Cuatro tips financieros para personas de mediana edad

En determinadas ocasiones, lo único que puede necesitar una persona es algo de ayuda e información para poder encauzar su dinero de la mejor forma. La época de la mediana edad puede constituir un momento primordial para ahorrar e invertir sabiamente, sin descuidar la familia y su bienestar. Estas cuatro estrategias lo ayudarán a no perderse del camino.

1. Diferencie entre la universidad y la jubilación

Es natural que los padres pongan a sus hijos como prioridad, pero cuando se trata de gastos de la universidad, hay que ser un tanto egoístas. Mientras que sus hijos probablemente tendrán acceso a préstamos estudiantiles y otras fuentes de ayuda financiera para la universidad, no hay otro recurso que le ayude más para complementar su jubilación que ahorrar por su cuenta. Por supuesto, esto lo que quiere demostrar es que puede seguir destinando la mayor parte de su dinero para los gastos de universidad, pero asegurándose algo para su retiro de la vida laboral.

2. Calibre su plan de ahorro

Nadie espera que usted esté listo para jubilarse a los 40 años o principios de los 50, pero debe tener unos ahorros considerables para ese fin. Según algunas recomendaciones, su objetivo debe ser el siguiente: tener tres veces su salario anual ahorrado para cuando llegue a los 45 años, y cinco veces su sueldo para cuando tenga 55 años.

Para estos propósitos es que se puede considerar como vital hacer inversiones seguras, que le representen un retorno anual mínimo y que haga que sus ahorros no se queden quietos. Dependiendo del perfil del inversor (conservador, moderado o arriesgado), es necesario encontrar esas herramientas apropiadas y que hagan que el dinero que ya tiene pueda aumentar Para algunos puede ser interesante considerar la adición de distintas clases de activos con potencial de rendimiento más alto. Para alcanzar un retorno anual de 5,5% no puede ser muy conservador. Los ETFs de mercados emergentes son una nueva puerta para los ahorristas. Otra que también se abre pueden ser los replicadores de las empresas de pequeña capitalización o Small Caps que, según muestra la historia, han producido mayores rendimientos.

3. Tenga una protección para su familia.

Si todavía no se han ocupado de temas como testamentos y seguros, lo mejor es que no demore más estos asuntos. Si tiene hijos, el testamento debe nombrar a un tutor que va a cuidar de ellos si algo le llega a suceder. De la misma forma tendrá que asignar a una persona que será responsable de la administración del dinero que deje para ellos. Además, si su familia depende de usted económicamente, si consigue un plan de seguro de vida para reemplazar la pérdida de ingresos en caso de su muerte puede ayudar a prevenir un desastre financiero.

4. Analice su carrera profesional

Los días de quedarse con un puesto de trabajo por toda la vida parece que han terminado. Muchas personas esperan cambiar de trabajo varias veces durante su carrera. Aunque la discriminación por edad sigue siendo una triste realidad, es aconsejable no esperar demasiado tiempo para hacer un cambio. Los 40 son un buen momento para evaluar su situación y, si lo desea, hacer un cambio que lo llevará al lugar al que quiere llegar, tanto en términos de satisfacción laboral y éxito financiero.

Recuerde que puede acceder a recomendaciones directas de inversión a través de Crisis & Oportunidad, haciendo click aquí.

Deja tu respuesta