Apple y un futuro incierto para los inversores

Hay dudas en los pasillos donde se encuentran todo tipo de inversores. Aún no saben si mantener las acciones de la firma tecnológica o si deberían venderlas, ahora que están en un espiral descendente.

Según relata un artículo de Steven Russolillo, en el diario The Wall Street Journal, grandes y pequeños inversores lidian con lo que podría ser un punto de inflexión para Apple. A los ojos de muchos gestores de fondos, la reciente caída podría marcar la transformación de Apple de ser una acción de rápido crecimiento (considerada de riesgo pero cuyas perspectivas de expansión podrían llevar a grandes ganancias) a un título de bajo precio en relación a sus ganancias o valor contable (una estrategia conocida como “value investing” a la que tanto hace referencia el Oráculo de Omaha, Warren Buffett) y que ofrece pagos regulares como dividendos.

“La acción de Apple ha sido un poco desconcertante desde una perspectiva de definición, pero sin dudas parece estar atravesando una transición desde acción de crecimiento a acción de bajo precio”, afirmó un analista tecnológico consultado por el diario estadounidense.

La situación de los títulos es ya conocida por todos. Los papeles han bajado alrededor de 28% desde su cierre máximo de 702 dólares (en septiembre de 2012). A finales de enero la acción cayó por debajo de los 500 dólares, y aunque logró remontar en febrero, para el tercer mes del año el título quedó nuevamente entre los 430 y los 440 dólares.

Ésta es la razón por la cual muchos inversionistas están tratando de tomar la decisión más apropiada: si comprar o vender las acciones.

Aquéllos que están interesados en un aumento en el precio de las acciones pueden estar descartando la posibilidad de comprarlas, debido a que no hay certeza de que la firma mantenga el ritmo de expansión. La empresa de por sí ya es muy grande. Según el artículo de The Wall Street Journal, se prevé que los ingresos superarán los 190.000 millones de dólares en el año fiscal que culmina en octubre. Igualmente, el interés se ha perdido porque se ha evidenciado últimamente que Apple no es lo suficientemente barata, a pesar de que su relación precio/ganancia es de apenas 10 veces.

Esto, sumado a los inconvenientes que ha tenido Apple en los últimos días (Estados Unidos le negó la patente del iPad mini y una firma china demandó a la compañía por violar su propiedad intelectual con el sistema Siri para los teléfonos inteligentes); más los temores de una desaceleración de las ventas de sus productos más populares; y la incertidumbre que hay sobre su capacidad de innovar y estar a la delantera en cuanto a dispositivos con gran diseño y tecnología, hacen que los inversores estén dubitativos.

Quizás el precio del título no vuelva a tocar las altas cifras que mostró el año pasado. Y aunque esto pueda ahuyentar a quienes quieren que la acción se eleve como ocurrió en un tiempo pasado, otros podrían ver las ventajas que traería Apple en el futuro.

Comments 2

  1. Patricio B
  2. Patricio B

Deja tu respuesta