El ahorro y la inversión, un juego de niños

Los más pequeños también pueden lograr un buen manejo de la plata y todo está en sus progenitores. Inculcar desde temprana edad a los hijos sobre las buenas habilidades para manejar el dinero hará que, cuando lleguen a la adultez, sepan llevar sus finanzas de forma efectiva.

La herencia que los padres dejan a sus hijos no solamente tiene que ser monetaria: las lecciones que se dan día a día, por medio del ejemplo, quedarán grabadas en sus mentes. Por eso, es esencial recordar que sus hijos deben saber cómo administrar el dinero o, probablemente, terminarán perdiendo todo lo que les dejó, luego de años de esfuerzo y trabajo.

 1. El dinero no es mágico. A veces los chicos pueden creer que al aparecer en la mano, es algo que se puede conseguir fácilmente. El dinero no aparece o desaparece por arte de magia.

2. Ganar dinero es un privilegio, no un derecho. Nada es gratis en la vida y por esto es necesario transmitir una actitud respetuosa acerca de lo que cuesta conseguir el dinero. No todo el mundo tiene la capacidad de trabajar ni tienen un empleo estable. Es importante ser agradecido cuando se le ofrece a alguien la oportunidad de ganar su propio dinero, como fruto de su esfuerzo.

3. Gastar plata afecta negativamente a todos quienes lo rodean. Para contrarrestar esto, puede ser un modelo a seguir para su familia e incluso su comunidad. Esto se puede hacer mediante el fomento de hábitos de consumo buenos, que prevengan un malgasto de dinero.

4. Ahorrar para comprar un producto o juguete deseado no es lo mismo que guardar dinero para el largo plazo. Es necesario crear una diferencia entre estas dos nociones, enfatizando en el ahorro a largo plazo, el cual trae una gran satisfacción y gratificación.

5. A veces, circunstancias externas como desastres naturales, ganar la lotería o perder un empleo pueden dictar su situación financiera. La sana administración del dinero ayuda a construir el carácter. A pesar de que no se puede garantizar un futuro financiero estable, ayudará a su familia a enfrentarse a la vida con más facilidad.

6. Ser agradecidos. Enséñeles a sus hijos a estar contentos con lo que tienen, pero a la vez dígales que nunca deben dejar de soñar en grande.

7. Los errores suceden. Puede haber momentos en que se pierda algo de dinero, pero es importante hacerles entender a los pequeños que eso hace parte del proceso de aprendizaje.

Para los más grandes

En la actualidad la publicidad dirigida a los adolescentes y jóvenes adultos hace que el consumo de productos sea constante y no permiten que se cree un hábito de ahorro y la inversión. Además de los tips anteriores, publicados en el sitio Moneyning.com, otros consejos para pasar a sus hijos son:

– Aprender sobre inversiones y a no tenerle miedo a probar nuevas estrategias de inversión.

– Ser constante en el aprendizaje sobre el buen manejo del dinero.

– Pasar tiempo con personas que administran su dinero de forma efectiva y escuchar sus opiniones.

– Leer libros sobre manejo de dinero. Así los chicos no entiendan todo, algunos conceptos claves le ayudarán a que comprenda un poco más el tema.

Deja tu respuesta