Inversiones en tiempos de fuga

Cerca de 12.000 mil millones de dólares salieron del sistema financiero local en 2012. Es decir que los argentinos guardaron en el colchón unos 1000 millones de dólares por mes durante todo el año pasado. En total, el dinero que se encuentra fuera del sistema bancario asciende a 170.737 millones de dólares, según datos oficiales del INDEC.

La cifra es llamativa porque representa el 40% del PBI nacional y cuadriplica las reservas del Banco Central, ubicadas por debajo de 40 mil millones de dólares. En su  último informe macroeconómico,  esta entidad dio a conocer que desde 2001, las divisas norteamericanas que se filtraron del sistema financiero local se incrementaron en casi 90 mil millones.

Según una nota publicada esta mañana en el diario Clarín, si bien el cepo cambiario implementado a fines de 2011 pareció desacelerar la fuga, no alcanzó para detenerla completamente. Muchos argentinos temerosos de que pueda ocurrir un nuevo “corralito” comenzaron a retirar sus dólares de los bancos y enviarlos al exterior.

Jorge Gaggero, del centro de estudios CEFID-AR, sostiene que  “los stocks de activos fuera de la economía nacional podrían equivaler a 20 años de ahorro del país, en vez de los 8 años hasta ahora supuestos”.

Diego Martínez Burzaco, economista jefe de InversorGlobal, explica: “El hecho que la gente tenga los dólares bajo el colchón es la consecuencia de un incremento de la desconfianza del rumbo económico, la elevada inflación, la escases de dólares y el enrarecimiento del clima de inversiones”.

Las medidas restrictivas del mercado local y la incertidumbre a la hora de realizar inversiones a largo plazo tampoco cooperan para que el dinero de los ahorristas permanezca en el país. “Todo esto conlleva a estar en una posición defensiva y resguardar los ahorros en una moneda que siempre ha salido fortalecida en momentos de crisis económicas argentinas”, dice.

Sin embargo, “tener los dólares atesorados en el colchón no es una solución a largo plazo, ya que el liderazgo de esta moneda también está siendo replanteado a nivel global y eso puede implicar perder valor en el futuro”, señala el economista. “Lo ideal es tratar de invertir dichos dólares en activos financieros que den un rendimiento y cuyo riesgo esté alineado al perfil de cada inversor.”

En Argentina, hoy esto es imposible, dadas las condiciones del mercado local, pero en el exterior si encontramos oportunidades atractivas como en acciones, bonos o ETFS.

Para conocer éstas y otras alternativas de inversión segura lo invitamos a suscribirse a InversorGlobal, haciendo click acá.

Deja tu respuesta