Tipo de cambio: compre ahora y venda en 2013

C.M.R

Si el Banco Central reveló un escenario positivo para la economía chilena durante 2013 y, teniendo en cuenta la idea de que las economías fuertes tienen monedas fuertes, ¿existe algo que nos haga pensar en un debilitamiento del peso y una correspondiente alza en el tipo de cambio en Chile?

La respuesta es sí. El déficit en la cuenta corriente.

Y como inversionistas, acto seguido nos preguntamos de qué manera es posible obtener algún beneficio de esta situación.

En términos simples, la cuenta corriente es la cantidad neta de divisas que resulta de la actividad económica con el resto del mundo. Se mide en puntos porcentuales respecto del PIB, que en el caso de Chile alcanzaría en 2012, según el FMI, unos USD 316.516 millones. Pues bien, el déficit en cuenta corriente se ubicaría a fin de año en 3,8% del PIB (unos USD 12.000 millones).

El Banco Central proyecta que para 2013 el déficit alcanzaría 4,6% del PIB, y la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) es aún más pesimista fijando el déficit en 5% del PIB (USD 15.800 millones). En pocas palabras, dinero que no tenemos en Chile. Y aunque este nivel sería más bajo que los vistos durante la Crisis Asiática a finales de los 90, de todos modos sería, según los datos de la CCS, el mayor registrado desde la crisis de la deuda de principios de los años 80.

Ahora, ¿por qué le sugiero que esté atento a la cuenta corriente? Es que el tipo de cambio se rige de forma muy simple por la ley de oferta y demanda. A mayor cantidad de dólares circulando, menor su precio, y viceversa. A mayores exportaciones, más billetes verdes en circulación, lo que tiende a presionar a la baja al tipo de cambio, apreciando el peso. Esta es la situación que vivimos hoy gracias al alto precio de los futuros de cobre, en torno a USD 3,6 la libra.

Sin embargo, actualmente el país muestra un déficit en su balanza comercial, lo que implica que estamos importando más de lo que exportamos, realidad ligada a un fuerte consumo interno privado y público. Muestra de ello es el gasto fiscal con que carga el Gobierno, el que asciende alrededor de USD 5.000 millones anuales, lo que deteriora aún más las cuentas externas.

EL GIGANTE PIERDE FUERZA

Ahora viene el punto relevante. Las expectativas de crecimiento chino muestran una clara desaceleración, proyectando cerrar 2012 en 7,8%, la menor tasa de crecimiento para su economía desde 1999, en un país acostumbrado a crecer a dos dígitos.

Incluso, esta tendencia se profundiza tras la fijación del Gobierno chino de la meta de crecimiento para 2013 en 7,5%. China es el principal consumidor de cobre a nivel mundial y Chile es el principal productor del metal rojo. Para bien o para mal, la relación de Chile es de total dependencia hacia China.

En este sentido, mientras el gigante asiático sostenga su dinámico crecimiento, en Chile será normal ver un tipo de cambio inferior a $500. Pero si China se desacelera, el precio del cobre caería y el déficit de balanza comercial se haría más profundo si no se detiene el gasto interno. Si éste se frena, haría ceder las importaciones y, como por arte de magia, el tipo de cambio podría dispararse. Ya lo señaló en un informe la CCS, “si llegasen a debilitarse los precios de los commodities, nuestros desequilibrios externos tenderían a empeorar”.

Por último, el Banco Central se refirió acerca del Tipo de Cambio Real y señaló que “está en la parte baja de los valores coherentes con su fundamentos de largo plazo”, pero que también “la apreciación nominal es un fenómeno común a todas las economías emergentes”. Sin embargo, el llamado más relevante es que el banco “no renuncia a la posibilidad de intervenir en la medida que lo considere justificado”. Ya lo hizo en enero de 2012 y si fuese necesario empujar el tipo de cambio al alza, no dudaría en hacerlo nuevamente.

En este escenario, el promedio del tipo de cambio nominal del 2 de enero al 12 de diciembre es de $487 por dólar. La primera parte del año se alcanzaron valores que a veces superaron los $500, pero desde julio en adelante el dólar ha mostrado caídas que incluso lo llevaron a niveles de $460. Para ser justos, la banda en la que ha fluctuado el billete verde las últimas semanas se encuentra entre los $474 y los $483.

En términos de proyecciones para 2012 el tipo de cambio no debería sostenerse bajo niveles de $470, pero tampoco superaría los $510, teniendo en cuenta el crecimiento actual de Chile. Esto dicen los analistas. Por ejemplo, Jorge Quiroz Consultores Asociados estima que es probable que el tipo de cambio promedie entre $480 y $500, pero con episodios puntuales de alzas que transitoriamente lo podrían llevar a niveles de entre $510 y $520.

Ahora, de nuevo, ¿qué se puede hacer para aprovechar esto?

Si usted es simpatizante de la renta fija, puede ser una decisión acertada tomar posiciones de mediano plazo en dólares, con un mínimo de seis meses. Compre barato y venda caro. Ahora está en niveles de $474, pero no sería extraño verlo a mediados de 2013 cercano a $500.

Además, si es que llega a romper el soporte de $460 o menos, no desespere, la experiencia nos dice que de alguna forma el Banco Central tomará cartas en el asunto, ya sea con señales o medidas reales. La última vez que esto sucedió el dólar rebotó a niveles de $490.

Entonces, si va a comprar dólares baratos, monitoree el mercado y tal vez una llamativa zona de venta sería el primer quiebre en $500, aunque al final todo depende de cuánto puedan aguantar sus úlceras.

Un saludo,

C.M.R

Deja tu respuesta