A pesar de todo, los bancos argentinos siguen ganando

Nicolás Billia      

InversorGlobal Argentina

En Argentina hay un sector que se encuentra transitando una interesante coyuntura: el bancario. Subvaluado por los mercados financieros y generando ganancias que trimestre a trimestre baten récords, parecería ser que sus estructuras internas gozan de buena salud.

La agencia calificadora Moody’s anunció que la medida anunciada por el BCRA de restringir el alza de precios de los servicios bancarios y de tasas activas a 10% -en lugar del 25% deseado por las instituciones- puede repercutir en la perspectiva crediticia de las entidades. Con este movimiento los bancos querían combatir la inflación galopante que impacta en sus costos operativos.

Hay que tener en cuenta que el sindicato bancario es uno de los más fuertes a la hora de negociar paritarias y los egresos por salarios abarcan un 60% de los costos operativos de las instituciones financieras. En el período 2010-2012 los bancarios tuvieron un aumento anual promedio de entre 24,5% y 29% y para 2013 se estima un incremento de 24%.

En esta sintonía, para combatir los crecientes costos operativos que implican los aumentos por paritarias, los bancos tienden a confiar en el incremento de tasas y comisiones bancarias, reducción de tasas pasivas (aunque no tanto porque los depósitos son importantes) y subas en los precios de servicios bancarios.

Según Moody’s este escenario de topes en las tasas “lastimará una fuente importante de ingresos para los bancos y los obligará a diversificar sus carteras de productos e incrementar los volúmenes de operaciones para compensar las tasas negativas a las que obliga prestar el BCRA”.

A esto se le suma que hay una desaceleración en la demanda de préstamos, principalmente porque los salarios de la mayoría de la población no suben al mismo ritmo que la inflación y esto genera reticencia a endeudarse.

Sin ir más lejos, la semana pasada, el viceministro de Economía, Axel Kiciloff, pidió “encarecidamente” a los bancos privados que “aporten algo” para fortalecer el mercado de préstamos hipotecarios. Pero en un contexto como el actual, por más rezos que haga el seguidor de Karl Marx, será difícil que los bancos flexibilicen requisitos.

Siguiendo con el informe de Moody’s, el 58% de los ingresos obtenidos por fees y comisiones se vuelcan a gastos operativos. Y en los últimos tres años, apenas un 27% de los ingresos por estas variables significaron beneficio para los bancos.

“Esta medida afectará a todos los bancos, pero principalmente a los más chicos, ya que tendrán más dificultades para encontrar caminos alternativos para lograr ganancias”, sostiene Valeria Azconegui, la analista de Moody’s que escribió el informe.

Contra viento y marea

A pesar de estas perspectivas negativas, como dijimos anteriormente, los bancos siguen por el buen camino y algunos promedian ganancias que exceden en 25% las registradas en los mismos períodos durante el año anterior, como es el caso de Grupo Financiero Galicia. A esto hay que sumarle que los papeles de la empresa más transada del Merval han subido casi 85% desde el mínimo que tocó en junio de 2012.

Esto se dio en un contexto de un lánguido crecimiento macroeconómico, el cual se estimaba que en 2012 sería de 3,5% según establecía el Presupuesto del año anterior. Sin embargo, el mismo director del INDEC, Norberto Itzcovich, anticipó el dato de actividad económica, que recién se publica en marzo de 2013. El Producto creció apenas 1,8%.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;John’s needs to generate revenue that will allow it to run a top flight programHe was born in Honolulu.boutique louboutin

Speaking to The Associated Press from his home in east Jerusalem, the sector captured by Israel from Jordan in the 1967 Mideast war, Qashor denied telling the woman he was Jewish, saying the Hebrew name he gave her was a nickname from childhood a practice not unheard of among Palestinians.prada bag
They statistically calculated which cancer types had an incidence predicted by the number of stem cell divisions and which had higher incidence.louboutin pas cher paris

Judge Charles Solomon of the state Supreme Court in Manhattan handed down a sentence that was close to the maximum of 25 years in prison under New York guidelines, saying he was mystified by the mother’s lack of remorse.scarpe hogan outlet
We’re about to learn if the criticisms levied against the hold water.sac kelly hermes
The right side of her brain was intact after Tuesday’s crash.borse prada
mcm sale

Deja tu respuesta