Argentina, la economía de la “abundancia”

Nicolás Billia

A fines de la crisis financiera internacional en 2008, que azotó la economía estadounidense y tuvo un efecto contagio en el resto del mundo, Argentina decía adiós al superávit fiscal, que había sido financiado por el famoso viento de cola, producto de la soja.

Con el retiro voluntario (y obligado a la vez) del país de los mercados internacionales de deuda, empezaron a aparecer los nuevos acreedores del Gobierno, figura que inicialmente ocupó el Banco Central y a la que posteriormente se fueron sumado otros entes como la ANSES.

Con el déficit fiscal empezando a tocar la puerta y los mercados cerrados, el Banco Central se ha convertido en la rueda de auxilio. Perdió su autarquía, su Carta Orgánica fue modificada y las reservas cayeron a 41.900 millones dólares, un mínimo que no alcanzaban desde octubre de 2007.

El BCRA pasó de regulador de la política monetaria y del tipo de cambio, funciones inherentes de cualquier entidad de este tipo, a ser el parche del deteriorado Tesoro.

Según un informe de la consultora  Econométrica en conjunto con su par Quantum, se estima que la necesidad de pesos para financiar el déficit primario llegará a  55 mil millones de pesos en 2013, a lo que le se suman 11 mil millones de pesos para atender también los pagos de la deuda pública en moneda local que está en poder del sector privado. Es decir, la necesidad de pesos del Gobierno sumará un total de 66 mil millones en 2013, equivalente a 2,4% del PBI. Y como viene ocurriendo desde la salida de la crisis, el Gobierno seguirá recurriendo a la entidad monetaria.

En pocas palabras, bastaron apenas tres años para sucumbir a la economía argentina a una enfermedad deficitaria que fue profundizada aún más por el impuesto inflacionario, producto de la decisión del Gobierno de financiar la caja chica a través del Banco Central. A fines de 2012, los famosos adelantos transitorios, ascendieron a 122.730 millones de pesos, un 51% que en 2011, según el balance anual de la institución bancaria madre.

Y para 2013 es probable que el gasto no cese, en vistas de que se trata de un año electoral. Sumado a esto, habrá que ver si las arcas estatales seguirán financiando los bonos que emita YPF en 2013. Cuando la petrolera nacionalizada salió a los mercados a fines de 2012, la ANSES se quedó con un tercio del total lanzado.

El informe de las consultoras económicas estima que los nuevos ingresos se destinarán íntegramente a más gasto público, acelerando el crecimiento del gasto primario del 29% al 33% entre 2012 y 2013. Y aquí tendrá vital importancia el resultado de la cosecha, ya que se estima que la recaudación del Tesoro en ese campo subirá 36%, equivaliendo a 1.500 millones de dólares. En ese caso, viendo el futuro de dólar de ROFEX, posicionado en 6,00 pesos, esto daría un ingreso de 9.000 millones de pesos.

Un poco de historia

Argentina es un país que no se ha caracterizado por ser un alumno aplicado en materia fiscal. El actual Gobierno no es el primero que financió sus cuentas con emisión monetaria y una posterior inflación.

La contracara  fue la postura liberal de los militares y de la gestión de Carlos Menem, ya que en ambos casos se optó por aumentar a números colosales la deuda externa, sin acudir a la emisión monetaria.

Pero, al igual que imprimir billetes, incursionar en una elevada deuda pública es una enfermedad para cualquier economía.

La realidad es que Argentina, en distintas épocas de su historia, siempre optó por la abundancia (de billetes y de deuda).

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Cilindros SOHC, molduras externas cromadas, parrilla frontal con detalles cromados, asientos de tela de lujo, radio CD/MP3/RDS/ Bluetooth, conector para IPod y puerto USB, rines de aluminio 14″, faros de neblina, seguros y vidrios eléctricos, manillas color carroceraHe shall enter also into the glorious land, and many countries shall be overthrown; but these shall be delivered out of his hand: Edom, and Moab, and the chief of the children of Ammon.borse prada outlet
Vincent Hospital psych ward in Manhattan as he prepares a psychiatric defense and her murder case winds slowly through the courts.cinture gucci
He doesn have the speed of Gordon, but he patient.Site De Chaussure Pas Cher
They have won the last four majors, the first time that has happened since Lee Trevino and Nicklaus in 1971 72.portafoglio prada
mulberry outlet

Deja tu respuesta