La mejor manera de comprar plata

Esta clase de activo está diseñada para proteger contra la inflación y la ambigüedad en los mercados, factores que los vuelven atractivos para los inversores. Como tal, el oro, la plata, el platino y el paladio se han convertido en posiciones importantes de las carteras de inversiones.

Los ETFs han permitido también a los  pequeños los inversores acceder a estos metales, pero hay voces que indican que lo mejor es tenerlos de forma física, en una bóveda del banco o una caja fuerte. Entonces, ¿cuál es la mejor opción?

Diga sí a los ETFs

Según indica el portal web financiero Investopedia, el ETF iShares Silver Trust (SLV) ha hecho que sea fácil para los inversores minoristas poder aprovechar el mercado de la plata. Sin embargo, hay un montón de pros y contras que van junto con esa decisión, en lugar de comprar lingotes de plata física.

A diferencia del oro, que se considera como un depósito de valor, la plata tiene muchos usos industriales. Esta demanda hace que los precios se muevan un poco más que los del oro. Debido a esto, los ETFs podrían ser una mejor opción en comparación con lingotes físicos, ya que se pueden vender fácilmente si los inversores creen que los precios son demasiado movedizos.

Luego están los costos a considerar. Comprar lingotes físicos, de cualquier metal precioso, viene con costos adicionales que los inversores pueden pasar por alto. En primer lugar, los inversores pagan entre un 10% y un 20% en comisiones para adquirir monedas de plata y lingotes.

También hay que considerar los costos de almacenamiento. Las cajas de seguridad y los bancos pueden cobrar un promedio de 40 dólares o más al mes, y comprar una caja fuerte en casa puede costar unos miles de dólares, dependiendo del tamaño. Éstas son sólo algunas razones por las que los inversores eligen un ETF de plata.

No descarte los lingotes

No obstante, los inversores no deberían apresurarse a ignorar los beneficios de ser dueño de lingotes. Cuando usted adquiere uno de estos, la plata es suya. Si ocurre una tragedia financiera en la Bolsa de Nueva York, los ETFs sufrirán el golpe. Una de las razones por las que los inversores eligen los metales preciosos es por la seguridad que otorgan.

En resumen, para los inversores que buscan obtener acceso al mercado de la plata, ambas alternativas -poseer el metal de forma física o comprar el ETF- tiene sus pros y sus contras. Básicamente, todo se reduce a lo que está buscando: si usted como inversor busca algo fácil e inmediato en cuanto a este metal precioso, los ETFs pueden ser la mejor opción. Sin embargo, si una persona realmente cree que el sistema financiero se va a derrumbar, la plata física es la alternativa ideal. Tal vez ser dueño de ambos sería la medida más prudente.

Si usted quiere más información acerca de cómo capitalizar sus ahorros le sugiero suscribirse a la revista InversorGlobal.

Comments 8

  1. emanuel
  2. emanuel

Deja tu respuesta