“Hay pocos incentivos para combatir la inflación”

En un conocido cinco estrellas  de la capital Argentina tuvo lugar el tradicional seminario del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), que suele reunir a los grandes protagonistas económicos del país y también a aquéllos que desarrollaron su carrera en el exterior. Además  de Vladimir Werning, participó del panel de economía, Walter Molano, director de BCP Securities. InversorGlobal participó del evento y te acerca lo mejor de la jornada.

Cuando llegó el turno de hablar de Argentina, el director de JP Morgan señaló que la performance de la economía local en los últimos años y la caída del desempleo no son nada extraordinario, “sino parte de un fenómeno que se dio en toda la región”.

En lo referente al cepo cambiario, “ha permitido disminuir la fuga de capitales en 2012, pero se agotaron las bondades de la medida, no se utilizó el tiempo para corregir el rumbo y ahora los costos son cada vez más elevados”.

Finalmente, Werning se refirió al principal flagelo de la economía doméstica en la actualidad: la inflación. “Hay poco incentivos por parte del Gobierno para combatirla, ya que la aceleración de la inflación permitió un usufructo de recursos fiscales que ascienden al 6% del PBI, cuando históricamente era de 2% del Producto”.

Por su parte, Molano se refirió más a la situación internacional, pero dejó bien en claro un punto: “la decisión de quitar el cepo cambiario es estrictamente política en Argentina”. Por otra parte, aclaró que “Brasil luce muy vulnerable por la alta dependencia de los flujos de capitales y eso es una mala señal para la Argentina, principal socio comercial”.

Estados Unidos seguirá siendo el líder mundial

El  director de BCP Securities, inició su presentación con una visión muy positiva para la economía estadounidense como consecuencia de tres pilares fundamentales:

  1. El sistema financiero dejó de ser considerado un casino y los bancos comenzaron a prestar nuevamente a empresas, familias y al sector inmobiliario.

  2. El costo laboral estadounidense ajustado por productividad es tan sólo un 20% superior al de China y eso está generando que muchas empresas vuelvan a producir e instalarse en Estados Unidos.

  3. El descubrimiento de grandes reservorios de petróleo y gas no convencional (shale) en ese país generará un impacto estratégico global muy importante, ya que Estados Unidos pasará al autoabastecimiento energético en muchos años.

De acuerdo a la óptica de Molano, “todo esto contribuirá a la expansión de la economía estadounidense y el liderazgo chino a nivel global mediante el desplazamiento de Estados Unidos deberá esperar”.

Para el director del BCP Securities, la mayor preocupación sobre la economía estadounidense es el elevado peso de su deuda, pero la misma “se licuará mediante inflación, tal como ocurrió en el período posterior a la segunda guerra mundial”.

Para la región, Molano aseguró que es una paradoja, pero “la recuperación de la economía estadounidense es la peor noticia para Latinoamérica, ya que llevará a la FED a mover las tasas de interés a finales del 2014”.

Deja tu respuesta