El blue y una Semana no tan Santa

“Si no podés contra ese mercado, congelalo”, parecería ser la postura del Gobierno. En noviembre de 2011, cuando la cuenta del combustible importado crecía y la fuga de capital no daba tregua, el Ejecutivo instauró el tan mentado cepo cambiario. 

Los parches posteriores intentaron poner tope a las filtraciones que esta medida presentaba. 

Como era de esperarse, bloqueado el oficial, el mercado paralelo comenzó a ganar espacio en los titulares de los principales medios. Se sigue la cotización como al estado del tiempo. 

De cierta manera, el Gobierno permitió que un mercado marginal (transa volúmenes bajos) se transformara en una de las preocupaciones de los argentinos. 

En los últimos días, esta novela tuvo capítulos inesperados. Según filtró la prensa, el viernes 22, el “supersecretario” Guillermo Moreno pidió a los grandes cambistas informales que no hagan transacciones en el blue por 10 días. Mito o realidad, lo cierto es que la semana pasada casi ni se registraron operaciones. Según comentan en la city, el volumen diario cayó de US$ 40 millones a US$ 20 millones. Las cotizaciones retrocedieron abruptamente, desde el pico de $ 8,75 registrado el mes pasado. No es raro, se trata de un mercado congelado.

PARA CUANDO LEA ESTA COLUMNA, POSIBLEMENTE ALGO HAYA CAMBIADO…

Le soy honesto. Este artículo lo escribí con una semana de anticipación, debido al fin de semana largo. Usted lo sabe mejor que yo; una semana en la Argentina equivale a un mes en otro país. Los cambios de marcha y de política tienen una frecuencia que no se ve en otros lugares. Todo sucede muy rápido y generalmente -me incluyo- nos tomamos poco tiempo para rever la historia reciente y aprender de ella. 

Aprovechando esta circunstancia, le propongo un juego. En el momento en el que escribo esta columna (martes 26 de marzo), la voz del mercado dice que Moreno pidió estos días de tregua cambiaria blue para que el Gobierno tenga tiempo de elucubrar medidas supuestamente de fondo referidas a la situación cambiaria. 

Leyendo esto usted, hoy martes, podrá ver si algo cambió. Le entrego el dato y lo invito a que le hagamos seguimiento juntos. 

¿Habrá cambiado algo o será simplemente un globo sonda que lanzó el Gobierno para ver cómo lo tomaba el mercado? Usted hoy ya tiene la respuesta.

De cualquier manera, antes de despedirme, le dejo información clave sobre la situación del dólar en Argentina para que tenga todas las piezas del puzle. 

LO QUE USTED DEBE CONSIDERAR

Últimamente, las comparaciones entre la economía argentina y la venezolana han sido frecuentes en los medios. Yo mismo lo he hecho en más de una ocasión. Sin embargo, acá vale la pena hacer una aclaración. El grueso de los dólares que entran al país por concepto comercialización de bienes y servicios está vinculado al sector privado. En Venezuela -país con bajo nivel de intercambio de servicios- un 96% de las exportaciones refieren a petróleo comercializado por la estatal PDVSA.

De acuerdo con un informe de la Fundación Mediterránea “Un problema central que tiene Argentina es la creciente distorsión de precios relativos (tomando como referencia el set de precios relativos de países comparables) y la brecha cambiaria acentúa ese problema, haciendo que los incentivos de precios estén cada vez más alejados de la producción y de la inversión y cada vez más conectados a los arbitrajes de todo pelaje. La brecha entre el tipo de cambio no oficial y el “dólar soja” (neto de retenciones) ya es largamente superior al 100 por ciento, para citar sólo un ejemplo”. 

El comercio exterior sufrió un deterioro considerable en los últimos tiempos, como podrá apreciar en el gráfico a continuación. 

grafico nombre

“En la medida en que las reservas del Banco Central no logren repuntar, cabe  esperar diferentes ensayos en procura de evitar la sangría de divisas. Desde la aceleración de la devaluación en el tipo de cambio oficial hasta distintas variantes de desdoblamiento cambiario (dólar turístico, etc)”, agrega el estudio de la fundación. 

Nos encontramos el martes que viene para ver otro capítulo de la novela del blue.

Saludos cordiales,

Ignacio.

Deja tu respuesta