Cuatro pasos para protegerse del mercado bajista de bonos

Desde 1981, los rendimientos de los bonos en Estados Unidos han estado cayendo y los precios, que se mueven en dirección opuesta a los rendimientos, han ido en aumento. Lo que resulta de esto es uno de los mercados alcistas más importantes. Pero con el tiempo, todo llegará a su fin. ¿Cuándo? Quién sabe, pero lo mejor es prepararse.

Analistas y economistas han advertido sobre el riesgo de ese aumento de tasas. Hasta hoy no se ha revertido ese movimiento y aunque la visión es pesimista, puede ocurrir en el futuro.

Así lo explica un artículo de la página financiera Kiplinger. Según el sitio, las burbujas, tarde o temprano, estallan, con las consecuentes pérdidas para los inversores. ¿Recuerda la época de las empresas puntocom?

Aquí están los cuatro pasos a seguir para protegerse del mercado bajista que se aproxima.

1.  Evite los fondos propensos a ser sensibles a las tasas de interés. Aunque en este momento están en los mínimos históricos, éstas subirán más con el tiempo. Sin embargo, si ocurre que las tasas sigan bajando, puede haber fondos de inversión que no necesariamente van a perder dinero. Esto debido a que podrían poseer otros bonos que se verían beneficiados por esos rendimientos decrecientes.

2. Otra posibilidad puede surgir en la compra de bonos basura con alto rendimiento. Se trata de bonos emitidos por empresas que se destacan por tener una posibilidad real de no poder cumplir con sus obligaciones de pago de intereses, entre otros. Sin embargo, los fondos que ofrecen más seguridad tienen una pequeña porción de sus activos en este tipo de títulos, además de ser cuidadosamente seleccionados. Los bonos basura son costosos y tienen, en promedio, un rendimiento de 6%. A su vez, tienden a fortalecerse a la par con la economía y esta es una de las razones por las que muchos inversores se atreven a comprarlos.

3. Otro paso para protegerse consiste en comprar Obligaciones Garantizadas por Hipotecas o MBS (Mortgage Backed Securities, por sus siglas en inglés). Sí, son los mismos que estallaron durante la crisis financiera de 2008 en el país del norte. Hace 5 años sus precios se desplomaron, pero desde entonces han recuperado gran parte de su valor. En este caso, hay que recordar que un dueño de casa ha estado pagando regularmente la hipoteca durante cinco años y es probable que no entre en cesación de pagos. Además, el mercado inmobiliario está tomando fuerza.

4. El siguiente paso que recomienda el portal de internet es comprar bonos de mercados emergentes. Estas naciones han mostrado, en general, un crecimiento mucho más rápido que el de las economías desarrolladas. Además, su situación fiscal está en mucha mejor forma que la de Estados Unidos, Europa y Japón. Eso hace a sus bonos y monedas algo atractivo. Sin embargo, la deuda soberana de estos países -es decir, la deuda cubierta por los Gobiernos- está siendo descubierta recién ahora.

Deja tu respuesta