Netflix y su buen momento

Las acciones de Netflix subieron un 25%, a US$ 218 en las operaciones después del cierre del mercado, luego de que difundieran el balance corporativo, lo cual muchos concluyen que fue un movimiento generalmente positivo y que cumplió con las expectativas sobre los ingresos que iba a adquirir.

El momento parece ser bueno para Netflix, debido a este conjunto de resultados. Sin embargo, hubo algo que realmente llamó la atención a uno de los analistas del portal de internet de finanzas personales y economía, Seeking Alpha.

Tiene que ver con la guía de suscriptores del segundo trimestre de 2013.

Como ya se había comentado el trimestre y el año pasado, por lo general  se espera que las adiciones netas del segundo trimestre sean inferiores a las del mismo período del año anterior, debido a un aumento de la estacionalidad de la ganancia neta. En este segundo trimestre que viene, se incluirá la serie de televisión Arrested Development, así como otros nuevos contenidos, por lo que los expertos esperan ver una ganancia neta ligeramente más alta que lo que logró en el mismo lapso de tiempo de hace un año.

La razón por la que esto es tan llamativo es que el segundo trimestre de 2012 fue horrible desde el punto de vista del abonado.

Según los números de la propia Netflix, en ese período añadió 0,53 millones de abonados domésticos. Si Netflix superara este número al menos ligeramente, como parece dar a entender, representaría una enorme caída de US$ 2,03 millones con respecto al trimestre actual. Si bien se puede culpar a la estacionalidad, como lo está haciendo Netflix, esto no parece ser el tipo de desarrollo por el cual se puede celebrar una ganancia de 25%.

Netflix está obsesionado con afirmar que están por encima de la competencia (Amazon y Hulu), ya que tiene un mayor número de programas que ellos. Mientras que Netflix tenía 200 títulos, Amazon tenía sólo 74.

Entonces, ¿cuál es el problema? El comentario que hace la empresa con relación al número de shows que posee es altamente engañoso, opinan ciertos economistas. En pocas palabras, ellos indican que el número máximo de programas que puede tener el competidor es 200. Para que eso ocurra, no puede haber shows exclusivos de Netflix. Y lo que es peor, otra de las empresas que hacen streaming de video podría hacer algo similar, porque entonces Netflix no tendría esos 200 programas que la competencia sí tendría. Para ellos, esta información difundida por la firma puede ser algo engañosa.

En conclusión, luego de la suba que mostraron las acciones, podría pasar que la tendencia sea efímera y no ser tan exitosa como la plantea la compañía.

 

Deja tu respuesta