Las referencias que siguen todos los inversores

Warren Buffett, referente de inversoresSi bien el fanatismo por las redes sociales se ha instaurado hace apenas un lustro, el concepto de “seguidores” no es algo novedoso que ha emergido con estos desarrollos tecnológicos.

En virtud de la verdad, en el ámbito de las inversiones y el manejo de las finanzas personales, muchas personalidades tienen una innumerable cantidad de “seguidores”, ya sea de manera explícita o implícita, por su capacidad de influencia sobre las expectativas de los inversores que participan en las Bolsas globales.

Con el correr del tiempo, y a pesar de que los mercados se han vuelto más profesionalizados, con una mayor preponderancia del factor tecnológico por sobre el factor humano, estos referentes todavía siguen siendo casos emblemáticos a considerar y, en más de una ocasión, generar puntos de inflexiones sobre la trayectoria del precio de un activo.

Considerando esto, avancemos con el “top three” de los gurúes de Wall Street…

WARREN BUFFETT

Este reconocido inversor, denominado el Oráculo de Omaha, es quizás una de las personalidades más populares de las Bolsas estadounidenses. Buffett es el CEO de Berkshire Hathaway, un holding de US$ 176 mil millones que tiene una gran cantidad de participaciones en empresas de diferentes rubros.

“Siempre compro acciones de una empresa que tiene una estructura de producción simple y fácil de entender”, es la frase de cabecera del multimillonario.

Los últimos dos movimientos recientes de Buffett, que a su vez son los más recordados por los inversores y que han permitido grandes ganancias a quienes lo han imitado, son:

1-          En medio de la crisis económica estadounidense -cuando este país coqueteaba con una gran depresión en 2009-, Warren dio un voto de confianza a la recuperación y señaló que estaba comprando acciones a un precio ridículamente bajo. Desde ese momento a la fecha, el índice S&P 500 subió más de 80%.

2-          El 25 de agosto de 2011, cuando Bank of America estaba a punto de quebrar, Warren Buffett compró acciones de la entidad por US$ 5.000. El resultado se expresa en el siguiente gráfico:

grafico nombre

GEORGE SOROS

Este multimillonario de origen húngaro-estadounidense llegó a la fama por haberle torcido el brazo al Banco Central de Inglaterra en 1992 apostando fuertemente contra el valor de la libra esterlina.

A partir de allí, esta personalidad -con una fortuna valuada en US$ 22.000 millones- se convirtió, sin dudas, en una referencia que los inversores no pueden dejar de escuchar.

En la actualidad, éstas son sus dos estrategias más importantes a considerar:

1-          Respecto del último plan de emisión de billetes del Banco Central de Japón, que planea duplicar la base monetaria en dos años, señaló que puede esconder un gran riesgo para el yen, acelerando masivamente su pérdida de valor si los propios japoneses comienzan a desprenderse de esa moneda (¿Soros quiere decir que todavía será buen negocio ir “short” contra el yen?).

2-          El viernes último, la Securities and Exchange Commission (SEC) informó que George Soros compró 17,4 millones de acciones en la deprimida cadena de tiendas minoristas JC Penney, lo que equivale al 7,9% del capital social de la firma. La acción, que acumulaba una pérdida de 22% en el año, subió en un solo día 11,5% y parece ir por más…

BILL GROSS

Se trata de la cara visible y el “cerebro” de PIMCO, la principal administradora global de bonos. Su familia de fondos mutuos es receptora de fondos de los principales inversores del mundo, ya sea institucionales o minoristas.

Es una voz autorizada para hablar de inversiones e incluso se animó recientemente a “desafiar” a Warren Buffett, señalando que “no es un buen inversor”.

Una de las influencias más importantes de Bill Gross es sobre los bonos del Tesoro estadounidense, donde PIMCO es el inversor de mayor tamaño del mercado.

Hace poco, Gross señaló que veía una buena oportunidad de compra en los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años a partir del programa de emisión monetaria anunciado en Japón. El razonamiento implicaba que los japoneses comenzarán a desprenderse de los bonos japoneses, que rinden 0,6% anual, y fluirán hacia los bonos del Tesoro estadounidense, con un retorno de cerca de 1,7%.

Desde esta declaración, el 9 de abril pasado, la tasa de rendimiento del bono estadounidense a 10 años pasó de 1,7% a 1,64% -lo que tiene como contrapartida una suba en el precio- dando lugar a la visión de Bill Gross.

La pregunta es si esto se sostendrá en el mediano plazo.

Como observamos, estos gurúes siguen teniendo una influencia significativa sobre el precio de los activos. Sin embargo, sus predicciones no son infalibles ni mucho menos.

El inversor debe escuchar atentamente, procesar la información y, luego, tomar una decisión. Imitar los movimientos de los multimillonarios con una parte pequeña del portafolio puede ser una buena idea, pero la mejor estrategia es alinear los activos donde se invierte con el perfil inversor de cada uno.

Allí, la probabilidad de obtener una mejor relación riesgo-retorno es mucho más elevada y el puntapié inicial para lograrlo es a partir de la adquisición de conocimiento.

Desde InversorGlobal le brindamos todas las herramientas disponibles para tal fin. Puede descubrirlas, haciendo click aquí.

Un saludo.

Diego

Deja tu respuesta