Los pasos a seguir con un dólar que no sube

La situación es compleja para los inversores que dependen del dólar, como es el caso del rubro exportador, la principal voz cantante al momento de pedir ayuda. Por ello, y a falta de los lamentos de Ronald Bown, presidente de los Exportadores de Fruta (Asoex), siempre son bien recibidas las lágrimas del Presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas (Asexma), Roberto Fantuzzi, quién señaló a la revistaDinero lo siguiente:

      “El Dólar ha llegado a niveles cercanos a última intervención y si hacemos el reajuste con respecto al año 2011 el Gobierno ya debería haber intervenido. Es inaceptable que siempre se tenga que intervenir cuando ya es tarde, el estado debería proteger a los pequeños exportadores quienes están en la UTI de nuestra economía”.


Siempre es una práctica cuestionable emitir juicios que parezcan objetivos respecto a situaciones que afectan directamente nuestros bolsillos. Si el Banco Central todavía no interviene el mercado saliendo a comprar dólares es porque tiene claro que es imposible que pueda remar contra la corriente, que es en este caso la fortaleza de los fundamentos internacionales. 

Si las tasas de los países desarrollados promedian el 0%, y las de Chile se ubican en 5%, no hay que tener un PhD del MIT para darse cuenta que nuestra economía está inundada de dólares y así se mantendrá por al menos, seis meses más. 

En este escenario, más vale comenzar a buscar cómo beneficiarse de la coyuntura en vez de sentarse a llorar. Además, el Instituto Emisor no necesita aumentar sus reservas internacionales, como fue el caso de 2011, las que actualmente colocan a Chile en una muy agradable posición acreedora.

Este aspecto particular ya lo rescató Diario Financiero en una nota respecto al actual contexto del dólar, donde el director de Econsult RS Capital, Gonzalo Sanhueza indicó:

      “En 2008 y 2011 había mayores argumentos para intervenir el mercado mediante acumulación de reservas. Hoy tenemos niveles de reservas altos y no hay señales de que vaya a haber una crisis financiera internacional. Entonces, no hay ninguna justificación para que el Central intervenga hoy”.
Mala noticia para los exportadores entonces. En esa misma línea, el economista jefe de Banchile Inversiones, Rodrigo Aravena declaró para la misma nota:

      “El Central no debiera acumular reservas dados los niveles actuales. Además, los fondos soberanos y activos del Tesoro Público ascienden a casi US$ 30.000 millones. Sumado a las reservas del Banco Central, asciende a US$ 70.000 millones. O sea, Chile no tiene una posición débil en términos de ahorro”.


Entonces, ¿qué hacer con los dólares?

Así las cosas, al parecer lo importante en este momento es buscar soluciones inteligentes más que seguir pidiendo que otros vengan a socorrer. Para los exportadores hace tiempo que existe una, llamada contratos forward, y que tiene por objetivo cubrir las fluctuaciones del tipo de cambio, estableciendo un precio fijo para el negocio. 

No obstante, es conocido que a este sector de la economía chilena le gusta apostar y después reclamar, que adelantarse a la situación y tomar resguardos, lo que claramente tiene un costo. Pero no hay que alarmarse, no todos pertenecen a este grupo, particularmente sólo los ligados al sector agrícola.

Mientras tanto, para una persona que de alguna forma recibe flujos en dólares, las soluciones al problema no parecen muchas. Si tiene ingresos en dólares y costos en pesos, intente regular sus costos, ya que buscar aumentar los ingresos no resolverá la tendencia inicial si es que esta se profundiza.

SACANDO PROVECHO

Otra cosa es ahorrar e invertir en dólares, ya sean depósitos a plazo o fondos mutuos en moneda extranjera, pero siempre a mediano o largo plazo. La impresora de billetes estadounidense en algún momento deberá quedarse sin tinta, pero no será pronto.

Lo último, con los dólares de los que se haga puede buscar adquirir activos reales o invertir en CFD (contratos por diferencia, que se favorecen de las diferencias entre los precios). Esto lo puede proveer de mayor estabilidad o –en un escenario pesimista- que al menos no se desinflen tan rápido con los billetes verdes.

Por último, cualquier opción será más digna que sentarse y llorar.

Buen fin de semana, 

Carlos.

PD: Desde ayer se encuentra disponible en la plataforma Premium de IGDigital, el número de abril de revista Inversor Global Chile. En esta ocasión, no se pierda un completo reportaje sobre activos de riesgo y en la sección Chile, sepa cómo invierten las AFP y conozca todos los secretos del mercado local de Forex. Además, como siempre, incluimos una serie de tips, consejos y datos de que lo ayudarán a proteger y multiplicar sus ahorros. 

Si no está suscrito a la revista Inversor Global, puede hacerlo a través de un click acá.

Deja tu respuesta