermo y la acción de la gente del campo en el año 2008. Luego, no tuvieron mucho más freno de una sociedad “aturdida” en sus propios problemas individuales y que no tiene tiempo o ganas de mirar lo que pasa afuera de su círculo de influencia. Nuevamente, la Justicia aparece como la última institución que podría detener estos atropellos del Gobierno sobre la Constitución. 

¿Qué puede hacer ante esta realidad? Bueno, creo que hay dos ámbitos donde podemos actuar. El primero y el más importante en lo inmediato es el individual. Usted debe tomar medidas de forma urgente con su patrimonio y el de su familia si aún no lo ha hecho. Es de capital importancia que logre dos cosas que lo blindarán de esta locura:

1 – Tenga sus ahorros fuera del alcance de los políticos argentinos. Lo venimos diciendo desde hace casi dos años. Si no se protege se va a quedar sin nada…

2 – Intente generar alguna fuente de ingreso en el exterior. Hasta el momento no hemos hablado mucho de este tema, pero a medida que el Gobierno avanza en este plan maestro de control total esto pasa a ser más importante. Prometo que en la próxima edición de la revista InversorGlobal le daré algunos consejos para que pueda lograr esto de forma rápida y simple. Hoy, gracias a Internet, esto ya no es un imposible. 

Y en el ámbito público tenemos dos formas de influir sobre esta realidad. La primera es con nuestro voto, por supuesto. Aunque lamentablemente, en este tipo de regímenes populistas es complicado combatir con nuestro voto esa maquinaria de “compra de votos” a todo nivel que despliega el Estado. No estoy hablando sólo de gente muy humilde que come gracias a un plan social que entrega el poder de turno y que amenaza con sacarlo si no vota a su Gobierno. Estoy hablando también de una clase media que está muy influenciada con el empleo público o una clase alta que está acostumbrada a hacer dinero “haciéndose” amigo del poder. En definitiva, estoy hablando de una sociedad, que en una parte relevante, esta acostumbrada a vivir del Estado. Y por lo tanto, una sociedad que no está dispuesta a ir en contra de él. Un tema complejo de resolver…

Y la segunda forma de influir en al ámbito publico es con nuestra opinión y nuestra participación. En charlas con amigos, compañeros de trabajo, foros, organizaciones, etc. Nunca callar ni esconder. Si usted no está de a
cuerdo con las formas que aplica este Gobierno para llevar adelante el país, dígalo. Argumente, dé su opinión. Usted no es un “traidor a la patria” por pensar diferente…, ni está defendiendo a “intereses internacionales”…, sólo está defendiendo a su país y el estilo de vida que le gusta.

Mientras esto pasa, los países avanzan. No en este tipo de discusiones que daba el mundo siglos atrás, sino en otro tipo de temas que implican cómo hacer para crear empresas innovadoras que generen trabajo, cómo hacer para seducir a los billones de dólares “legales y blancos” que huyen del descalabro financiero del mundo desarrollado y van hacia países como Chile o Brasil; o cómo aprovechar las increíbles oportunidades que el desarrollo de las comunicaciones y de Internet están dando a todas las personas para ser cada vez mejores en sus profesiones o actividades. 

Le pido un solo favor. Sé que es difícil, pero le aseguro que es posible. Que el terrible contexto mediocre e inmoral de la Argentina no lo afecte en su vida personal. Insulte, proteste, quéjese y actúe… pero luego de hacer esto, implemente acciones individuales para progresar y crecer. El mundo es una oportunidad y debe intentar aprovecharlo. Hoy esto está a su alcance y nosotros, desde InversorGlobal, estamos para ayudarlo en este camino.

Acuérdese de que su futuro siempre depende de usted. Usted, a pesar de este contexto, puede cumplir todos sus sueños financieros y progresar. Que una banda de locos (o ladrones…) no le roben sus sueños. 

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore
Para InversorGlobal Argentina

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;I was just thinking the puck was going to come out that way and I kind of put everything into that one

Mazar jumps up from the bench and marches over to the tour guide.ceinture hermes femme
American golf fans are desperate for one of their own to take the torch from Tiger Woods and, at 14 under and five strokes up, it looks as though Spieth could be the guy.mcm luggage
“I made a couple of bad decisions like most guys in college probably do.hermes ceinture

“Since Christmastime, the way these players have played, I have had the best seat in the house behind the bench, and I’m just glad to be a part of it,” said Evans.mulberry outlet
and it doesn’t get much bigger than Texas.mulberry bags uk
How to put together a crisis management plan for your business

One of the biggest mistakes a small business can make is to assume it is too small to suffer a crisis, says media trainer Jane Jordan Meier.mulberry outlet uk

Deja tu respuesta