Sunday, December 15, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


El nuevo movimiento de Yahoo podría afectar a la empresa

El anuncio de la CEO del buscador, Marissa Mayer, respecto a que pondrá fin al teletrabajo y obligará a todos a volver a las oficinas es visto como una mala señal por el mercado.

By Inversor Global , in Mercados , at 11 marzo, 2013 Etiquetas: , , , , ,

El desembarco de Marissa Mayer en Yahoo es un movimiento al que Wall Street ha premiado, principalmente por la confianza que el mercado ha depositado en la CEO del motor de búsqueda. Desde su asunción la acción ha subido 58,81%, lo cual verifica las fichas que se están apostando a esta nueva etapa para el buscador.

Pero ahora veremos qué injerencia podría tener la reciente decisión de la CEO de eliminar el trabajo desde el hogar y traer a todos los tele-trabajadores de vuelta a las oficinas de Yahoo. Mayer ya aclaró que aquéllos que se nieguen a acatar la medida podrían ser despedidos.

Es una medida que en la teoría va contra los principios de la nueva tendencia tech. En ese sentido, habrá que ver de qué manera esta medida podría afectar al clima laboral interno de la empresa, tanto en aquéllos que deberán abandonar la tranquilidad de sus hogares para volver a la oficina, como aquéllos empleados de planta que deberán convivir con los “nuevos”.

En ese sentido, un artículo de The Motley Fool respecto a este tema ilustra de manera muy elocuente este escenario. En primer lugar, aduce que no hay evidencia real de que trabajar desde el hogar cause pérdidas de productividad para el empleado. Y no sólo eso, sino que agrega que muchos individuos trabajan mucho mejor en condiciones individuales y no dentro de un conjunto. Alyce Lomax, la columnista que escribió el artículo, apunta que “al final las reuniones que, en teoría apuntan a mejorar la comunicación y la colaboración”, en la práctica terminan siendo una pérdida de tiempo”.

También agrega que hay grandes cantidades de análisis de research que comprueban que hacer reuniones de brainstorming (tormenta de ideas) realmente no funciona. Sostiene que muchas personas no se sienten creativas en un contexto grupal y que prefieren estar en un contexto de soledad, en el que se sientan más cómodos para pensar. “Una ducha en la mañana es más innovadoras que una junta directiva o una sala de conferencias”, agrega Lomax.

Una realidad es que los líderes tienen que aprender que no todos los empleados funcionan de la misma manera o con la misma metodología. Un artículo del diario New Yorker publicó el año pasado que “décadas de estudios de research han suscitado constantemente que los grupos de brainstorming lanzan muchísimas menos ideas que el mismo número de empleados que trabaja desde la casa”.

El enigma de esta cuestión refiere a cómo este nuevo escenario en Yahoo podría impactar en la performance de la empresa. En caso que los empleados no estén satisfechos con el nuevo régimen esto podría bajar la productividad de la compañía y por ende podrían los ingresos. No obstante, si de la mesa directiva hay mano dura para que nadie se relaje, esto podría potenciar aún más a Yahoo.

El tiempo lo dirá…

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Comments


  • Creo que no es mala señal, simplemente es un reajuste temporal. Seguramente cuando ha llegado se ha encontrado la empresa manga por hombro, y a todo el mundo desperdigado, trabajando, y necesita poder agruparlos de nuevo para volver a marcar una estrategia conjunta. Luego ya volverá a implantarlo cuando sea el momento. Os dejo un interesante artículo sobre la historia del teletrabajo, para que veáis que no es un invento cualquiera, sino que viene evolucionando dadas las necesidades de la sociedad:
    http://es.workmeter.com/blog/bid/261420?utm_source=ALSOURCE&utm_campaign=ALBERTO

  • Creo que no es mala señal, simplemente es un reajuste temporal. Seguramente cuando ha llegado se ha encontrado la empresa manga por hombro, y a todo el mundo desperdigado, trabajando, y necesita poder agruparlos de nuevo para volver a marcar una estrategia conjunta. Luego ya volverá a implantarlo cuando sea el momento. Os dejo un interesante artículo sobre la historia del teletrabajo, para que veáis que no es un invento cualquiera, sino que viene evolucionando dadas las necesidades de la sociedad:
    http://es.workmeter.com/blog/bid/261420?utm_source=ALSOURCE&utm_campaign=ALBERTO

  • Las reuniones de braistorming terminan siendo poco
    efectivas cuando son recurrentes. Se deben efectuar solamente cuando es
    necesario y hay que saber quiénes son los que deben participar. Cuando a una
    reunión se invita a un empleado de una área que nada tiene que ver con el tema
    a tratar pueden suceder dos cosas: o que no aporte nada porque nada entiende
    (por lo que saldrá convencido que esas reuniones no sirven) o que tire ideas
    desacertadas y distraiga al resto que conoce demasiado del tema y tiene que
    gastar tiempo en ubicarlo en la situación, desalentando entonces al entendido).
    Una empresa puede cumplir sus objetivos en la medida en que su personal
    se maneje como un equipo que dirija sus esfuerzos conjuntamente hacia la
    meta de la empresa. No hay cabida para individualidades. Podrás de vez en
    cuando trabajar desde casa, cuando la tarea es meramente individual, pero es
    saludable tener alguna reunión para fijar o remarcar objetivos, o en los casos
    en que se presenten circunstancias especiales para trazar nuevas pautas. Por
    otra parte, en el caso particular de Yahoo, coincido con Albora en su
    comentario, puede que la CEO necesite realinear la empresa y cuando logre el
    objetivo, tal vez vuelva a flexibilizar. Demasiadas tormentas de ideas no son
    buenas. Demasiado teletrabajo, tampoco. Todos los extremos son malos.

  • Las reuniones de braistorming terminan siendo poco
    efectivas cuando son recurrentes. Se deben efectuar solamente cuando es
    necesario y hay que saber quiénes son los que deben participar. Cuando a una
    reunión se invita a un empleado de una área que nada tiene que ver con el tema
    a tratar pueden suceder dos cosas: o que no aporte nada porque nada entiende
    (por lo que saldrá convencido que esas reuniones no sirven) o que tire ideas
    desacertadas y distraiga al resto que conoce demasiado del tema y tiene que
    gastar tiempo en ubicarlo en la situación, desalentando entonces al entendido).
    Una empresa puede cumplir sus objetivos en la medida en que su personal
    se maneje como un equipo que dirija sus esfuerzos conjuntamente hacia la
    meta de la empresa. No hay cabida para individualidades. Podrás de vez en
    cuando trabajar desde casa, cuando la tarea es meramente individual, pero es
    saludable tener alguna reunión para fijar o remarcar objetivos, o en los casos
    en que se presenten circunstancias especiales para trazar nuevas pautas. Por
    otra parte, en el caso particular de Yahoo, coincido con Albora en su
    comentario, puede que la CEO necesite realinear la empresa y cuando logre el
    objetivo, tal vez vuelva a flexibilizar. Demasiadas tormentas de ideas no son
    buenas. Demasiado teletrabajo, tampoco. Todos los extremos son malos.

Compartido