Amazon arrasa de nuevo

Amazon ha sido una gran inversión a largo plazo, pero ha sido igualmente rentable su arrollador paso sobre sus competidores. Nombres como Barnes & Noble, Borders (en quiebra), Best Buy, entre otros, han sido pisoteados por Amazon.

Sin embargo, la próxima víctima de Amazon no es precisamente un competidor directo en el sector de retail a bajo costo, sino más bien una de las firmas líderes mundiales en soluciones de análisis de datos, Teradata.

Teradata ha tenido que luchar contra números decepcionantes durante los últimos trimestres, culpando a los déficits que se han producido en el entorno macro. Tal vez una de las causas de estos hechos puede haberse dado por la aparición del producto de almacenamiento de datos de Amazon Web Services, ‘RedShift’, que se dio a conocer el pasado 28 de noviembre de 2012.

Las dificultades de Teradata comenzaron en el segundo trimestre de 2012, cuando el crecimiento se desaceleró desde una tasa de 20% hasta 13%, antes de caer aún más tanto en el tercer como en el cuarto trimestre.

Teradata debería ver pronto una aceleración de sus ingresos, ya que pasó los dos últimos años incrementando su plantilla en ventas. Entre 2008 y 2010, Teradata sumó 30 territorios para venta anuales. En 2011 y 2012 aceleró la contratación y añadió 45 y 49 nuevos territorios para venta, respectivamente.

Dado el estado de la empresa, que tarda en promedio dos años para ser productiva, debería verse un repunte en el crecimiento de los ingresos por las adiciones de ventas aceleradas que se están convirtiendo en productivas en 2013 y 2014.

La dirección de Teradata está convencida de que Hadoop (propiedad de Apache) y otros productos de la competencia, tales como Hana de SAP, Exadata de Oracle, Greenplum de EMC y productos Hadoop de Amazon Web Services, no están perjudicando a su negocio. Sin embargo, la empresa continúa viendo una desaceleración del crecimiento de ingresos a pesar de un repunte importante en el aumento de las ventas de plantilla y otros nuevos productos obtenidos a partir de las recientes adquisiciones.

Por su parte, Hana y Exadata siguen mostrando un crecimiento impresionante. Teradata ve a Oracle y a IBM como sus dos principales competidores. Recientemente se supo que IBM elevó su estimación de su negocio de datos de análisis a 20 mil millones de dólares.

En términos generales, los analistas consideran que la dirección de Teradata está siendo demasiado cautelosa y aseguran que podría mostrar un repunte en la segunda mitad de 2013, cuando regresen las ofertas grandes. Los ingresos del primer trimestre probablemente serán algo constantes con respecto al año anterior, mientras que el segundo trimestre podría ser un poco más positivo. Los inversores parecen estar preparados para un trimestre mediocre.

Deja tu respuesta