Lo que algunos harán en 33 años, otros tardan sólo un mes

Inversor Global Chile

“El león fue de caza una vez, junto al zorro, el chacal y el lobo. Cazaban y cazaban hasta que al final sorprendieron a un ciervo. Luego vino la cuestión de cómo debía dividirse el botín. ‘Dividan la presa en cuatro’, rugió el león, por lo que los otros animales trozaron la presa en cuatro partes.

Entonces el león se colocó delante de la presa y anunció: ‘El primer cuarto es para mí en mi calidad de rey de las bestias; el segundo es mío en mi calidad de árbitro de la distribución; otra parte es mía por haber participado en la caza; y con respecto al último cuarto…bueno, me gustaría saber quién de vosotros se atreve a poner una pata en ella.”

Con esta fábula de Esopo, “La Parte del León”, los economistas de la Universidad de Chile Ramón López, Eugenio Figueroa y Pablo Gutiérrez titularon su estudio acerca de la participación de los “súper ricos” en el ingreso de Chile, el que arrojó que “una pequeña minoría (del país), los denominados súper ricos, se llevan realmente la ‘parte del león’”.

Por ejemplo, el estudio destaca que el ingreso per cápita mensual de las 1.200 personas más ricas de Chile es simplemente “estratosférico”, alcanzando los USD 900 mil mensuales, casi USD 10 millones al año. Este monto es alrededor de 3.000 veces mayor que el ingreso promedio del 80% más pobre de la población.

En detalle, considerando las utilidades no distribuidas, pero no las ganancias de capital, se registra que el 2012, casi un tercio (31,1%) del ingreso de Chile fue captado por sólo el 1% más acaudalado de la población, mientras que el 68,9% restante se repartió entre el 99% del resto de los chilenos.

No obstante, sólo la participación del 0,1% más rico de Chile fue en promedio de 19,9% para el periodo estudiado (2005-2010). Y si esto llega a parecer excesivo, el 0,01% más acaudalado acaparó el 11,5% del ingreso total.

CHILE Y EL RESTO DEL MUNDO

Con el objetivo de comprar la situación de los súper ricos chilenos con sus pares de otros países, se debe considerar en el cálculo las ganancias de capital. Con ello, el 1% más rico de Chile recibe 2,6% veces más dinero que lo que recibe en promedio el 1% más acaudalado de los otros países comparables bajo esta metodología: Suecia, España, Japón, Alemania, Canadá y Estados Unidos.

El estudio rescata que, en términos internacionales, “éstas son las más altas participaciones que se conocen. Aun excluyendo ganancias de capital o utilidades retenidas, la participación del 1% más rico es la más alta registrada dentro de una lista mucho más amplia de alrededor de 25 países para los cuales esto se ha medido”.

Lo único que queda por decir tras estas cifras, es que todavía en Chile falta mucho que avanzar en términos de distribución del ingreso.

En ese sentido, si no se está en ese exclusivo 1%, es importante analizar la forma –y tomar acciones al respecto- para maximizar los ingresos de los cuales se dispone. Ver la forma de generar un excedente mensual que pueda ser destinado a armar un fondo de inversiones puede ser la mejor manera de acercarnos a “la parte alta de la tabla”.

Para conocer todos los secretos, click acá

Deja tu respuesta