Argentina pierde credibilidad a seis años de la intervención del INDEC

Nicolás Billia

InversorGlobal Argentina

La calificadora de riesgo Moody’s lanzó un informe en el que sostiene que el hecho de que el INDEC no sea creíble a la hora de reportar la inflación del país, podría injerir negativamente a nivel crediticio.

Hace ya más de un lustro que Argentina recayó en estadísticas que, según el mercado y la oposición política, son apócrifas. Todavía con Néstor Kirchner al frente de la Casa Rosada, la encargada de la intervención en el centro de estadística argentino fue Beatriz Paglieri, cercana a Guillermo Moreno, actual secretario de Comercio Interior.

Recientemente, el INDEC presentó la inflación anual de 2012, que se posicionó en torno al 10,8% anual, una cifra sumamente desfasada del 25% que sostienen las consultoras privadas, a través del índice del Congreso. Según Moody’s, “esto despierta preguntas en torno a la calidad de las estadísticas macroeconómicas de Argentina y a los bonos cuyo pago está atado al CER” (inflación oficial). En ese sentido, también agrega que ambas cuestiones son fundamentos concretos para sostener la visión negativa a nivel crediticio. Esto se da a pesar de que hace dos años que Argentina viene diciendo que está dispuesto a trabajar, en conjunto con el Fondo Monetario Internacional, para lograr un sistema estadístico más efectivo y sustentable.

La calificadora también asumió que para hacer sus informes no se basa en las estadísticas del ente estatal. Moody’s argumenta que la falta de credibilidad en las mismas la han obligado a tomar como referencia los guarismos expuestos por el sector privado y por algunos gobiernos provinciales, como es el caso de San Luis.

 Desde junio de 2012, la deuda argentina indexada por CER equivalía a un total de 20% del total. En la actualidad, la misma fue bajando y el remanente fue quedando en manos de otras entidades gubernamentales, como es el caso de la ANSES, que se ha transformado en la caja chica del Gobierno. Sin ir más lejos, varios medios publicaron el martes que el Tesoro utilizó, en un plazo de apenas cuatro años, un total de 80 mil millones de pesos de las arcas de la entidad previsional. 

Otro dato que ha sido puesto bajo la lupa por la calificadora de riesgo es la cifra de crecimiento del Producto Bruto Interno, ya que sostienen que sistemáticamente las publicaciones oficiales han sobrepasado altamente a las privadas.

Promesas de armar nuevos índices y de trabajar en conjunto con el Fondo para mejorar la metodología son lo que abundan. Por el momento, sólo promesas… 

Deja tu respuesta