Conozca al “Steve Jobs” de Samsung

Todos saben quién fue Steve Jobs, Co fundador de Apple, que se convirtió en una celebridad luego de su muerte en 2011, algo bastante inusual para un empresario del mundo de la tecnología. Jobs logró ser considerado como un visionario a partir de la creación de una serie de productos innovadores.

Mientras tanto, Samsung surgió como una verdadera amenaza para la empresa de la manzanita. Su éxito indiscutible en el mercado de los smartphones está basado en una estrategia con múltiples frentes, que incluye la imitación de productos, la eficiencia operativa y un presupuesto desorbitante de marketing.

Detrás de todo esto se encuentra Lee Kun-hee, un visionario que dirige la expansión empresarial que Samsung ha encarado en los últimos  25 años. Desde que Lee se convirtió en presidente de la compañía, sus ingresos totales se multiplicaron 39 veces, y la empresa se transformó en el conglomerado más grande de la electrónica a nivel mundial.

El ejecutivo implementó una cultura corporativa basada en mantener a Samsung en perpetuo estado de crisis, aún en los momentos más exitosos. Así, la empresa se defiende de la tendencia de caer en la complacencia y evita dormirse en los laureles.

El plan de transformación que diseñó apuntaba a aprender de la industria de adentro hacia afuera: primero, convertirse en un proveedor dispuesto a dedicar los gastos de capital para construir infraestructura y recién después, crecer en el mercado para poder competir.

Según reveló el sitio especializado The Motley Fool, el crecimiento de Samsung en materia de teléfonos inteligentes es sólo el ejemplo más reciente. Esta misma estrategia ya fue ejecutada en los LCD, televisores, memorias flash y discos duros.

Lee instó a sus ejecutivos “a cambiar todo, menos de esposa e hijos”. Sus enseñanzas fueron transcriptas en un libro de 200 páginas que se les entrega a todos los empleados de Samsung. Además, Lee dio aproximadamente 350 horas de conferencias, que fueron grabadas y se reproducen por altavoces dentro de la compañía.

La admiración que Lee despierta entre sus empleados es comparable con la lealtad que Steve Jobs generaba en los de Apple. Ambos empresarios también comparten el hecho de estar vinculados con escándalos corporativos.

Lee fue declarado culpable de malversación y evasión de impuestos en 2008. Whistleblower Kim Yong-chul, ex asesor legal de Samsung, también  detalla cómo la compañía mantiene un US$ 200 millones de “caja negra”, cuyo objetivo principal era para sobornar a funcionarios públicos. En un libro publicado en 2010 , Kim afirmó que Lee había malversado más de US$ 9 mil millones de Samsung y sus subsidiarias.

Bajo la dirección de Lee, Samsung logró convertirse en una fuerza global digna de tener en cuenta. Si bien su mandato se ha visto empañado por numerosos escándalos corporativos, también se ha caracterizado por un crecimiento increíble.

En 2012, Samsung se convirtió en proveedor número 1 de  teléfonos inteligentes. Con Android, desempeñó un papel fundamental en la proliferación de Google, ya que supo llegar a los mercados emergentes, donde Apple siempre tuvo dificultades para desarrollarse.

Deja tu respuesta