Tres grandes empresas de las que hay que alejarse

Cuando los inversores quieren una renta segura y una ganancia sin movimientos bruscos, van detrás de firmas de gran capitalización, mejor conocidas como blue chips.

Hablamos de nombres como Coca-Cola, General Electric o IBM, colosos del mercado que no necesitan presentación de ningún tipo, ya que son compañías que trimestre a trimestre presentan ventas por miles de millones de dólares. Y ahí es a donde todos los ahorristas van.

No obstante, no siempre ir detrás de las gigantes es una buena alternativa, ya que una caída de uno de ellas podría aplastar a cualquiera. En ese sentido, le traeremos tres grandes empresas –que están en el top 100 de la lista de las marcas más valiosas de la prestigiosa firma Interbrand- cuyo presente no parece ser el mejor.

Avon Products

A primera vista usted imaginará que una empresa como Avon, que vende productos que son para el cuidado de las mujeres, nunca podría tener utilidades por debajo de las estimaciones o un frágil estado financiero. Mientras Ulta Salon, un minorista de productos de belleza, tuvo una suba de 7,4% en las ventas de sus locales ya existentes, Avon presentó una caída de 81% en sus ganancias en el tercer trimestre. Sumado a esto, decidió recortar su dividendo en 74% y anunció un drástico plan de reducción de costos para ahorrar 400 millones de dólares en los próximos cuatro años.

Esta firma, que está en el puesto número 71 de la lista de Interbrand, está teniendo problemas con los tipos de cambio de divisas extranjeras, sumado a caídas promedio de 1,5%  en sus líneas de productos. Además, los costos subieron por mayores compensaciones a empleados. Como si fuera poco, el CEO de la compañía el año pasado rechazó una oferta millonaria de la firma Coty para comprar el 100% de Avon.

Adobe Systems

Las acciones de la compañía fueron infladas por los traders luego de que su informe de ganancias por acción del último mes viniera muy por debajo de las expectativas del mercado. En ese sentido, parecería ser que el mercado confía en alguna variable de Adobe. El objetivo de la compañía es mudar a sus clientes a la plataforma de cloud computing de la firma. Los clientes se ven muy alentados por esta cuestión, pero la realidad es que este proceso llevará a la compañía tres años. Sumado a esto, su guidance para 2012 había sido de 1,4 dólares por acción, con 4.100 millones de dólares en ventas, muy lejos de los 2,35 dólares que estimaba el mercado.

Sony y Panasonic

Ambas compañías enfrentan deterioros en sus números y apuestan al negocio de televisores para salir del abismo. En ese sentido, teniendo en cuenta estos pobres prospectos, la mejor alternativa quizás sea mantenerse lejos de las dos.

 

Deja tu respuesta