Invertir en armas, una alternativa que gatilla ganancias

Hace unos días se conoció la noticia de un atentado llevado a cabo en Connecticut por parte de un estudiante de un colegio de ese Estado, el cual asesinó a 27 compañeros de curso. La pregunta es cómo un niño pudo tener tanta precisión en el tiro. La respuesta a esto es que la madre lo instruyó en ese campo cuando tenía 9 años, enseñándole a disparar con rifles y pistolas. Es que si uno conoce la cultura estadounidense sabrá que conseguir un arma es muy simple.

Imagínese si usted va al supermercado y encuentra, al lado del filete que quiere comer a la noche, una sección que dice “Rifles en liquidación”. Para ilustrar esto, sepa que, luego del anuncio de Obama respecto a que insistirá en las restricciones a la compra de armas, las góndolas de rifles y pistolas fueron vaciadas por los clientes en Wal Mart en varios Estados. Algo parecido ocurrió en eBay, donde se realiza el famoso sistema de subastas. En este caso, se vieron precios en tendencia alcista.

En el caso de Wal Mart, las tiendas de cinco Estados se quedaron sin stock. A pesar de que no se pueden comprar armas de manera online, un cliente puede chequear si hay disponibilidad en la sucursal de su Estado. El retailer más grande de la primera economía del mundo dijo que seguirá vendiendo rifles como los que usó el niño de la masacre de Connecticut, mientras que Dick’s Sporting Goods anunció que cortará la cadena de suministro de esas armas.

Aunque suene macabro, las armas presentan un gran potencial como objeto de inversión. En ese sentido, vale recordar el personaje del perfil de la revista InversorGlobal de marzo, J.Kyle Bass, un hombre que apostó a la baja de las hipotecas sub-prime e hizo millones de dólares. En la actualidad es un ferviente promotor de la inversión en armas y oro.

Si efectivamente siguen estas presiones para restringir la compra de armas, es probable que en el corto plazo haya un boom de ventas para las empresas del sector, lo cual se podría ver reflejado en el balance.

En ese sentido, una empresa interesante para seguir en un escenario como éste es la firma Sturm Ruger, que presenta una suba interanual de 29%. Es una firma líder en la producción de armas de mano y semiautomáticas. Entra en la categoría de small caps, por lo que es una apuesta a futuro, pero aún así tiene mejor salud financiera que otras firmas grandes del sector. La empresa no tiene deuda, posee un retorno sobre la inversión de 22% y sus ganancias se han duplicado en los últimos cinco años.

Es una apuesta que puede estar reñida con la moral, pero vale la pena que le contemos cuáles son los drivers que están moviendo a las finanzas hoy.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido