La realidad siempre supera a la ficción

Federico Tessore

La realidad siempre supera a la ficción. Y esta semana que pasó en la Argentina es una fiel prueba de ello. Imagine si un año y medio atrás, desde este newsletter semanal, le dijera que en breve iba a pasar lo siguiente en nuestro país:

– El Gobierno iba a intentar apoderarse de la justicia, controlarla totalmente, aduciendo que la estaba “democratizando” para todos y todas… y la Corte Suprema de Justicia iba a amenazar con la renuncia unánime, mientras en el Congreso de la Nación sólo se escuchaban insultos de uno y otro lado; y había botellas y vasos voladores.

– Nuestro Ministro de Economía no iba a poder contestar una simple pregunta sobre la inflación en la Argentina y luego de ponerse nervioso, balbucear palabras inentendibles y levantarse de la mesa, cerrar la entrevista con un infantil “me quiero ir”… y eso que la periodista griega dominaba muy poco el español…

– No se iba a poder comprar dólares en forma oficial en la Argentina, sólo se podría hacer a través de un mercado “paralelo” y el dólar iba a subir 120%, pasando de $ 4,20 a $ 9,20…

– Se iban a conocer terribles casos de corrupción que involucraban directamente a la familia Presidencial, casos de maniobras de lavado de dinero y asignación de obras públicas por más de $ 4.000 millones al mejor amigo de la familia…

– Una nueva ley de Mercado de Capitales que habilitaría al Gobierno a intervenir cualquier empresa que cotice en la Bolsa de Buenos Aires y a partir de esto el Presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejando Vanoli, y el Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, amenazarían a Clarín con la intervención directa del grupo, amenazando uno de los únicos medios de comunicación que quedan independientes del Estado.

– En Venezuela iba a morir Hugo Chávez, pero su sucesor iba a ganar las elecciones por fraude, amenazando con prisión al indefenso candidato de la oposición que buscó apoyo en la comunidad de países de América Latina y que no lo consiguió.


Me temo que me iba a tratar de loco (mejor dicho de “golpista”, como está tan de moda en la actualidad…) y seguramente iba a cancelar la suscripción a nuestronewsletter semanal de inversiones. Pero nuestra función es ser creativos, pensar distinto y con independencia lo que se viene en la Argentina y en el mundo, y luego transmitirlo sin miedo y en forma clara a todos nuestros lectores. 

Por ello, me permito hacer un mea culpa. Nuestro informe que publicamos en septiembre de 2011 y que llamamos “El Fin de la Argentina” se quedó corto. Y mucho.

Es cierto que nosotros anunciamos el fin de la Argentina como la conocíamos hasta el momento. Y eso se está dando con creces. También es cierto que adelantamos la prohibición de compra de dólares y la devaluación. Pero imaginar algunas de las otras cosas que le mencioné unos renglones arriba nos resultó un tanto difícil…

Perdón, intentaremos hacer nuestro trabajo un poco mejor la próxima vez. ¿Tal vez es una buena idea estudiar menos de economía e inversiones y poner más foco en cómo las dictaduras totalitarias se fueron imponiendo gradualmente en sus territorios? Puede llegar a ser una buena idea, quién sabe….

Y mientras la decadencia del país toma cada vez más forma, los indicadores económicos son cada vez más claros. Según la consultora AMF, en el segundo semestre de 2012 la Argentina recibió sólo el 0,2% de los flujos de inversión que se destinaron a América Latina. Es decir, casi nadie invirtió en la Argentina. Ya no estamos muy lejos de países como Brasil o México, ahora ya estamos muy lejos de países como Perú o Colombia. A años luz. Estos países reciben cada vez más inversiones de un mundo en búsqueda de alternativas de inversión y la Argentina casi no recibe ninguna.

¿Cómo va a crecer nuestra economía en los próximos años si absolutamente nadie quiere invertir en el país? ¿Ni los argentinos ni los extranjeros? ¿Cómo se va a generar empleo y progreso en este contexto?

No hay forma de lograrlo mientras el Gobierno siga por esta línea. Ningún país del mundo lo pudo hacer, tampoco lo podrá hacer la Argentina.

Ante este escenario, uno se pregunta: ¿qué planea el Estado con estas políticas? ¿Cuál es el plan “maestro” de nuestros Gobernantes para llevar adelante el país dos años más?

Es difícil saberlo. Está claro que no le interesa el mundo, no le interesa analizar cómo crecen otros países del mundo y tratar de hacer lo mismo. 

Bueno, en realidad sí le interesa analizar qué hacen los Gobiernos de otros países, aunque no justamente los que crecen y progresan. No necesariamente los Gobiernos de países libres y prósperos. Sí le interesa analizar cómo los Estados de Venezuela y Cuba hacen para subsistir y perpetuarse en el poder por muchas décadas y están aplicando exactamente las mismas recetas.

Hasta el momento nadie en la Argentina los pudo detener. Ni la oposición, ni la justicia, ni las marchas, ni los medios, ni las denuncias. Hasta se puede decir que una buena parte de la población apoya este patrón de políticas. ¿La mayoría? No está tan claro. Sí está claro que aún hay batallas por venir. Pero cada vez son menos las posibilidades para detener esta locura.

Mientras, los inversores argentinos, ahora más que nunca, protegen su capital y su patrimonio, como declaraba una de las personas más acaudaladas del país al diario La Nación en el día de ayer:

      En diálogo con LA NACION, Miguel Madanes ratificó la información antes mencionada y explicó los motivos de las operaciones offshore: “Es para tener un resguardo de los exabruptos que pueden tener las acciones del Gobierno. Por eso, quiero preservar un pedazo de mi patrimonio afuera del país. Si hay ventajas fiscales [con respecto a operar en la Argentina], me preocupa menos. Esencialmente es un resguardo de mi capital”.

      “Fui accionista de Aluar, Fate y Telefé, entre otros emprendimientos. Ese dinero proviene de mi actividad empresarial”, explicó Madanes.

      De acuerdo al expediente judicial de Nueva York, el imperio offshore que manejaban los Madanes se completa con cuatro sociedades anónimas en Panamá, tres firmas y un fideicomiso en Islas Vírgenes, una sociedad en la Isla Man, tres en Bahamas y dos en Islas Cook.


Sí, es cierto, la inversión offshore tiene mala prensa; especialmente porque es un sistema que usan los corruptos para esconder su dinero mal habido. Pero si usted ganó su dinero en forma legal y honrada, ¿por qué no protegerse también? Como menciona Madanes en la nota: el objetivo no pasa a ser “no pagar impuestos” al realizar una inversión en el exterior, eso pasa a ser irrelevante en este contexto. El único objetivo es que no le roben su dinero. Que el Estado no le robe su futuro y el de su familia.

Tenga muy en claro que si el Gobierno kirchnerista sigue adelante con su plan de destrucción de la República Argentina, ningún activo de este país valdrá absolutamente nada. ¿O usted conoce acciones venezolanas o cubanas que hayan subido de valor en la última década? ¿O escuchó hablar de un mercado inmobiliario pujante en esos países? ¿O usted invertiría en la moneda cubana o venezolana en vez del dólar o el oro?

Estamos ante dos escenarios extremos. B

lanco o negro. O el país se convierte en Venezuela o Cuba -y tenemos por delante varias décadas de disminución y decadencia del valor de los activos argentinos. O el país entra en una fuerte crisis como consecuencia de que se logró detener el avance kirchnerista sobre la Constitución. 

Y si esto último pasa, al principio el panorama no será muy amigable. Tendremos que afrontar una terrible crisis, tal vez peor que la del año 2002. Pero luego, como toda crisis, vendrá un período de extraordinaria recuperación. Es decir, primero una fuerte baja y luego una fuertísima suba…

En ambos casos la necesidad de tener dinero líquido fuera del riesgo argentino es fundamental para subsistir, en el primer caso, y para hacer el negocio de su vida, en el segundo caso.

Desde InversorGlobal intentaremos alertarlo siempre de lo que se viene y de esta forma ayudarlo a sobrepasar esta “montaña rusa” lo mejor posible. Aunque no lo crea, siempre, inclusive en los peores momentos, hay oportunidades para hacer dinero y multiplicar su patrimonio. En el Reporte de Recomendaciones de InversiónCrisis & Oportunidad le acercamos todas las semanas las mejores oportunidades. Si aún no es suscriptor, hágalo ahora mismo aquí

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore.
Para InversorGlobal Argentina.

Comments 4

  1. Pedro
  2. Pedro
  3. Federico Tessore
  4. Federico Tessore

Deja tu respuesta