La Teoría del Dow podría ser el cazabobos de 2013

Arranca fin de año y es momento para que el mercado haga un lavado de cara y arranque de nuevo. Algunos dirán que es momento de salir y otros que son tiempos de entrada (hay que tener en cuenta que el S&P 500 tuvo una suba de casi 12%). Si hubiera que hacerle caso a los seguidores de la Teoría de Dow, uno de los sistemas sobrevivientes de sincronización de mercado más viejos, deberíamos abandonar el barco ahora mismo. Ahora, la pregunta es: ¿están en lo correcto?

Antes de incursionar en el análisis de esta teoría, es pertinente hacer un repaso a la historia de la misma. A fines del siglo XIX, el fundador del diario The Wall Street Journal, Charles Dow, escribió una serie de editoriales que establecieron los cimientos de la Teoría de Dow. El sistema está diseñado para decirle en qué momento la tendencia del mercado “primaria” pasa de una tendencia alcista a una bajista o viceversa. En lenguaje llano, uno compra acciones cuando esta tendencia primaria pasa a ser alcista y vende cuando pasa a ser bajista.

A simple lectura parece algo que no abunda en dificultades, pero es necesario indagar sobre cómo podemos darnos cuenta de que la tendencia ha cambiado. La cuestión es que en el medio puede haber giros temporarios o mismo las acciones pueden caer temporariamente durante un mercado alcista.

Frente a esta disyuntiva, una manera eficiente de registrar un cambio definitivo en la tendencia es saber que un movimiento en las acciones industriales (según los cálculos del Dow Jones Industrial Average) debe estar reflejado por cambios en las acciones de las empresas de transporte (calculados por el índice Dow Jones Transportation Average)

¿Por qué? Cuando una economía se recupera, las empresas ordenan más bienes. Esto implica más actividad para las compañías de transporte que operan la logística de esta comercialización. Entonces, las acciones de las firmas de transporte deberían empezar a dar buenos resultados si la mejora es fidedigna. En caso contrario, es decir, cuando la economía cae, se espera que estas acciones corran la misma suerte.

Por ende, cuando ambos índices claramente están dirigiéndose hacia arriba, estamos ante un mercado alcista y viceversa. No obstante, a veces puede haber algunas discrepancias entre los dos índices mencionados previamente, a pesar de que la industria pueda estar en aumento. Sumado a esto, las acciones del transporte pueden no ir en línea con la mejora. Empero, uno no debe dormirse en los laureles y prestar atención para posicionarse ante un eventual cambio de tendencia.

Como cualquier sistema, la Teoría de Dow tiene sus partidarios y sus opositores, pero su longevidad es uno de los pilares en los cuales se basa su efectividad. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale y de New York, publicado en el Journal of Finance, por ejemplo, sostuvo que el sistema basado en la Teoría de Dow venció a la estrategia de comprar y mantener en un 2% por año entre 1929 y 1998. Para seguir sumando galardones también sugirió vender en noviembre de 2007, un timing bastante si se considera que al año siguiente estuvo la crisis financiera.

Sin embargo, últimamente no parece ser tan popular. Según señala Joshua Brown en el blog The Reformed Broker Blog, “el trannies (sobrenombre dado al índice Dow Transportation Average) y los industriales han estado completamente divorciados unos con otros durante toda la segunda mitad del año”. Aun así, no hemos visto ningún tipo de colapso. Un problema es que mientras que lo esencial de la Teoría de Dow es bastante claro, los detalles están abiertos a la interpretación. Según señaló Mark Hulbert el mes pasado en el medio especializado Marketwatch, dos de los tres teóricos que sigue han emitido una señal de venta pero uno todavía piensa que la tendencia primaria es alcista.

Algunos críticos sostienen que las acciones de las empresas de transporte han perdido utilidad como indicadores en estos tiempos donde la 2.0 ha abarcado todos los planos. Es que, frente a este escenario de modernización tecnológica, las economías están menos dependientes de los procesos viejos de fabricación y distribución de bienes, lo cual hace que la señal no sea confiable.

Puede que La Teoría de Dow esté debilitada pero lejos está de haber sido vencida totalmente. Empresas de alta tecnología como Apple todavía necesitan transportar componentes en todo el mundo; “Amazon todavía tiene que dominar el envío de ‘plasmas via cable modem’”, dice Paul Shread en Internetnews.com.

Y según señala Neil Irwin en el Washington Post, la industria estadounidense está en buenas condiciones más que en una caída terminal. Aportó un 20% del crecimiento de la producción económica mundial en la década hasta 2010. Puede que use menos personal pero todavía fabrica y transporta grandes volúmenes. Por ende, es difícil ver que la Teoría Dow se haya tornado obsoleta.

No obstante, como dice la teoría financiera, nunca es bueno meter todos los huevos en la misma canasta. En ese sentido, podrían empezar a ser tiempos de observar otras oportunidades más accesibles en otros lados: si busca potencial con crecimiento podría ir detrás de activos emergentes o quizás apostar a una potencial recuperación de gigantes alicaídos como Europa y Japón.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;His business, he said, dropped by 90 per cent after the Arab Spring

As reported by CBC, since Harper has been Prime Minister, his support of Israel has been strong, consistent and unwavering.ceinture hermes
, par Hirvisus Cabruns, diocèse de Tours, archiprêtré, cant.timberland outlet uk
How well is the district expanding enrollment in Advanced Placement courses, and is this the correct course.mulberry handbags sale
For six days, half the study’s participants endured cruel and dehumanizing abuse at the hands of their peers.prada purse
A Herald investigation showed that other inmates as well as a psychotherapist in the unit had told the prison hierarchy that the mentally ill were being violently mistreated and antagonized “for sport” by the staff at Dade Correctional.timberland outlet

Deja tu respuesta