La Bolsa al ritmo del dólar blue

Luego de una semana de movimiento ascendente, la Bolsa argentina comenzó a alejarse de sus máximos históricos y este lunes el Merval volvió a bajar por cuarta sesión consecutiva. ¿Se terminó la racha alcista de la Bolsa porteña o aún tiene margen para seguir creciendo?

Todo parece indicar que la corrección de los últimos días está vinculada a aspectos externos al mundo bursátil local. Principalmente, la debilidad de los mercados internacionales y la incertidumbre en torno a la evolución del dólar blue, divisa paralela que en los últimos días directamente no registró operaciones por decisión oficial.

El índice Merval cedió un 3,52% y bajó a 3.581,78 unidades, encabezado por los papeles de Aluar, que descendió 6,10%, seguido por Comercial del Plata (-5,87%), Siderar (-5,56%), Pesa (-5,40%)  y Tenaris, con el 3,73 %.  Se registraron 70 bajas, 8 alzas y 8 papeles sin cambios.

En cuanto a los títulos públicos, las mayores pérdidas pasaron por el Par en dólares, con el 3,87% y el Bonar X, con el 3,84%.

Con esta nueva caída, en cuatro ruedas la plaza bursátil acumula un descenso del 11,9 %. Se registraron fuertes ventas, tanto de acciones como de bonos, especialmente vinculadas a bajar el dólar “contado con liquidación”, lo que apuntaría a que el dólar blue tome ese mismo camino de descenso.

Por otra parte, un informe de Gustavo Ber, responsable de Estudio Ber, explicó: “Otra jornada de mayor pausa para Wall Street, que intenta consolidarse en los importantes máximos alcanzados, ante lo cual los activos domésticos aprovecharon para extender la toma de ganancias impulsada de la mano del reacomodamiento bajista del tipo de cambio implícito”.

El control oficial sobre el dólar paralelo también contribuyó a la nueva baja del Merval. El dólar blue continúa congelado en $ 10,03, ya que el mercado paralelo se encuentra cerrado desde el viernes pasado.

“Mientras el riesgo asignado por el mercado a estos títulos se mantenga constante y el tipo de cambio empleado por los agentes para calcular sus rentabilidades disminuya, el precio ejercerá una intensa presión a la baja. Este mecanismo de ajuste puede finalizar en el momento en el que los inversores se posicionen en una nueva relación peso-dólar más certera”, afirmaron desde Rava Sociedad de Bolsa.

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de InversorGlobal, también explica que la mesura es lo que reina en la city por estos días:  “La última baja del Merval estuvo altamente influenciada por la caída del dólar implícito del contado con liquidación que fue tomado como una excusa para tomar ganancias de las acciones y bonos argentinos”, dijo y agregó: “De todas formas sigo pensando que invertir en acciones locales conlleva un riesgo elevado, recomiendo ser cauto y no invertir una parte proporcionalmente elevada del portafolio en activos argentinos considerando la actual situación económica”.

Deja tu respuesta