Nunca siga los consejos de inversión de los políticos

Fuente: www.fotosdigitalesgratis.com

Fue una semana de sorpresas en la Argentina. Hechos inusuales y otros tan repetidos y obvios que cuesta creer cómo se producen de nuevo.

Del lado de los hechos raros encontramos la “reunión” que la presidente, Cristina Fernández de Kirchner, convocó en Olivos con los funcionarios económicos del Gobierno. ¿Por qué raro?

Bueno, porque la Presidente no tiene la costumbre de reunirse en grupo con sus funcionarios, pero esta vez, viendo que el blue había superado los $ 8,50 por dólar -y la brecha con el dólar oficial se estiraba al 70%- se decidió y convocó a algunos de ellos.

“Algo hay que hacer”, parece ser el mensaje de este encuentro. Y esto está muy bien, porque sin duda algo hay que hacer si la Presidente no quiere terminar de destruir la economía argentina.

El gran problema que tenemos hoy es que cada medida que toman Cristina y su gabinete agrava el problema, lo complica y hace que la solución sea cada día más dolorosa.

En este contexto los funcionarios kirchneristas, como siempre pasa cuando el dólar se descontrola, salen a hablar y a sugerir a los argentinos que no se preocupen…

El diputado Roberto Feletti dijo lo siguiente, según el diario La Nación:

      “No hay que preocuparse para nada por el dólar paralelo”.

Antes de realizar esa afirmación, Feletti había elogiado la gestión económica del Gobierno.

“El tipo de cambio de flotación administrada está funcionando conforme a lo que maneja el Banco Central. Los niveles de reserva fluctúan entre los US$ 40 mil millones de reserva y el año pasado cerramos con superávit”, detalló. Y continuó: “El año pasado el Gobierno aguantó una situación de volatilidad […]. Este año, con la economía recuperándose, afronta el mismo escenario y las variables están tranquilas”.

E insistió: “El tipo de cambio no es $ 8,75. Ése no es el dólar. Porque alguien que quiere importar, presenta los papeles y tiene el dólar a $ 5,15”.

Luego agregó: “No va pasar ningún desborde de las variables. No va a ocurrir nada y la Argentina va seguir sosteniendo una política de estímulo a la demanda”, aseguró.

Siempre, siempre, sin excepción en la historia argentina, cuando un funcionario afín al Gobierno de turno dice algo como Feletti, siempre, sin excepción, pasa lo contrario. No tenga duda de eso y actúe en consecuencia. 

El dólar paralelo sí es importante como una señal de lo que pasará en breve en la Argentina. El dólar paralelo es aquél que está destruyendo sus ahorros y su patrimonio. Todos los bienes en la Argentina, sin excepción, valen menos a medida que el blue sube. Inclusive, su sueldo o ingreso vale cada vez menos.

También su casa, su auto, su plazo fijo o su comercio o empresa. A medida que el dólar libre se dispara, el valor de nuestros bienes se derrumba.

Ahora, usted se preguntará, esto que pasa con los políticos, ¿es nuevo en la Argentina?

Lamentablemente no, es un denominador común de todas las crisis económicas que nuestros políticos codiciosos y torpes provocan. Sólo le voy a mencionar algunas de las frases que nos dejaron respecto a este tema durante las últimas décadas.

Hay muchas más, aquí sólo una pequeña selección:

– 28 de octubre de 2011, Miguel Ángel Pesce, Vicepresidente del BCRA: “el que compra dólares con el sueldo o la jubilación hace mal negocio”.

– 31 de octubre de 2011, Amado Boudou, Ministro de Economía: “Hay sectores que buscan apretar”. “No se modifican los límites de compras vigentes de dólares. No tiene nada que ver con un control o restricción, sólo son medidas vinculadas a favorecer la transparencia contra el lavado del dinero”.

– 19 de julio de 2011, Cristina Fernández de Kirchner, Presidente de la Argentina: “Hay que convencer a los argentinos a no apostar al dólar”.

– 5 de noviembre de 2011, Armando Boudou, Ministro de Economía: “ahorrar en dólares es una mala idea”, y propuso que quienes “tengan un dólar lo inviertan en la economía real, que mejoren su casa” o que se compren otra.

– 2 de enero de 2001, Eduardo Duhalde, Presidente de la Argentina: “van a ser respetadas las monedas en que fueron pactados originalmente los depósitos (…) quien depositó pesos, recibirá pesos, y quien depositó dólares, recibirá dólares”.

– Junio de 1981, Lorenzo Sigaut, Ministro de Economía: “El que apuesta al dólar pierde”.

¿Le queda alguna duda de que siempre debe hacer lo contrario a lo que dicen los políticos argentinos?

Creo que esta enseñanza es uno de los postulados más importantes del mundo de las inversiones en este país, y si un joven inversor se me acerca y me pide un solo consejo, le daría este mismo…

Y mientras los políticos esconden la realidad y patean los problemas para adelante, las medidas que toman no hacen más que complicar la situación. Desde InversorGlobal hace meses que decimos que los Fondos Comunes de Inversión que invierten en Cedears tarde o temprano iban a sufrir alguna restricción.

Recordemos que los Cedears son certificados de acciones extranjeras que se negocian en la Bolsa de Buenos Aires. Son una de las pocas formas que tienen los argentinos para protegerse de la destrucción del peso impulsada por la emisión y la inflación.

Bueno, como adelantamos meses atrás, esta medida llegó. El Cronista la explicó de esta manera:

      En medio de las tensiones cambiarias y para encausar las inversiones al mercado local, la Comisión Nacional de Valores (CNV) dispuso que los certificados de depósito argentinos (Cedears) con activos subyacentes de países fuera del Mercosur o Chile ya no podrán ser considerados activos locales en las carteras de los fondos comunes de inversión (FCI) a partir del 30 de abril próximo, las cuales tienen que tener como mínimo el 75% en valores emitidos y negociados en esos países.

Dentro de la industria consideraron que la medida corrige las normas de la CNV que consideraban como locales los Cedears, algo que a los FCI les permitía zafar del riesgo país: la Resolución General 617 entiende oportuno limitar el porcentaje máximo de inversión en ese tipo de activo, con el fin de procurar una adecuada canalización del ahorro nacional hacia el desarrollo productivo y valora de trascendencia la adopción de medidas activas encaminadas al financiamiento y fortalecimiento de la economía local, fomentando el empleo y la inclusión social.

En la CNV explicaron que la subgerencia de FCI detectó que en los últimos seis meses las administradoras habían aumentado un 52% la inversión en Cedears.

Esto significa que la CNV, el organismo del Estado que tendría que proteger nuestros intereses, destruye otra alternativa de inversión más que tenían los argentinos. Destruye a los Fondos Comunes de Inversión con inversiones en el extranjero.

Esto no comenzó ahora. En la nota “El espectáculo continúa y el desprecio por los inversores aumenta”, que publicamos hace unos meses, relatábamos cómo esto ya se daba entonces, pero el camino continúa. Y cada vez hay menos alternativas rentables y seguras para nuestros ahorros.

Y al haber menos alternativas de inversión disponibles, no tenga duda de que los ahorristas argentinos van a ir cada vez más al dólar. Un nuevo ejemplo de cómo los efectos de una medida económica produce las consecuencias inversas a las buscadas.

Es cierto que aún los inversores argentinos pueden invertir en Cedears, estos no han sufrido restricciones por el momento, pero lo deben hacer con cautela, ya que hoy, en la Argentina, no hay nada seguro ni estable.

¿Y si Cristina y su gabinete toman medidas de fondo para solucionar estos problemas una vez por todas?

Hasta las elecciones no. Hasta las elecciones la solución es más gritos y más controles…

Estamos hablando de  las “medidas” preferidas del secretario Moreno. Según el portal web Infobae, el funcionario dijo lo siguiente el jueves pasado: “Avisá a los bancos, casas de cambio y corredores que no quiero operaciones en el mercado paralelo hasta el lunes. Y que el dólar no puede pasar los $ 8,50”.

Lo mismo había dicho Moreno un año atrás, cuando el dólar paralelo había llegado a $ 5…

Sí, ya sé. Ni a usted ni a mí nos quedan dudas de lo que va a pasar finalmente…

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore.
Para InversorGlobal Argentina.

Deja tu respuesta