Una empresa golpeada por el mercado que podría repuntar en 2013

El año que dejamos está marcado por una macro y un mercado que fueron en direcciones opuestas. La incesante crisis europea –cuyo final se encuentra distante – y la compleja problemática fiscal de Estados Unidos agudizan la situación internacional.

Por el lado del mercado, el S&P 500 lleva una suba acumulada de 11,41%, impulsado principalmente por el apetito de riesgo de los inversores y las deprimidas tasas de interés a nivel global. Sumado a esto, el exceso de liquidez global es un pie de apoyo para la empresas, ya que hay más circulante disponible para que las personas tomen créditos de consumo. No obstante, la resolución del hito fiscal que obligaría a Estados Unidos a realizar algunos ajustes dentro de ese campo –recorte de gasto público y subas de impuestos- será clave. Desde Fitch ya anticiparon que si la primera economía del mundo no resuelve el “precipicio fiscal”, su calificación sería reducida en un escalón.

En este contexto, veamos una empresa que hizo oídos sordos a los baños de optimismo del mercado y fue en línea con la negativa macro, pero que podría revertir esta tendencia en 2013.

Netflix, el rompecorazones

La empresa de streaming fue la niña bonita entre 2010 y parte de 2011, viendo su acción crecer hasta un irracional precio de 300 dólares. No obstante, luego de alcanzar esa cima su acción se derrumbó por cuestiones endógenas de la compañía. Algunos de los motivos: el acontecimiento de Qwikster –la unidad que escindió de su estructura para que se encargara de segmento de alquileres de DVDs y que desapareció 21 días después de su anuncio- y la decisión de realizar su expansión a nivel internacional, a un ritmo superior al esperado por los accionistas.

Según Anders Bylund, inversor especialista en tecnología y columnista de The Motley Fool, “en 2013 la firma podría cesar con la baja, aunque sería a partir de la segunda mitad del año”. Según el analista, esto podría verse porque finalmente las operaciones de Netflix fuera de Estados Unidos empezarían a dar sus frutos. Si uno mira hacia atrás, verá que el servicio de la firma en el país norteamericano empezó a ser rentable recién hace dos trimestres. Según Bylund, “este tipo de negocios lleva tiempo ponerlos a punto para que empiecen a generar caja”.

Netflix actualmente genera la mayoría de su ganancia operativa por las ventas en Estados Unidos y para lograr su ambicioso plan de expansión sólo deberá sumar suscriptores que le permitan lograr alcanzar la rentabilidad para estos mercados. A partir de ese momento, cada persona que se sume al negocio será pura ganancia para la compañía.

“Hay algunas regiones que podrían alcanzar un balance de rentabilidad en 2013”, agrega Bylund. Entre éstas menciona en primera instancia a Latinoamérica y el Caribe y -en segundo orden- a Gran Bretaña.

Si hay algo que queda claro es que Netflix aún no ha alcanzado su explosión, ya que, al igual que la gran mayoría de las tecnológicas, sus negocios siempre tienen posibilidad de una mayor expansión y escalabilidad. En ese sentido, la suerte de Netflix podría cambiar para 2013.

Deja tu respuesta