Las mejores estrategias de ahorro para comenzar el año

Ahorrar no es algo fácil para algunos, especialmente para los amantes de la tecnología, que tienden a gastar más de lo normal en los últimos dispositivos de moda o en la más reciente computadora.

Sin embrago, más allá de los pagos usuales que se deben hacer mes a mes y del dinero que se destina a la comida u otros gastos personales, hay una manera de ahorrar de forma inteligente que permitirá comenzar este 2013 con pie derecho.

Lo primero es calcular cuánto gasta y mantenerse dentro de un rango. Ahora que comienza 2013 es una buena idea revisar su presupuesto (o hacer uno nuevo). Dependiendo de cuántas veces quiere controlar sus gastos, puede proponerse revisarlos cada mes, trimestralmente o semestralmente.

Cuando llegue el momento de hacer este control, asegúrese de llevar a cabo un seguimiento a todo y la mejor manera de hacerlo es con una hoja de cálculo en donde se especifica con un valor mensual de gastos.

Aunque sienta que es algo monótono hacer un seguimiento a sus gastos, usted verá la recompensa una vez que pueda descubrir qué puede recortar fácilmente. En general, muchas personas van a un café y compran un latte todos los días para el desayuno o gastan algo de su dinero en almuerzos en restaurantes. Al controlar el límite de gasto, usted podrá darse cuenta de qué hábitos podría cambiar para ahorrar más.

Luego trate de abrir una cuenta en moneda dura para mantener sus manos fuera de su dinero en efectivo. Siempre tenga presente que la plata que deposite allí no debería ser usada para ningún gasto.

Igualmente, así sea poco, comience a ahorrar pequeños porcentajes de sus ingresos. Incluso si su salario no es muy alto, siempre se puede ahorrar algo. Planificadores y expertos financieros consideran que la mejor manera de empezar a ahorrar es de a poco, montos que eventualmente se irán acumulando hasta convertirse en una suma mayor. Siempre lo importante es crear el hábito. Así como la publicidad de las tiendas de ropa y tarjetas de crédito inducen al hábito de consumo, se puede hacer lo contrario: ahorrando dinero.

Otro truco vital de ahorro: cuando está organizando su presupuesto, redondee sus ingresos a una cifra menor y sus gastos a una cifra mayor. Por ejemplo, si su cuenta de televisión por cable es de $ 132,5, cuéntelo como $ 135. Si su ingreso mensual es de 6.125, redondéelo a 6.000 en su hoja de presupuesto. Estas pequeñas modificaciones harán que algo de su dinero se libere y lo pueda ahorrar cada mes.

Por último: establezca metas de ahorro. Tener un objetivo claro en mente -unas vacaciones lujosas o una jubilación exitosa- le ayudará a recordar que el ahorro no significa negarse algo que quiere hoy, sino trabajar por una gran recompensa que tendrá en el futuro.

Más datos y una detallada guía paso a paso la podrá encontrar en la parte inicial de nuestro Programa Acelerado para invertir como un Experto

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido