Sunday, January 19, 2020
El sitio de noticias de Inversor Global


Aprenda a germinar la renta fija: Guía práctica para invertir en bonos

Conozca las clases de activos que tiene en el menú, cómo calcular los rendimientos, cuáles son los peligros y las oportunidades que ofrecen estos instrumentos financieros en la Argentina.

By Inversor Global , in Inversiones , at 6 marzo, 2013 Etiquetas: , , , , , , ,

Equipo de InversorGlobal

“Renta fija”, con esta frase se define a los bonos y sirve, de paso, para explicar por qué se transformó en el activo preferido de aquéllos que están haciendo sus primeras armas en el mundo de las inversiones. La teoría dice que son los instrumentos de menor riesgo, ya sea que nos referimos a los bonos soberanos (los que emite el Estado) o los corporativos (que entregan las empresas).

Sin embargo, los argentinos bien saben que incluso la renta fija –en situaciones extremas- puede dejar de serlo. Basta con pensar en la hecatombe económica de 2001 y la posterior cesación de pagos.  No obstante, ese sector ofrece oportunidades increíbles para todos los perfiles de inversores.

En esta le contamos todo lo que tiene que saber del universo de los bonos: tipos, variables a seguir, categorías, sus diferencias con las acciones (el otro protagonista del mercado), los riesgos y cómo calcular los rendimientos. Además, le ofrecemos un completo glosario con todos los conceptos que debe manejar para incursionar en ese sector y no se pierda el recuadro final -elaborado por nuestro economista Jefe, Diego Martínez Burzaco- con una radiografía completa del mercado de bonos en la Argentina.

Vamos, empecemos por el principio:

¿Qué es un bono?

Cuando un país o una empresa necesitan financiamiento, pueden obtenerlo emitiendo títulos de deuda, mejor conocidos como bonos, es decir, una promesa de pago. La gran diferencia con las acciones es que estos títulos son emitidos con un determinado plazo y una tasa de interés, que son fijados de antemano. Por tal motivo se los conoce como una inversión de renta fija.

En cuanto a sus plazos de emisión, usted podrá escuchar los términos bonos “largos”, “medianos” o “cortos”, que hacen alusión al maturity o plazo de vencimiento que tienen los mismos. Según la convención aceptada por el mercado, los de corto plazo no superan el año, los de mediano entre uno y cinco años, y los de largo más de cinco años.

Si quieres seguir leyendo esta nota e interiorizarte acerca de cuáles son los tipos de bonos que puedes encontrar en los mercados, cómo negociarlos, cómo calcular los rendimientos y ver una completa introducción a la teoría de bonos corporativos y soberanos, puedes seguir leyendo esta nota haciendo click acá. Si no estás suscrito a InversorGlobal, puedes hacerlo con un click acá.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido