El trasfondo de la fuerte caída de Apple

Apple puede considerarse como una de las empresas con mayor crecimiento bursátil de los últimos tiempos. La acción del coloso tecnológico ha tenido una suba acumulada de 24,5% en 2011 y de 34,9% en 2012. Sin embargo, desde el 21 de septiembre hasta el día de hoy ha caído 22,4%.

Muy pocas personas dudan de la hegemonía de Apple en todos los segmentos donde está posicionado, especialmente en smartphones y tablets. En particular, podría decirse que el único competidor que está en condiciones de poner en jaque el reinado Apple probablemente sea Samsung. Estas dos firmas han estado fuertemente confrontadas por patentes en litigios judiciales, con una sentencia favorable para la manzana.

Respecto a la acción de Apple, se ha especulado mucho acerca de la fuerte corrección a la baja que ha tenido desde mediados de septiembre, que ya sobrepasa el 22,4%. Si se compara esta contracción con el 3,47% y el 7,49% que han perdido el índice S&P 500 y el Nasdaq 100, respectivamente, desde la misma fecha, puede presumirse que la corrección de Apple es sumamente marcada.

Y nada se ha modificado en el plan de negocios de la empresa. Hablamos de la posibilidad de continuar innovando en los mercados donde participa y de alcanzar las ambiciosas perspectivas de ventas de sus productos. De todas formas, muchos analistas se preguntaron los motivos de este fuerte ajuste bajista de la tecnológica norteamericana.

Varios analistas del sector tecnológico han insistido en que la corrección es algo loable y esperable luego de la escalada de 74,1% que la empresa acumuló desde principios de enero hasta mediados de septiembre de este año. Desde su visión la caída representa una toma de ganancias. Esta idea surge frente al hecho de que Apple tuvo dicha caída luego de verse imposibilitado de sobrepasar la barrera de los 700 dólares por acción, que a criterio de los analistas representaba una bisagra en su historia bursátil.

Desde el punto de vista de los fundamentos, la idea de la captura de beneficios puede justificarse por el incremento de insider trading ocurrido en los últimos seis meses. Sin ir más lejos, ejecutivos de la empresa vendieron acciones por más de 100 millones de dólares, una cifra muy por encima del promedio histórico. De continuar las caídas, el nivel más importante para analizar una entrada será el de 505 dólares por acción.

¿Un gigante en caída o simplemente un respiro a tanto crecimiento?

Fuente: Sala de Inversión

Deja tu respuesta