Enrique Szewach, presidente de Evaluadora Latinoamericana: "Para ganarle al blue hay que recuperar la calidad del peso"

Ignacio Ros

Buenos Aires

Elocuente y divertido, pero no por eso menos punzante. Así se muestra Enrique Szewach cuando habla de su tema favorito: la economía. Su paso por los medios –tuvo cargos gerenciales en El Cronista y la revistaPanorama, y actualmente es columnista del diario La Nación y Ámbito Financiero– le pulieron la pluma y el discurso. “La calificadora que encabezo yo (Evaluadora Latinoamericana) es Nacional y Popular”, bromea al ser consultado por la tensa relación entre el Gobierno y las agencias de riesgo. Sin embargo, es claro a la hora de establecer su posición: “Es difícil encontrar algo (en materia económica) que se pudiera mantener de la gestión kirchnerista. A mí me resulta difícil resaltar cosas buenas de este Gobierno, no porque todo haya sido malo sino porque el marco general es negativo”.

¿Habrá definiciones económicas este 2013, teniendo en cuenta que es un año eleccionario?

La política económica del Gobierno está combinada con aquélla que se fue llevando en los últimos años y éste no va a ser la excepción, y menos en año electoral. Lo que veo es básicamente un año donde los problemas van a continuar. Los problemas de fondo de Argentina tienen que ver que con las falencias estructurales desde el punto de vista de infraestructura y la macro, inflación y tipo de cambio. Pero resolver esto al Gobierno le implicaría un costo político demasiado. Van a seguir intentando con los parches, al menos hasta las elecciones.

“Argentina estaba drogada de inflación”, dijo usted en una nota. ¿Esto porque la economía necesita de esta droga o porque el Gobierno se acostumbró al impuesto inflacionario?

El concepto tiene que ver con el populismo en sí, porque los Gobiernos necesitan maximizar el gasto para mantener contentos a los votantes. Para lograr esto en el corto plazo contraen más deuda, cobran más impuestos o generan más inflación. Cuando uno no se puede endeudar sólo le queda generar inflación, pero una de carácter endógeno. Hoy la Argentina tiene 4 puntos del PBI destinados al consumo que se financian con inflación. Éste es un Gobierno que lo único que le puede ofrecer al ciudadano es que consuma más.

¿Control de precios y acuerdos salariales son parte del tratamiento contra esta adicción?

Los controles de precios sirven como complemento de una política determinada que te permite cambiar expectativas. La política monetaria sigue igual, la fiscal también y el control de precios a lo sumo baja la expectativa de inflación a una de 30%.

¿Por qué es tan difícil lograr los acuerdos salariales?

Hay que lograr que los acuerdos salariales sean en base a la inflación esperada y no a la pasada, por lo que la primera tiene que ser menor que la segunda. La inflación que se espera es muy parecida a la que pasó. Sumado a esto, hay una competencia por el poder en el sindicalismo que es para ver quién consigue el mejor acuerdo salarial.

“La economía está estancada pero en un buen nivel”, fue el título de una de sus columnas…

La economía argentina empezó con alto desempleo en 2002 y luego fue creciendo para llegar al pleno empleo, por lo que -por definición- las tasas de crecimiento fueron altas, del 8%. Si la inversión no se expande, el crecimiento es menor. Los indicadores de enero de comercio exterior son más de lo mismo, porque siguen cayendo los bienes de capital e insumos y siguen creciendo las importaciones energéticas.

Usted dijo que blanquear el dólar blue sería para el Gobierno “reconocer el fracaso de la pesificación cultural”, ¿Esa batalla ya se perdió?

Es que es una batalla. Sólo se puede ganar si se recupera la calidad del peso. Uno no puede demandarle a alguien que ahorre en una moneda de baja calidad, que sólo sirven para gastar y consumir. En 2005-2006 Argentina tuvo formación de activos externos neta positiva por lo que los argentinos no pensaban en dólares, algo que pasó también en la Convertibilidad, por lo que no es un problema cultural. A tasas de interés negativas la gente busca protegerse. Si se mira la tasa de rentabilidad de aquél que compró dólares en octubre de 2011 y los tiene ahí, ganó más que con cualquier otro activo. No hay forma de convencerlo de que ahorre de otra manera.

¿Usted cree que el cepo cambiario se abrirá dentro de esta administración?

(…)

Si quiere seguir leyendo la entrevista con Enrique Szewach acerca de la economía argentina y conocer sus recomendaciones para actuar en este contexto, puedes hacerlo haciendo click acá. Para suscribirte a InversorGlobal Argentina, haz click acá.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;That would be a crying shameIt features a varied desert landscape consisting of a range of narrow gorges, natural arches, towering cliffs, ramps, massive landslides and caverns.michael kors uk stores
Snyder, Sheridan Taylor Sorohan, David Michael Smovrsnik, Cassandra Marie Stanek, Nicholas E.mulberry outlet uk
If the sounds of your morning alarm are accompanied by your own sniffling and sneezing, those microscopic bedfellows may be at fault.timberland outlet
Les perdants sont les investisseurs de long terme, obligés d’acheter des titres qui n’offrent pas de rendement mais sont considérés comme sûrs.michael kors bracelet uk
7th edition.louboutin pas cher paris
Bezoek dan op donderdagmiddag 15 oktober de lancering van Teamcenter 8 in het nieuwe pand van Siemens PLM Software.mulberry outlet
The court ordered Tiede to reside in the garage apartment of the filmmaker, Richard Linklater, on his release.prada scarpe

Deja tu respuesta