¿Qué pensaría Sun Tzu si fuese su asesor de inversión?

Con el paso del tiempo, “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu se ha transformado en la piedra angular de toda la bibliografía relacionada al management corporativo, reemplazando algunos conceptos como generales por ejecutivos, soldados por empleados, suministros por recursos y estrategias a planes de negocios.

Si todavía sigue siendo un clásico, debe ser porque algo de razón tiene. Por ello, ante la adquisición de la AFP Provida por parte de la estadounidense MetLife, la pregunta es, ¿el gigante entrante tendrá el conocimiento del terreno para poder maniobrar de forma correcta? 

Sun Tzu también señaló en su obra que “a menos que conozcas las montañas y los bosques, los desfiladeros y los pasos, y la condición de los pantanos, no puedes maniobrar con una fuerza armada (entiéndase empresa, compañía, etc.). A menos que utilices guías locales (plana ejecutiva local), no puedes aprovecharte de las ventajas del terreno”.

Las palabras del presidente del Grupo BBVA, Francisco González, fueron claras, “para BBVA el negocio previsional no es estratégico”. Por ello, la firma española vendió el 63,3% de la administradora de fondos de pensiones Provida, la mayor del mercado con el 28,4% de los ahorros previsionales de los chilenos y una gestión por USD 43.000 millones, al gigante asegurador de Estados Unidos, MetLife.

Con la operación, BBVA calcula que el monto total que podrían recibir los accionistas de Provida sería de USD 2.365 millones, de los cuales USD 1.521 millones le corresponderían al grupo español.

Según señaló a un diario local el vicepresidente ejecutivo y CEO para América Latina de MetLife, Oscar Schmidt, “éste es el tercer deal en tamaño en la historia de MetLife” y que tras la operación, Chile será el cuarto mercado más relevante de la multinacional. Hasta ahora era el sexto. También añadió que “es muy natural que una compañía como MetLife compre Provida, porque somos la mayor o una de las mayores compañías de seguros de vida del mundo. MetLife administra fondos por unos USD 850 mil millones y esto nos agrega USD 46 mil millones”.

En este escenario, la pregunta eterna es ¿quién se ve favorecido con este tipo de operación? Bajo una dialéctica básica, las dos caras de la moneda son los clientes o las compañías. La respuesta ideal, la entregada por los ejecutivos, es ambas partes. 

Pero la práctica muestra que algo así es difícil de experimentar.

MetLife buscaba ingresar al mercado de pensiones local, ¿por qué? Por su conocimiento del negocio o porque contar con una AFP es bastante lucrativo. La respuesta será conocida con el tiempo.

POR QUÉ CHILE

Para José Ramón Valente, economista y socio de Econsult, la razón de que estos gigantes quieran ingresar al mercado chileno es que el sistema de AFP local ha sido pionero, ya que se implementó hace poco más de 30 años y ya ha sido copiado en más de 30 países, y que probablemente la reforma al sistema de pensiones chileno y las AFP son el producto de exportación más exitoso de Chile. 

El interrogante es: ¿para quién ha sido exitoso?, lo que ya fue planteado en nuestra nota “Si las AFPs pierden, siempre puede seguir un plan B”. Una respuesta es que ha sido exitoso para las compañías encargadas de administrar los fondos, pero todavía no hay datos ni sustento empírico para argumentar que ha sido exitoso para los cotizantes. Para ello, hay que esperar que los trabajadores que hoy tienen 25 a 30 años jubilen, en 30 años más.

Entonces, ante una operación de este tipo, con los elevados montos que implica y la no despreciable cantidad de hojas en la prensa, lo ideal es mantener la calma. Desde el punto de vista de los cotizantes, para calificar si la operación fue negativa o positiva será necesaria evaluarla en el muy largo plazo, a menos que MetLife decida irse a los 14 años de operación, tal como lo hizo BBVA.

En cambio, para evaluar si la operación fue positiva para MetLife, sólo habrá que analizar sus resultados financieros después de 4 o 5 años, cuando haya superado la normal etapa de consolidación y de crear sinergias con sus demás negocios locales. Por otro lado, para BBVA, la enajenación de un negocio que no consideran estratégico es siempre un buen movimiento.

Por último, para el inversionista de a pie, el consejo es no entusiasmarse con lo rimbombante que pueda parecer la transacción. 

Por ejemplo, tras confirmar la operación y los valores implicados, la acción de Provida cedió terreno en la Bolsa de Santiago, mientras que antes de ello acumulaba un avance superior al 30%. 

Por ello, ahora la mejor decisión sería actuar como observador y analizar las repercusiones de la operación. 

Para apoyar esta recomendación, Sun Tzu también se adelantó y dijo: “cualquier débil en el mundo se dispone a combatir en un minuto si se siente animado, pero cuando se trata realmente de tomar las armas y de entrar en batalla, es poseído por la energía; cuando esta energía se desvanece, se detendrá, estará asustado y se arrepentirá de haber comenzado”. 

Recuerde estas palabras. Si funcionaron en las guerras donde habían muertes por doquier, servirán para los mercados donde lo peor que pueda pasar es que pierda su dinero. 

Y nada más… espero.

Saludos,

CMR

Deja tu respuesta