Tres tips para invertir con éxito en biotecnología

La rápida evolución del sector de la biotecnología no es novedad. Con mejores fondos de capital de riesgo, grandes mejoras en los ensayos clínicos y las tecnologías de desarrollo, la biotecnología se ha convertido en un generador de dólares para los inversores.

Existen muchas maneras de minimizar el riesgo para invertir en este sector sin sacrificar las ganancias a largo plazo. De hecho, hay tres formas de recoger los frutos de las biotecnologías, sin asumir el “todo o nada” con el que habitualmente están relacionadas.

Elija empresas de biotecnología que ya estén asentadas

Aunque pueda resultar evidente, comprar acciones de empresas de biotecnología que tengan un crecimiento activo permite evitar mayores riesgos.

Affymax es un buen ejemplo de por qué los inversores deberán hacer los deberes y estudiar a las empresas antes de aportar por ellas. La compañía desarrolló una droga llamada Omonthys que tuvo que ser retirada del mercado por estar relacionada con una serie de muertes y problemas de hipersensibilidad; lo que hizo que las acciones de empresas se despreciasen. Su valor pasó de US$ 20 a casi cero.

Lo importante es que los posibles inversores se animen a una compañía que ya tenga un montón de medicamentos establecidos en el mercado. Dos ejemplos de esto son Celgene y Gilead Sciencies. La primera desarrolló en 2005 una droga para el cáncer llamada Abraxane, con resultados positivos; por lo que resulta una inversión con brillantes perspectivas.

Busque empresas con proyectos bien variados

Pese a la creencia popular, usted puede tener éxito si apuesta por empresas en fase de desarrollo o con pocos medicamentos aprobados si tiene en cuenta una regla sencilla: compre diversificadamente. Priorice a aquellas empresas que trabajen en proyectos distintos.

Arme una cartera de acciones

Si no se anima a apostar a una sola empresa de biotecnología, lo más aconsejable es armar una cartera con acciones de varias compañías mediante un ETF, lo que permite que alguien se encargue de tomar las decisiones por usted.

Dentro del rubro de las biotecnologías hay dos opciones que funcionan muy bien.  El SPDR S & P Biotech ETF , por ejemplo,  ha devuelto un promedio del 9,7% anual desde su creación en el año 2006 y tiene una relación nominal de gasto bruto de 0,35%. El fondo tiene un ratio de gasto neto del 0,35% y ha regresado el 55% de los accionistas en tan sólo los 15 meses desde su estreno. A diferencia de la ETF SPDR S & P Biotech, el Market Vectors ETF Biotech está más centrado en un menor número de empresas. 

Para obtener mayor información, no deje de suscribirse a la revista InversorGlobal, haciendo click acá.

 

Deja tu respuesta