Dólar blue: consecuencias de una Semana no tan Santa

El martes pasado recibió una columna mía un tanto particular. En ella, le propuse realizar un juego. Debido a que tuve que escribir mi artículo con muchos días de anticipación, y hacer pronósticos económicos en Argentina es un arte reservado para pitonisas y tarotistas, preferí entregarle los datos -mejor dicho, los rumores- para que después los verificáramos juntos.

Repasemos. En la nota El blue y una Semana no tan Santa, redactada el martes 26 de marzo, le contaba lo siguiente:

      De cierta manera, el Gobierno permitió que un mercado marginal (transa volúmenes bajos) se transformara en una de las preocupaciones de los argentinos. 

      En los últimos días, esta novela tuvo capítulos inesperados. Según filtró la prensa, el viernes 22, el “supersecretario” Guillermo Moreno pidió a los grandes cambistas informales que no hagan transacciones en el blue por 10 días. Mito o realidad, lo cierto es que la semana pasada casi ni se registraron operaciones. Según comentan en la city, el volumen diario cayó de US$ 40 millones a US$ 20 millones. 

      Las cotizaciones retrocedieron abruptamente, desde el pico de $ 8,75 registrado el mes pasado. No es raro, se trata de un mercado congelado.

      PARA CUANDO LEA ESTA COLUMNA, POSIBLEMENTE ALGO HAYA CAMBIADO…

      Le soy honesto. Este artículo lo escribí con una semana de anticipación, debido al fin de semana largo (Semana Santa). Usted lo sabe mejor que yo; una semana en la Argentina equivale a un mes en otro país. Los cambios de marcha y de política tienen una frecuencia que no se ve en otros lugares. Todo sucede muy rápido y generalmente -me incluyo- nos tomamos poco tiempo para rever la historia reciente y aprender de ella. 

      La voz del mercado dice que Moreno pidió estos días de tregua cambiaria blue para que el Gobierno tenga tiempo de elucubrar medidas supuestamente de fondo referidas a la situación cambiaria.  

      Le entrego el dato y lo invito a que le hagamos seguimiento juntos. ¿Habrá cambiado algo o será simplemente un globo sonda que lanzó el Gobierno para ver cómo lo tomaba el mercado?

DEL RUMOR A LA NOTICIA

Llegó el martes 2 y -como era de esperarse por el feriado- no hubo novedad. Sin embargo, a poco andar el miércoles, los medios empezaron  a hacerse eco de una noticia. El rumor había mutado en datos duros. 

Ámbito Financiero no podía ser más claro con su titular: BCRA lanza caza de brujas en la City contra el “blue”.
 
La idea era clara: reducir la brecha entre el dólar paralelo y el oficial. El diagnóstico del Gobierno era tardío pero correcto. La divisa informal se transformó en un dolor de cabeza para la economía argentina, independientemente de que se trate de un mercado marginal, cuyos volúmenes diarios no mueven el amperímetro.

Su cotización lo tiñe todo, las demandas salariales, las transacciones inmobiliarias y, por supuesto, la inversión extranjera directa.

Independientemente de que el Gobierno haya caído en la cuenta de la gravedad del asunto, el diagnóstico y los respectivos medicamentos no parecen los más adecuados.

Según consignó la prensa especializada, se instruyó a técnicos del Banco Central para que se aceleren los sumarios a las casas de cambio más importantes, en las que según señala se registraron operaciones que violaron la ley de cambio y lavado de dinero. Además se discutió la posibilidad de elevar las multas que se aplican en estos casos y no sólo dirigirlas a las empresas, sino también a los ejecutivos miembro.

Ya el jueves 28 de marzo –apenas dos días después de que yo redactara mi columna y compartiera con usted los rumores- se envió la primera señal al mercado: suspendieron a Carlos Alberto Reynier, titular de París Cambio, e inhabilitaron por un año al vicepresidente de la firma, Jorge Santiago Ramos. La casa de cambios, según fuentes oficiales, habría registrado deficiencias en los boletos cambiarios (comprobantes de compraventa de divisas).

De acuerdo con una nota de Ámbito Financiero, “el castigo generó temor en las principales entidades de la City porque, por primera vez, involucró directamente a ejecutivos de una entidad con esas inhabilitaciones para ejercer sus cargos y con multas de entre $ 300.000 y $ 600.000 que, extrañamente, incluyeron hasta al gerente de una sucursal (Marcelo Gustavo Suárez, de Sarmiento y Reconquista). Pero también porque saben que fue sólo el primer veredicto de una larga lista de sumarios que inició la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (SEFIC), que ya conforman decenas de casas de cambio -con sus principales ejecutivos involucrados- que fueron investigadas en las últimas semanas en este contexto de corrida cambiaria en el mercado informal”.

LA OTRA PATA

Con la idea de acortar una brecha que por estos días se ubica en torno al 63%, la otra pata del plan tiene que ver con la tasa de interés. Se filtró que la entidad monetaria dispondría una pequeña alza que intentaría aspirar parte de los pesos excedentes que muchas veces terminan en el kiosco de los arbolitos. 

Le reitero mis sensaciones. Esta batería de medidas micro ataca los síntomas, pero no la enfermedad. Debajo se acumula la tierra: una inflación que elimina a los plazos fijos como opción de ahorro, un cepo que anuló al mercado cambiario, dificultades para manejar la balanza comercial producto de la importación de más de US$ 10 mil millones en combustible por año y un ahorrista argentino que no sabe a qué instrumento recurrir para evitar que su capital se deteriore año a año. 

Lo invito a seguir conmigo los capítulos de esta novela.

Continuaremos analizando los datos, las cifras y las noticias, incluso antes de que se materialicen y floten por el mercado en calidad de rumor. 

Saludos cordiales,

Ignacio.

Comments 18

  1. JT
    • rec2725
      • JT
        • rec2725
          • JT
          • rec2725
          • JT
          • rec2725
          • JT
  2. JT
    • rec2725
      • JT
        • rec2725
          • JT
          • rec2725
          • JT
          • rec2725
          • JT

Deja tu respuesta