YPF, ¿cómo ven a la petrolera en el exterior?

La compañía se había estrellado estrepitosamente en cuanto a su valor, tras la decisión del Gobierno argentino de nacionalizarla al expropiar su porcentaje accionario al dueño mayoritario, Repsol, a principios del año pasado. De acuerdo con una nota del sitio financiero Seeking Alpha, muchos analistas y expertos declararon a la compañía como “dinero muerto”.

Sin embargo, YPF comienza a transitar por un camino de aparente recuperación.

La petrolera estatizada registró un resultado mejor al esperado para el año 2012, con un aumento de los ingresos en 19,5% interanual a US$ 13.400 millones y el EBITDA ajustado que creció 21%, a US$ 3.000 millones.

Pero no todo son buenas noticias. A pesar de estos buenos resultados, los ingresos netos cayeron 12% interanual, a US$ 198 millones. Esta baja en la utilidad neta se atribuyó a una serie de pérdidas de afiliados controlados.

YPF continúa fortaleciendo su balance con efectivo y equivalentes de efectivo que han aumentado 8% interanual, para llegar a US$ 1,9 mil millones. Sin embargo, los indicadores de deuda de la compañía muestran que el balance y la situación financiera no son tan fuertes como otros de sus competidores, tales como Ecopetrol, Chevron, Petrobras y Exxon.

Al final del cuarto trimestre de 2012, YPF tenía una deuda a una tasa EBITDA de 0,81, por debajo del mínimo recomendado, siendo inferior a Ecopetrol (1,4) o Exxon (1,8).

No obstante, la compañía, a pesar de la obtención de nueva deuda a largo plazo para financiar su ambicioso programa de exploración y desarrollo, todavía tiene una deuda a capital contable conservador de 0,09, que es inferior a la de las otras petroleras, con la excepción de Chevron y Exxon. También tiene un sólido flujo de caja operativo, lo que indica que la hoja de balance de YPF está en condiciones de llevar su nivel actual de deuda a corto y largo plazo.

Todo esto indica, según relata el portal Seeking Alpha, que el balance de YPF está mejorando y se espera que la tendencia continúe, a la vez que sigue expandiendo la producción. Pero también pone de manifiesto que existe un mayor grado de riesgo a la inversión en esta empresa que en sus rivales más cercanos.

En su precio de cotización actual, rondando los US$ 15 en la Bolsa de Nueva York, algunos analistas consideran que YPF continúa siendo una atractiva oportunidad de inversión, para aquéllos que son tolerantes con el riesgo y pacientes con los resultados.

La razón por la que lo consideran así es por el mayor grado de riesgo político y económico asociado con la inversión en Argentina. Otros expertos han indicado que la empresa logrará mejorar, ya que es muy importante para el Gobierno argentino que sus planes sean exitosos.

Sólo el tiempo lo dirá…

Deja tu respuesta