Claves para una selección de activos exitosa

Cuando se empieza a invertir puede hacerse de dos maneras: a través de un asesor financiero o mediante una capacitación financiera que brinde las herramientas para poder incursionar en los mercados. Y lo que comparten ambas metodologías es la dificultad de elegir activos en particular, ya que para llegar a tal exactitud hay que pasar por un proceso más amplio de análisis.

En primer lugar, hay que ver tres variables mutuamente excluyentes entre sí, ya que es difícil pensar a una separada de la otra a la hora de delinear una estrategia de inversión. Hablamos de edad, riesgo y volatilidad. Es que si se hace una interconexión entre ellas verá que a más edad, el riesgo y la volatilidad del porfolio se reduce considerablemente y a menor edad se da la ecuación contraria.

Sumado a esto, hay que pensar cuáles serán los ingresos que se tendrán en el tiempo, ya que no son los mismos los que todavía le queda percibir a un individuo de 30 años que a uno de 50 o 60 años. En cada caso los cálculos son distintos, ya que uno tendrá más tiempo para conseguir el capital que necesitará de cara al retiro y por ende tendrá margen para armar porfolios que puedan significar un rendimiento mayor.

Pero siempre todos los casos convergen en una cuestión: la diversificación o la famosa frase “no poner todos los huevos en la misma canasta”. Ya sea en un porfolio de pura renta variable (riesgo alto), uno de renta fija (conservador) o uno mixto (de compensación), siempre es fundamental tener un abanico amplio de activos y no centrarse sólo en una especie.

Renta variable: más riesgo, más retorno

En el caso de la renta variable predominarán las acciones, pero siempre es clave, por ejemplo, diversificar los sectores del porfolio; hablamos de tener quizás sectores cíclicos y otros que sean más independientes de cuestiones macroeconómicas.

Si usted tiene papeles de Alcoa y Caterpillar, pero además posee Apple, Bank of America y Coca Cola, tendría un porfolio muy equilibrado: combinaría papeles que si la economía anda bien tienden a subir porque dependen de buenos ciclos macro, otros de rubro tecnológico, financieras (están repuntando fuertemente luego de varios años deprimidos post-crisis de 2008) y consumo masivo (generan enormes flujos de caja sin importar el estado de la economía porque sus productos son de primera necesidad).

Sumado a esto, varias de ellas pagan dividendos, por lo que estaría combinando riesgo, retorno e ingresos fijos.

Renta fija: conservadurismo efectivo

A diferencia del mercado de renta variable, el de renta fija presenta otras alternativas para el inversor, donde predominan los bonos. Éstos pueden ir de mediano a largo plazo, en una amplia variedad.

En fin, el menú lo elige usted. La vida de las inversiones es una entrada (renta variable), un plato principal (renta mixta) y el postre (renta fija), que transcurren en las distintas etapas de la vida de una persona. Si usted aún no arrancó, nunca es demasiado tarde. En ese sentido, puede acceder y conocer el Programa Acelerado Para Invertir como un Experto de InversorGlobal y empezar a capacitarse

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido