Bolsa argentina aumenta volumen pero no ganancias

Nicolás Billia

InversorGlobal Argentina

La Convertibilidad sin dudas se ha transformado en un hito de la historia económica argentina, que para algunos fue negativo y para otros positivo, según quién lo analice.

Y en 2012 se dio un hecho que seguramente sorprendió a muchos. Caracterizado como un mercado de capitales de poco volumen, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires ha experimentado serios problemas para adquirir una dinámica de transacciones sólida. No obstante, según un informe del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), el monto negociado en 2012 fue el mayor registrado desde la salida de la Convertibilidad, alcanzando los 692 millones de pesos.

Desagregando el monto, el 34% provino del mercado de concurrencia –las operaciones ordinarias en la Bolsa-, mientras que el 66% restante se negoció en rueda continua –plaza donde se negocian bonos a precios que ya incluyen la comisión del operador.

Durante la época de la estabilización monetaria, que arranca con la hiperinflación de 1989 hasta la explosión de fines del 2001, el Merval subió 5% en dólares. Y en la década posterior, el mismo tuvo una escalada de 659,26% en pesos, pero sin igualar la performance que el indicador tuvo en divisa estadounidense en 1992, cuando alcanzó su máximo de 900 puntos (que en esa época representaban dólares).

En cuanto a las acciones, su volumen de negociación cayó fuertemente, desde 55 millones de pesos en 2011 a 42 millones de pesos en 2012. Esta cifra fue la menor desde 2003, lo que denota un fuerte retroceso en las transacciones, principalmente afectadas por la volatilidad de fin de año, donde los principales acontecimientos fueron quizás la pesificación de los bonos chaqueños, la reforma del mercado de capitales y la vigilia por la resolución con los buitres.

No obstante, a pesar del bajo volumen de compra y venta de acciones, el Merval trepó casi 20% en 2012, corrigiendo, aunque no del todo, la pérdida de 30% de 2011. No obstante, el rendimiento sigue siendo negativo, ya que se ubica por debajo de la inflación de 25% anual.

Los activos que sí aumentaron su volumen negociado fueron los títulos públicos. Los bonos soberanos y sub-soberanos tuvieron una participación total de 68,6% en 2012 frente al 62,5% de 2011. El volumen de negociación de bonos equivalió a 166.342 millones de pesos en 2012, registrando así el segundo mayor de los últimos diez años, detrás de los 172.319 millones de pesos en 2008.

Esta alta ponderación dentro del total de transacciones se debió principalmente a los paños fríos puestos en las negociaciones con los holdouts, gracias a la posposición del pago de 1.330 millones de dólares que exige el juez neoyorquino Thomas Griesa. Como Argentina logró evitar el default técnico del Cupón PBI, la reacción del mercado estuvo a la vista, haciendo subir los títulos públicos en varios puntos porcentuales.

Deja tu respuesta