Adelántese a las noticias de los diarios

InversorGlobal Chile

Quienes se adelantan son quienes terminan marcando las mejores rentabilidades y aprovechando las oportunidades. Los demás, simplemente se limitan a seguirlos.

Para una persona que no domina el idioma japonés, sólo verá un conjunto de líneas y símbolos carentes de significado. No obstante, para el que entiende la lengua nipona, en esas líneas existirá información que incluso podría llegar a ser valiosa. Lo mismo ocurre en los mercados financieros. Todos los días los inversionistas son bombardeados con señales que sólo algunos pueden captar. A veces éstas son muy sutiles, pero cuando ya se hacen notorias para todos, la señal carece de oportunidad.

Por ello, cuando en cualquier medio especializado publiquen, por ejemplo, que las ventas de viviendas en Chile experimentaron un alza de 18,7% en 2012, siendo una cifra récord que no se veía desde 2006 o 2007, no se entusiasme en entrar al mercado con acciones de constructoras. Ya al día anterior el mercado intuía esas cifras y los títulos de las compañías implicadas ya experimentaron las alzas.

Ahora, cualquier analista le dirá que “los avances ya fueron descontados” o “el mercado ya se ajustó al nuevo escenario”. En buen chileno: pasó la vieja.

Durante 2012 se vendieron un total de 40.491 viviendas en Chile, lo que significó alrededor de 32,8 millones de UF, una cifra cercana a USD 1.590 millones. No obstante, pese a lo llamativo de estas cifras, que incluso invitan a descartar la creación de una “burbuja inmobiliaria”, el efecto a posteriori que pueden haber producido en los mercados financieros fue débil, por no decir nulo.

Esto porque el mismo día del anuncio, las acciones ligadas a la construcción fueron las de mejor desempeño en la Bolsa de Comercio de Santiago, con un 3,01%. En detalle, Salfacorp avanzó 6,56%, Paz ganó 3,53% y Socovesa 2,92%. Para confirmar la tesis de que si la noticia ya apareció en el diario, la oportunidad ya pasó, el día de “la noticia”, Salfacorp registra un avance de 1,68%. No fue malo, pero lejos de los días previos.

Un comportamiento bursátil de este tipo muestra que la información realmente útil se mueve en otras esferas, restringidas, encriptadas o simplemente herméticas. En los medios aparecerán señales que deberán ser interpretadas con ojo clínico, cuestionadas y comparadas con datos que incluso pueden parecer contradictorios. Está claro que realizar este ejercicio puede llegar a ser cansador, por lo mismo es llevado a cabo sólo por pocos. En cambio, cuando las cifras ya son públicas, de conocimiento masivo, su real repercusión ya pasó. Los mercados ya se ajustaron y por lo mismo, entrar a la cancha en ese momento para aprovechar la situación puede incluso ser inútil. No obstante, existen excepciones, como por ejemplo que la noticia sea una señal de un dato mayor, una tendencia que se desconoce o un nuevo escenario. En ese caso, la noticia no sería un acontecimiento cerrado, sino simplemente una pista.

Algo importante que debe considerar el inversionista que busca conseguir ganancias reales, y no sólo las migajas que deja la vanguardia, es que debe estar atento, perceptivo y receptivo frente a las señales que le proporcionará el mercado. Ya reconocidas estas pistas, debe aprender a interpretarlas a su favor para poder tomar decisiones acertadas.

No lo olvide, si la información ya la conocen todos, perdió todo su valor.

Comments 2

  1. Rosana Langone
  2. Rosana Langone

Deja tu respuesta