La trampa de las predicciones

Federico Tessore

Mientras el tipo de cambio paralelo en la Argentina supera los ARS 7,50 y la Presidente del banco central dice que esto es “estacional”, nuestro libro sigue avanzando.

En esta parte hablamos de las predicciones. Sin ir más lejos, a mediados del año pasado, cuando organizamos una Conferencia abierta para nuestros suscriptores en la Universidad del CEMA, adelantamos que el dólar paralelo iba a seguir subiendo y la brecha con el oficial superaría el 50%.

Hoy esto se cumplió. Hoy nuestra “predicción” se cumplió. Nuevamente. Aunque me pregunto, ¿son realmente estos adelantos verdaderas predicciones?

En este nuevo fragmento del libro, que en algunos meses y con viento a favor podrá salir publicado, hablamos de la trampa de las predicciones y el futuro. Empezamos con una breve historia real, como lo hicimos la semana pasada en la primera nota de presentación del libro que publicamos en el newsletter semanal y que llamamos “Predecir la crisis no era complicado”.

Y luego, aunque parezca mentira, hablamos mal de los pronósticos y de aquéllos que creen que pueden adivinar el futuro.

——————————————————-

      Delray Beach, Florida, Estados Unidos

      El imponente hotel quedaba frente a la playa. Era octubre de 2011 y el calor pegaba en este pequeño pero distinguido pueblo playero del norte de la Florida. Las camisas hawaianas, crocs y bermudas se mezclaban con hombres y mujeres de traje. Venían de todas partes del mundo a asistir a un evento que convocaba a más de 700 personas. 

      Una vez dentro de la enorme sala de conferencias, algunos pasaban al frente y contaban sus experiencias. Algunos lloraban, otros reían. Todos se abrían ante la multitud y contaban sus logros, sus miedos, cómo superarlos…

      No estábamos formando parte de una celebración evangélica ni de ninguna otra religión o credo. Estábamos en una conferencia que reúne a profesionales de la escritura que se especializan en bajar temas financieros y económicos al público en general. 

      Verdaderos especialistas en convertir temas aburridos y tristes en historias atractivas para todos…

——————————————————-

El pronóstico que dimos sobre la economía argentina en septiembre de 2011 se cumplió. Muchas de las cosas que adelantamos que iban a pasar en Argentina estuvieron pasando en los últimos meses.

Nuestra “predicción” se cumplió…

¿Esto quiere decir que a partir de ahora vamos a poder pronosticar con bastante exactitud las próximas crisis económicas?

¿O que usted va a leer todos los meses nuestras “nuevas predicciones” y que éstas siempre van a estar en lo cierto?

Bueno, la realidad es que no. Esto no va a pasar.

De hecho, aunque le parezca mentira, le confieso que no creo en las predicciones. No creo que exista una persona o un grupo de personas, con mucho o poco conocimiento, que sean capaces de adivinar el futuro.

Es que la realidad está influenciada por tantas variables que presagiar un acontecimiento es una actividad que está muy relacionada con el azar.

Por otro lado, nos inclinamos a pensar que los expertos en una cierta actividad tienden a tener mayor probabilidad de predecir los acontecimientos de esa actividad que los que no son expertos. Pero lo cierto es que los estudios muestran que estos entendidos en la materia no son mucho más eficientes en las predicciones que los no expertos.

De nuevo, hay tantos sucesos inesperados, imposibles de pronosticar, que todas las predicciones son una tarea muy relacionada con la ciencia ficción.

Entonces, ¿por qué “predije” el Fin de la Argentina?

Porque si bien no creo en las predicciones, sí creo en que el mundo de la economía y las inversiones tienen algunas pocas y simples reglas que siempre funcionan. Estoy hablando de sistemas que tienden a funcionar más o menos siempre de la misma manera.

Vamos a un ejemplo para entender lo que estamos hablando. Supongamos un mercado donde se ofrecen 10 unidades de un bien determinado y se venden todos a un precio de 1 por unidad.

Si en ese mercado -de un día para el otro- se pasan a ofrecer 50 unidades, todo hace pensar que el precio va a bajar de una forma fuerte. Aumenta la oferta, la demanda sigue igual. Si se quieren vender todas las unidades, no queda otra alternativa que bajar el precio.

También se puede intentar aumentar la demanda y de esta forma tratar de que la baja del precio no sea tan pronunciada. Por ejemplo, se lanza una tremenda campaña demarketing para incentivar las ventas.

Pero el sistema de precios y de mercado tiene ciertas reglas que siempre se cumplen. Luego, puede haber un montón de variables impredecibles que cambien el resultado, pero el sistema funciona de todas maneras.

En el ejemplo que vimos recién, pueden pasar hechos imposibles de pronosticar.

Por ejemplo, que luego de lanzar 40 unidades más al mercado, un famoso jugador de fútbol se convierte en fanático del producto y sus miles de fans se enteran de esto. Como consecuencia, no sólo el precio no disminuye sino que aumenta.

O puede pasar lo contrario. Los compradores del producto ven que hay mucha oferta en los negocios, eso les da desconfianza y no compran ninguno.

Es decir, pueden pasar miles de acontecimientos que cambien el resultado final. Acontecimientos que son imposibles de predecir.

Pero eso no invalida decir que cuando uno incrementa fuertemente las unidades ofrecidas en un mercado lo más probable es que su precio baje. Ésa es una regla general que siempre funciona.

En Argentina, esas reglas básicas muchas veces se desconocen y los políticos son expertos en ignorarlas. En medio del corralito cambiario del año 2012, la Presidente del Banco Central de la República Argentina, Mercedes Marcó del Pont, declaró que “la emisión no genera inflación”.

Éste es un ejemplo claro de una funcionaria pública que desafía las leyes del mercado y la economía.

Antes de entender por qué, recordemos que la inflación es el proceso por medio del cual el precio del dinero baja. Esto se ve reflejado en el aumento del resto de los bienes de la economía respecto a la propia moneda que pierde valor. En definitiva, el dinero es un bien como cualquier otro producto de la economía y se rige en función a la oferta y la demanda.

Ilustrado este punto, es claro que la emisión de dinero genera inflación. Es decir, esto significa aumentar la oferta del bien, que en este caso es el dinero.

Por supuesto que esta alza de precios se puede evitar si la demanda crece de alguna manera también. Pero si la demanda no aumenta, el bien vale menos. Simple como eso.

Lo peligroso es que esta manía de nuestros políticos de desconocer las reglas de la economía y el dinero influencian a millones de argentinos. Argentinos que extrañamente siguen creyendo en las palabras de políticos que tratan de convencer a la población de seguir sus medidas antinaturales ciegamente.

Argentinos que terminarán tomando decisiones con su plata que serán extremadamente peligrosas.

El objetivo del “Fin de la Argentina” fue justamente ése: alertar a los miles de ciudadanos que parecían olvidarse de estas reglas relativamente fijas de la economía y el dinero.

Es que las personas tienden a tomarse de una forma tan emocional los asuntos relacionados al dinero y la economía, que muchas veces se olvidan de estas reglas básicas. Y a la economía no le importan las emociones, sólo funciona.

Aquéllos que se dejen llevar por las emociones, por el desconocimiento o por la fe en los políticos seguramente tomarán decisiones muy arriesgadas con su capital.

Ya que si un inversor apuesta todo su dinero en una economía que tiene una inflación del 25% anual, que tiene un déficit fiscal cada vez más grande y que tiene dificultades para vender sus productos en el exterior, va a estar destinando su plata a una economía que tiene grandes chances de entrar en crisis.

¿Es esto una “predicción”?

Entiendo que no. Creo que en definitiva es una descripción desapasionada de lo que puede pasar en la economía, analizando el contexto del momento.

En definitiva, si bien creo que nadie tiene la habilidad de pronosticar el futuro en este mundo tan cambiante e inestable, sí creo que todos debemos pensar la economía y el manejo de nuestro dinero bajo ciertas reglas lógicas.

Reglas que no necesariamente le van a asegurar alcanzar el resultado deseado, pero que sí le van a permitir estar mucho más cerca. Y mucho más importante aún, reglas que le van a permitir correr muchos menos riesgos con su capital.

Verá, la historia se repite década tras década. La lógica detrás del funcionamiento de la economía de un país, o de las finanzas de una empresa o familia, es siempre una sola. Este sistema no se reinventa todo el tiempo.

Es más, durante los últimos 200 años -desde la Revolución Industrial- que este sistema no cambia y es muy probable que en los próximos siglos tampoco lo haga.

Por lo tanto, si realmente quiere cumplir sus sueños financieros, si no quiere poner en riesgo los proyectos de su familia, no se deje llevar por las emociones del momento y recuerde siempre estas reglas.

Cuando tenga dudas, acuérdese del gran inversor Warren Buffett cuando en la década del 90 no se dejó llevar por el boom de las empresas de Internet que prometían ganancias millonarias a los accionistas, sin siquiera saber cómo generar un solo dólar de ingreso.

Al principio todos se reían de Buffett, decían que no sabía aprovechar este nuevo mundo para las empresas de tecnología. Decían que no entendía la “revolución”.

Pero ese nuevo mundo no sólo nunca llegó, sino que peor aún, la situación finalmente explotó y los inversores perdieron fortunas. Salvo Buffett, por supuesto, que no cayó en la tentación y siguió con su probada fórmula para ganar dinero que le ha funcionado durante los últimos 60 años.

Le deseo un excelente fin de semana,

Federico Tessore.
Para InversorGlobal Argentina.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;I also act as a Knowledge Exchange Champion for the Healthcare GatewayRedick missed free throw that seemed to park on the lip of the rim before idling to the floor.michael kors sale uk

The tournament leader and the two time Masters champion played Augusta back nine together on Wednesday.occhiali gucci uomo
He has not lost in 15 starts since Aug.mcm bookbag
Cette allégation portait sur un lien entre la consommation quotidienne de thé vert et une réduction du risque de certains cancers.louboutin pas cher paris

In a game featuring the presumed No.discount mulberry bags uk
Now that takes a special talent to get The Rock booed out of the building.borse prada
In others, however, this sparkling veneer masks less attractive realities that are too often dismissed, or ignored, as the complaints of reactionaries with a vested interest in propping up our failed system of public education.mulberry handbags sale

Deja tu respuesta