Un falso tweet hizo temblar los mercados

La Bolsa de New York tembló cuando un falso tweet de la agencia de noticias Associated Press (AP) alarmó a los inversores al publicar que habían ocurrido “dos explosiones en la Casa Blanca y Barack Obama fue herido. Así el índice El Down Jones sufrió una caída de 150 puntos.

No sólo el mundo 2.0 se hizo eco de la situación, sino que los mercados sufrieron una abrupta caída ante la falsa noticia, y el S&P 500, el índice que agrupa a las 500 empresas más poderosas del mercado estadounidense, se hundió estrepitosamente. Ante esto, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo a los periodistas presentes, poco después del falso tweet, que el presidente Barack Obama estaba bien, según informó la agencia Reuters.

Según la propia agencia, la información no fue publicada por ellos sino que se trató de un hackeo, por lo que la cuenta de Twitter de la agencia fue dada de baja momentáneamente. “Parece que la cuenta de AP ha sido atacada”, comentó sobre el incidente la corresponsal jefe de la agencia ante la Casa Blanca, Julie Pace, al comienzo de la rueda de prensa diaria del portavoz de Obama, Jay Carney, en la residencia presidencial.

“Así que cualquier cosa que se acabe de enviar (desde ella) es obviamente falsa”, agregó la periodista. Luego de conocerse el hackeo las acciones en Wall Stret comenzaron a repuntar.

Las redes sociales pueden significar el cielo o el infierno para los inversores. Más allá de las increíbles oportunidades que ofrece el acceso ilimitado a la información del mundo 2.0, se encuentra el peligro de la falta de seguridad virtual.

Tal como publicó InversorGlobal, el hackeo es una de las 7 plagas de las inversiones en los últimos tiempos. En 2011, el FBI dio a conocer un informe en el que se destacaba que era más rentable ser hacker que narcotraficante. En un editorial del 3 de junio en The New York Times, Preet Bharara, procurador judicial del distrito sur de Nueva York, dijo que pocas cosas lo preocupan más que el aumento de la amenaza virtual. Y enThe Economist, Director general del servicio de inteligencia británico MI5, Jonathan Evans, también dio la alarma al revelar que una empresa de gran tamaño que cotiza en la Bolsa londinense había tenido pérdidas equivalentes a US$ 1.200 millones producto de un ciberataque que incluso había contado con el patrocinio de un Estado soberano (aunque no reveló el nombre del país).

En 2009, Google, Yahoo y diversas empresas de Silicon Valley fueron víctimas de ataques muy serios. Google reveló que partes de su propiedad intelectual habían sido robadas y después de constatar que el ataque provenía de China, la firma congeló los negocios con agentes de ese país.

Pese a las pérdidas millonarias, muchas empresas que podrían estar siendo afectadas guardan silencio para cuidar su reputación, proteger el precio de sus acciones o evitar litigios legales. Pero los ataques y problemas de los softwares están entre las primeras preocupaciones de las autoridades.

Deja tu respuesta