Las acciones de las petroleras brasileñas siguen sin despegar

<img class="alignright size-medium wp-image-16303" title="petrobras-1" src="https://igdigital.com/wp-content/uploads/2012/12/petrobras-1-254×300.jpg" alt="" widt

h=”254″ height=”300″ />Brasil es uno de los países de Latinoamérica, junto con Venezuela, Colombia y Ecuador, que tiene reservas de petróleo en su territorio. Dos de las empresas más importantes que se dedican a las operaciones relacionadas con el combustible fósil son Petrobras y OGX Petróleo e Gás Participações S.A. Las dos cotizan en la Bolsa brasileña y -en vez de mostrar resultados positivos- sus títulos parecen no levantarse.

Para explicar esto, es pertinente citar un estudio reciente de la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard. La icónica casa de estudios posicionó a Brasil en el cuarto lugar en términos de potencial para aumentar su producción petrolera esta década.

Un artículo de The Wall Street Journal -en su versión en español- ilustra de manera precisa el escenario de las empresas petroleras paulistas.

Hace un racconto histórico y de los últimos descubrimientos. En ese sentido informa que “han pasado casi seis años desde los primeros descubrimientos de las enormes reservas petroleras enterradas bajo una gruesa capa de sal bajo el lecho marino cercano a la costa brasileña”.

En esta línea, expone el caso de Petrobras: “es el único operador, con una participación mínima de 30% en todos los proyectos ‘presal’, como se les conoce”. No obstante, el precio de la acción de Petrobras se encuentra en el mismo punto en el que se hallaba en octubre de 2006, rezagada frente al mercado brasileño y el sector de exploración y producción de EE.UU.

El papel de Petrobras recibió un duro golpe en 2010, en medio de una compleja emisión de acciones que elevó la participación del Estado en la compañía, pero diluyó a los demás accionistas. Los altos requerimientos de materiales locales, que el Gobierno exige para impulsar a la industria local, también suman ineficiencias en el gasto de desarrollo de la compañía.

Y el caso de Petrobras no es el único. OGX Petróleo e Gás Participaçõ, parte del holding del magnate Eike Batista, lanzó su IPO en junio de 2008 y ha perdido cerca de dos tercios de su valor en dólares. La acción de Petrobras ha tenido un desempeño incluso peor en ese período y ambas han estado en sintonía YPF, lo cual es increíble si se toma en cuenta que esta acaba de ser nacionalizada.

Pese al desempeño negativo de ambas, tanto las acciones de Petrobras como las de OPX superaron al mercado en varios puntos en los últimos años. Petrobras tuvo un muy buen 2007 y 2008 cuando se conoció la magnitud de las reservas “presal”. De igual manera, las ambiciosas metas de producción de OGX, junto a los crecientes precios del petróleo impulsaron un auge entre 2009 y mediados de 2011.

Sin embargo, las expectativas han sucumbido ante la realidad. OGX se ha dado cuenta que es más complicado y costoso el desarrollar sus reservas de lo que creía. Recortó sus previsiones de producción en junio, lo cual desató un tropiezo de sus acciones y un cambio de presidente ejecutivo. Mientras tanto, Petrobras ha recortado sus metas de producción a la vez que expande su ya enorme presupuesto de inversión.

Comments 4

  1. anthony
  2. anthony

Deja tu respuesta