Una acción con buen gusto

Cuando uno empieza a invertir seguramente comienza buscando en aquellos sectores que son más reconocidos y los cuales se cree que serán más rentables. En ese sentido, va detrás de bancos, compañías mineras o de consumo básico, que son aquellos negocios que siempre generan, en menor o mayor medida, flujos positivos.

Y seguramente aquél que no esté muy inmerso en lo que ocurre a nivel macro buscará posicionarse en activos estadounidenses, pero la realidad es que las oportunidades hoy en día podrían estar más al sur, más precisamente en Latinoamérica. Las bajas tasas y la incertidumbre en las principales plazas económicas han incitado a los inversores a reducir su aversión al riesgo, mudando sus posiciones a activos emergentes. Éstos presentaron onerosos rindes en 2012, aunque el clima de mercado vaticina que los mismos podrían acotarse este año, aunque seguirían presentado performance atractivas.

Frente a esto, si una persona está en la búsqueda de un papel en tierras latinoamericanas, no sólo con potencial y solidez sino también representante de una marca reconocida a nivel global, entonces deberá poner el ojo en Arcos Dorados.

Esta firma es la subsidiaria de McDonald’s en Latinoamérica, manejando los hilos de la cadena de fast food de punta a punta dentro de la región. Hoy en día hay aproximadamente 500 millones de personas en los 20 países que comprenden este polo geográfico y Arcos Dorados es poseedor de 1.840 restaurantes a lo largo del mismo. Si lo piensa en Estados Unidos, allí hay 14.000 restaurantes para 313 millones de personas, de los cuales la gran mayoría están franquiciados. En el caso de Arcos Dorados esos 1.840 restaurantes son de su propiedad, ya que tiene la exclusividad en Latinoamérica.

Sumado a esto, si bien históricamente el ciudadano de Estados Unidos tuvo mayores ingresos que el de Latinoamérica y por ende, mayor posibilidad de consumir, la balanza está empezando a equipararse. Con el crecimiento exponencial de países como Brasil, Colombia o Perú, los ingresos de la población han aumentado, mejorando la calidad de las clases medias. Y para tomar un punto de partida, si uno analiza los ingresos de 10 mil millones de Coca Cola Femsa, la embotelladora latinoamericana de la firma de bebidas, concluye que Arcos Dorados aún tiene mucho para crecer desde sus 3.700 millones de dólares en ventas.

No obstante, el problema con el que se ha enfrentado la compañía es con un problema sistémico de la región: la suba de costos, mejor conocida como inflación. Sacando de contexto a Argentina, cuyos precios exceden el promedio de Latinoamérica, hay que tener en cuenta que Brasil en el último tiempo ha tenido que luchar con una inflación creciente en su economía y un retroceso del Producto. No obstante, este contexto no ha alarmado a Arcos, que abrió 86 restaurantes en el último cuarto y sigue apostando fuerte a la región latinoamericana, y principalmente en Brasil.

Si se compara los rendimientos de las acciones de McDonald’s y Arcos Dorados, la del primero ha subido 7,28%, mientras que las de la subsidiaria han redoblado el rinde de su “jefe”, alcanzando un alza de 17,73%. Sumado a esto, paga dividendos que brindan un rendimiento  de 1,70% y su ratio aunque su ratio precio ganancias se encuentra en torno a las 25 veces las ganancias del último año, por lo que sería conveniente esperar un poco antes de posicionarse, para poder entrar a mejor precio.

Deja tu respuesta