Una mirada más profunda sobre el oro

La semana pasada tuve un intenso debate digital con algunos colegas sobre el oro y su comportamiento reciente. A su manera, cada uno intentó encontrar las causas de la actual corrección bajista del metal.

En líneas generales, había dos vertientes bien diferenciadas.

Por un lado, estaban aquéllos que justificaban la caída de los precios del oro como una lógica contrapartida de las mejores condiciones económicas globales. Los inversores tienen más confianza, están dispuestos a correr más riesgo y se desprenden de las tenencias más conservadoras para invertir en acciones.

¡De allí que el oro baja y las Bolsas están en nuevos máximos históricos!, señalaban…

Por el otro lado, aquéllos más afines a tener cierta exposición al metal amarillo indicaban que los fundamentos de largo plazo siguen intactos, con los bancos centrales emitiendo dinero a más no poder y con los problemas económicos estructurales que continúan tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos.

¡En estos precios, somos compradores sin dudas!, concluían…

Debo reconocer que me siento más cómodo con esta última afirmación, aunque mi posición no es tan extrema. Siempre considero oportuno tener una exposición en oro, sobre todo a partir de los precios actuales, aunque nunca un activo debe tener una ponderación del 20% en el total del portafolio de inversiones.

Sin embargo, mi percepción en referencia al oro se basaba sobre la mirada del panorama a nivel global, con un análisis que rozaba lo superficial…

Luego de este debate entendí necesario reforzar algunas de mis intuiciones con datos de la realidad, de manera tal de confirmar mi percepción o, quizás, revisarla.

¿EL DOW JONES CARO Y EL ORO BARATO?

En estos días, la tapa de todos los diarios financieros está dedicada al índice Dow Jones. Dicho indicador ha superado el nivel récord histórico alcanzado en el año 2007 y, por el momento, sigue mostrando una firmeza que hace presagiar que la tendencia alcista podría continuar.

Entre los analistas, el centro del debate pasa por determinar si el índice está caro o barato en estos niveles…

En términos absolutos, es cierto que el Dow Jones está en sus máximos históricos. Sin embargo, una real forma de valuar los índices bursátiles es hacerlo en forma relativa.

¿El Dow Jones está caro o barato respecto a qué?…

Considerando el debate inicial entre la inversión en oro o la inversión en acciones, es que decidí valuar al Dow Jones en términos de oro. A primera impresión, el resultado es asombroso:

grafico nombre
Si consideramos los últimos 33 años, el valor promedio del índice Dow Jones representaba 13,1 onzas de oro. Esta relación alcanzó su máximo en el año 2000, antes de la explosión de las “puntocom”, cuando el Dow Jones era equivalente a 45 onzas de oro.

En la actualidad, el índice de acciones más tradicional de Estados Unidos representa sólo 9,1 onzas de oro al precio actual, lo que supone que, en términos del metal amarillo, las acciones no se encuentran sobrevaluadas sino, por el contrario, subvaluadas.

¿Esto implica que hay que vender oro y comprar acciones?

No hay que apresurarnos. Todos sabemos que el año 2007 ha sido un punto de inflexión para la principal economía mundial tras el estallido del mercado inmobiliario.

Y eso no puede pasarse por alto en el presente análisis, por dos motivos: la percepción del riesgo ha cambiado radicalmente ante el peligro vivido de crisis sistémica y la cantidad de dinero emitido por las autoridades monetarias ha sido extremadamente elevada.

Ambos factores impactan sobre el valor del oro.

Si reducimos el período de análisis -desde 2007 a la fecha-, la conclusión a la que llegamos es distinta a la anterior:

grafico nombre
Como se observa, estamos en presencia de una curva prácticamente plana. Esto nos indica que, considerando el promedio de los últimos cinco años, el Dow Jones estaría “correctamente” valuado en la actualidad, en términos de oro. Mientras que hoy el Dow Jones representa 9,1 onzas de oro, en el último lustro el promedio fue de 9,2 onzas.

Claramente estaríamos ante un punto de indiferencia en la actualidad…

¿Cuál es la mejor estrategia a seguir entonces?

Sin dudas, son tiempos de alta incertidumbre, por lo que la cautela puede ser nuestro mejor aliado. Mantener el equilibrio parece ser una tarea difícil de abordar, pero sería lo más adecuado. 

De todas formas siempre existen indicios que nos pueden llevar a tomar decisiones de inversión de cara a este desafiante panorama. Lo ocurrido en el pasado no garantiza su recurrencia en el futuro, pero quince meses después de que el Dow Jones alcanzó su récord histórico en 2007, el índice sufrió una caída en torno al 50%, mientras que el oro subió un 30% en el mismo período.

Nada asegura una elevada probabilidad de ocurrencia de este evento nuevamente. Son sólo datos estadísticos. O quizás se trate de indicios…

Un saludo.

Diego.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;If you’re looking for tubes of any particular (or approximate) size or type, please write, but you may wish to check my FreeWebs site (link below) to see what I’ve listed thereAs for allegations of players try to fix Hotspot, cricket is a game of egos.hermes kelly
242 with seven home runs and 20 RBIs in 211 at bats.cheap ray bans
At least 50 percent of immigrants today come from Latin America, and they are acculturating much more slowly than prior immigration waves.hermes kelly
The crowd cheered loudly.mulberry outlet york
He believes the economy has changed drastically and that the skills needed in the 20th century are no longer relevant to the 21st.mcm backpack
The American Dream to him means he deserves more.prada uk
Une mariée Ballets russes, dans une tenue1910 imprimée de scènes homo érotiques.escarpins louboutin
Modern comforts include ducted heating, evaporative cooling and quality window furnishings.michael kors bracelet uk

Deja tu respuesta