Manejo de crisis: cómo controlar las pérdidas

Muchos se preguntan cómo puede una persona evitar la pérdida en las inversiones que hace. Una solución es aprender a ser disciplinado y adoptar un plan de ganancias y pérdidas. Este artículo del portal financiero Investopedia repasa esta estrategia.

Plan de ganancias y pérdidas

Este plan es un paso que muchos pequeños inversores suelen pasar por alto. Éste es un conjunto de límites que determina la pérdida o ganancia máxima al que una persona se enfrentará en términos de una acción. Contener las pérdidas es una parte muy importante de la inversión, por lo que este plan es crucial para una buena estrategia.

Los inversores saben lo que es perder dinero en el mercado. Lo que distingue a algunos de ellos es su capacidad para reconocer sus malas decisiones y utilizar lo que han aprendido para futuras situaciones. Un plan de ganancias y pérdidas le ayuda a reconocer sus errores, ya que le permite separar sus emociones de una determinada inversión. Si usted no se emociona por demás con sus ganancias, sino que las ve simplemente como un medio de aumentar sus flujos de efectivo (más que inflar su ego), le será más fácil controlar las pérdidas.

Elaborar el plan

La elaboración de un plan puede ser más difícil de lo que piensa. En primer lugar, tendrá que ajustar la ganancia máxima que va a aceptar, al igual que la pérdida máxima que está dispuesto a tolerar. Estos máximos y mínimos no necesariamente deben ser iguales para todas las acciones. Debe analizar cada activo de forma individual, para que así pueda estimar cuánto es probable que se mueva, en cualquiera de las direcciones.

Algunos inversores utilizan el análisis técnico o fundamental -o una combinación de ambos- para determinar los límites adecuados para las ganancias y las pérdidas.

Otra manera de poner sus límites es mediante un estándar o referencia con el rendimiento de un índice designado, o incluso con la evolución pasada de su propia cartera.

Otro factor que debe tener en cuenta al elaborar el plan es su tolerancia al riesgo, que depende de muchos factores, como su personalidad y su capital disponible.

Ejecutar su plan

Una vez que usted se haya decidido sobre los máximos, sean conservadores o agresivos, tiene que poner el plan en acción con el menor número de modificaciones. Este plan tiene una doble exigencia: hay que vender las acciones si caen a un cierto nivel o si se elevan a un cierto nivel.

Ahora, los agentes de Bolsa no le permitirán introducir dos órdenes de venta diferentes, así que necesita determinar cuál de ellas prefiere ejecutar primero. Lo mejor es introducir las órdenes que protejan su lado negativo: muchos inversores hacen uso del stop loss. El stop loss le asegura que usted no se quemará en un mercado bajista.

Finalmente, una vez que tenga su estrategia preparada, tiene que recordar que la idea del plan es establecer pautas estrictas que le digan cuándo debe vender. Es cierto que duele ver a una acción que sigue aumentando después de que la ha vendido, pero a menudo es mejor vender en el camino que esperar hasta que tenga que deshacerse de las acciones, mientras el precio se derrumba.

Si quiere saber más respecto al manejo de sus inversiones, le recomiendo suscribirse a nuestra revista InversorGlobal.

Deja tu respuesta