Alternativas de inversión para aprovechar un dólar a 6 pesos

Nicolás Billia

InversorGlobal Argentina

El dólar en las últimas semanas ha aparecido en los titulares de todos los medios especializados de finanzas en Argentina ¿El motivo? La escalada del dólar paralelo, quebrando la barrera de los ARS 7,50.

Desde la consultora Analytica sostienen que hubo tres causas por las cuales se dio esta suba en el precio del blue. En primera instancia, aducen un aumento estacional en la demanda de dinero, tanto en pesos como en dólares, debido a que son épocas donde abundan los gastos, principalmente por las fiestas, pagos de impuestos y gastos anuales.

En segundo lugar posiciona las vacaciones y una AFIP que permite la compra de dólares físicos para turismo con cuentagotas. Estos hechos explican el aumento en la vertiente minorista. En segundo lugar, la explosión monetaria de diciembre y la liberación del pago de ganancias en el aguinaldo de la cuarta categoría motorizaron la demanda del blue.

Y por último, con una inflación real de 25% es muy difícil encontrar activos en pesos que puedan dar tasa positiva. Y en esa sintonía, el dólar marginal se vuelve un refugio seguro para los excedentes financieros. La consultora agrega que “es interesante ver que el movimiento del blue siguió paso a paso a la inflación en 2012”, ya que incluso el Merval no logró alcanzar un rendimiento positivo, a pesar del rally que tuvo en diciembre de 2012.

Hace unos días el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, anunció que “no sería descabellado pensar un dólar a 6 pesos”. Para los sectores más afines al Gobierno significó una manera más de justificar que la Presidente lleva a cabo una gestión progresista y correcta a nivel económico. Una declaración a tener en cuenta fue la de José de Mendiguren, titular de la Unión Industrial Argentina, quien salió a decir que no sabe “si buscan reconocer la inflación o darle más competitividad al país”.

Pero fuera de temas políticos, los inversores individuales pueden sacar provecho de un potencial dólar a 6 pesos. Es que si uno hace el cálculo, con un dólar oficial a 4,96 pesos, esto da una devaluación de casi 21%. Y la pregunta que muchos se harán es cómo una persona puede aprovechar eso si el grifo para adquirir divisas por buena ley está cerrado. La respuesta está en los famosos bonos dollar linked, que ofrecen un cupón de interés y un rendimiento adicional por la tasa de devaluación del dólar frente al peso. Es que este tipo de títulos está nominado en dólares, pero el pago se hace en pesos al tipo de cambio oficial, por lo que si usted invirtió una cantidad nominal de 5 mil dólares (24.800 pesos al cambio actual) y un cupón de 7% anual, esos billetes verdes a fin de año le devolverían 30 mil pesos más el interés. En pocas palabras, tendría un rendimiento en torno a un 27% (20% de devaluación más 7% de cupón). De esta manera, usted lograría ganarle a la inflación invirtiendo, sin necesidad de acudir al dólar cueva.

No obstante, la otra cara de la moneda muestra una ventaja para aquéllos que prefieran seguir atesorando billetes verdes o apostando mediante la compra en el paralelo. Es que, según estiman las consultoras, la brecha con el oficial para fin de 2013 sería de 50%, por lo que posicionaría al blue en torno a los 9 pesos por dólar.

Son todas estimaciones. Usted elegirá qué camino tomar. 

Deja tu respuesta