LinkedIn y Facebook: entre los millones de usuarios y los millones de dólares

Facebook y LinkedIn puede que tengan ciertas cosas en común. Las dos son populares y jóvenes empresas tecnológicas que ostentan un gran número de personas dentro de sus sitios y que además, recientemente, decidieron entrar a cotizar en la Bolsa.

Sin embargo, cuando se trata del rendimiento de las inversiones, los dos no podrían ser muy diferentes. LinkedIn ha sido el sueño de un inversor. Las acciones registraron un sorprendente incremento, casi duplicando su precio en el primer día de cotización. Con la acción en 109,05 dólares, los que compraron a precio de oferta inicial de 45 dólares han obtenido un retorno de 142% en menos de dos años (con respecto al cierre del 6 de diciembre).

Facebook, por su parte, ha sido una pesadilla. Su precio inicial de 38 dólares ascendió a casi 45 dólares en el primer día, pero luego empezó una espiral descendente. A principios de septiembre, los papeles tocaron fondo, a poco menos de 18 dólares, y al 6 de diciembre cotizaban a 26,97 dólares. Eso quiere decir que los inversores iniciales siguen con una pérdida de 29%. No obstante, los analistas financieros son optimistas en cuanto a los papeles de la gigantesca red social.

Facebook fue muy rentable antes de su oferta pública inicial. Lo bueno para la firma de Mark Zuckerberg es que el mercado tiende a ser muy indulgente con empresas jóvenes que sufren pérdidas, porque tienen la noción de que los ingresos crecen rápidamente. Y eso fue lo que ocurrió: en los primeros nueve meses de 2012, hubo un aumento de 36% con respecto al mismo periodo del año anterior.

En comparación, LinkedIn logró en ese mismo lapso de tiempo ingresos por 669 millones de dólares, de los 354 millones de dólares que había tenido en los primeros nueve meses de 2011.

En este punto, lo que es necesario analizar es la manera como están fundamentados sus modelos de negocio.

El de LinkedIn es bastante simple. La red social se basa en un sitio de búsqueda de empleo, donde cualquier persona puede publicar su currículum de forma gratuita, además de añadir a contactos a su círculo de conocidos o antiguos colegas. Pero si la persona desea saber qué empleador está contratando o revisando hojas de vida, es necesario suscribirse y pagar entre 20 dólares a 100 dólares al mes, dependiendo del servicio que requiera.

En contraste, Facebook ha implementado un sistema de venta de publicidad para publicar en su página, del cual significa 86% de sus ventas. Esto lo complementa con las entradas que recibe por el uso de los juegos de video de la compañía Zynga. Es verdad que los ingresos por publicidad también crecieron en 2012, pero este negocio sigue siendo muy voluble, lo que ha creado un poco de duda entre los inversores.

Está claro que tanto LinkedIn como Facebook, se han convertido en dos compañías que han sabido predecir y entender a la comunidad en línea, pero en cuanto al modelo de negocio en sí, LinkedIn podría estar a la delantera.

Deja tu respuesta