El financiamiento de YPF en medio de la tormenta

Nicolás Billia

La odisea de YPF por lograr financiamiento inicia otro capítulo. En los últimos meses la petrolera emitió deuda apuntando a un fondeo proveniente tanto de inversores de envergadura, como de pequeños ahorristas que buscan algo un poco más sofisticado que un plazo fijo.

En este contexto, YPF emitió la semana pasada Obligaciones Negociables por un valor nominal de 100 millones de pesos, extensible hasta 300 millones, con una tasa anual de 19%, la cual se irá pagando mensualmente. La amortización de capital se hará con un horizonte temporal de un año.

Vale recordar que la petrolera ha tenido suerte con estas emisiones de menor talla, según lo publicado por la firma luego de la primera emisión de ONs minoritarias en diciembre de 2012, pero cuando quiso emitir deuda orientada a atraer elefantes, lo único que recibió fue pisotones.

Pudo lograr pactos con gigantes, ya que Chevron y Bridas le dieron luz verde para empezar a operar juntos los pozos de Vaca Muerta. Pero como siempre, los que mandan son los resultados, por lo que habrá que ver qué porción de la torta se lleva YPF en esta aventura.

Alarmas en la producción

Para aquéllos que estén interesados en invertir en YPF, es pertinente analizar la actualidad de la petrolera fuera de la Bolsa de Comercio. Y el ojo de la tormenta sorpresivamente está en Mendoza, alineada con el Gobierno pero principalmente un peso pesado dentro de las provincias hidrocarburíferas.

En primera instancia, la provincia de Mendoza anunció que la producción de petróleo de YPF en 2012 en la provincia cayó 8,2%. Esta noticia encendió las alarmas entre los políticos mendocinos, ya que las regalías hidrocarburíferas representan un 10% del presupuesto provincial. Trasladado a cifras, este porcentaje de merma le impediría a Mendoza ingresos por 2.500 millones de pesos.

Por su parte, Cristina Kirchner el martes anunció que la producción subió respecto a 2011, pero hay un matiz que es interesante de analizar. La Política Online expuso un dato relevante a tener en cuenta: “si se compara con 2011 es fácil lograr una mejor performance, ya que fue un año pésimo a nivel producción por las incesantes huelgas”, declaró el controversial medio.

Tampoco hay que olvidarse de la batalla judicial con Repsol en el CIADI, que ya anunció que irá hasta las últimas instancias para que Argentina lo resarza por el 51% expropiado de YPF.

“No hay inversor extranjero que se quiera meter en el avispero del yacimiento petrolero de Vaca Muerta mientras no se solucione el reclamo de compensación que mantiene Repsol por la expropiación de YPF”, declaró el martes el ministro de Relaciones Exteriores español Manuel García-Margallo.

El rendimiento de la primera emisión

Esta ya es la segunda emisión que YPF lanza para inversores individuales, y su performance ya está dando qué hablar. El Instituto Argentino de Mercado de Capitales resaltó que los títulos de la primera emisión de la petrolera, lanzados en diciembre de 2012, ya bajaron 2%, lo que impulsó su rendimiento hasta casi 25% anual. Es decir, si usted hubiese comprado el bono a 98 pesos faltando pagar los doce cupones de interés (ya se saldaron dos cuotas) y la amortización podría haber estado frente a una inversión en línea con la inflación anual.

Según lo consignado por El Cronista, el flujo total que devuelve la ON de YPF al vencimiento se posiciona en los 115,77 pesos –comprenden los diez servicios de interés restantes y la amortización de capital-, lo que significa un rinde en torno al 18,1% anual (teniendo en cuenta los costos de intermediación – Valor bruto: 18,9%), negativo frente a la inflación real expresada por las consultoras privadas.

No obstante, un punto a tener en cuenta es que esta ON no ostenta gran liquidez, ya que tiene transacciones promedio por unos 40.500 pesos.

Comments 2

Deja tu respuesta