El manejo de los tiempos y el conocimiento a la hora de invertir

Hoy no hablaremos de los zombis y sus inversiones sin sentido. O, en el fondo, sí. Porque hoy trataremos de disparar un par de ideas desde el actuar de la masa que, sumado a un poco de iniciativa y astucia personal, podrían devenir en un interesante aumento de esos ahorros que todos buscan multiplicar. 

De mi semana a todo terreno recorriendo las corredoras de Bolsa, enterándome de las aventuras y desventuras del mercado chileno, hubo una cosa en la cual todos los analistas, agentes y entendidos del mercado coincidían: el chileno invierte en fondos mutuos. 

Son simples y fáciles de entender y operar. Ésa podría ser una razón. Pero otra, a mi juicio más importante hoy por hoy, es que ofrecen una rentabilidad “segura” en un contexto de volatilidad en los mercados internacionales y de cierta desazón en el plano local. 

La Bolsa chilena este año se debate, apenas, en torno a un rendimiento plano. Es decir, donde no se ganaría un solo peso. 

Es así, quienes invirtieron siguiendo al mercado no obtendrán nada. Y como ya he dicho antes, de hecho, perderán porque la inflación este año le morderá un par de puntos al poder adquisitivo del dinero chileno. 

Por eso los fondos mutuos se ven como alternativas tan atractivas. Con sólo rendir un 4% o 5% se mantiene la plata y, descontando la inflación, incluso se suma un par de puntos al ahorro. 

Pero el problema es que eso podría no ser suficiente. 

Podría serlo si la intención es quedarse ahí. Pero eso sería otra clásica inversión zombi, de rebaño. 

Entonces, ¿hacia dónde ir?, dirá el ahorrista. 

La verdad es que en este mundo de incertidumbre los fondos mutuos siguen siendo la opción más viable. Si alguien no quiere perder la plata, y al menos mantenerla, allí debería ir a parar.

El problema es que quien haga eso se pierde las grandes oportunidades que, de todos modos, ofrecen los mercados. 

PERLITAS A LA VISTA 

Usted de seguro ha comido salmón en el último mes. En las últimas dos décadas pasó a transformarse en parte de la dieta de muchos chilenos desde que en el sur del país se generó una poderosa industria exportadora que llevó a Chile a competir de igual a igual con la poderosa Noruega, hasta hace 20 años número uno indiscutido en este rubro. 

Es un alimento que se ha transformado, con bastante velocidad, en parte de “la mesa chilena”. 

Son varias las empresas productoras de salmón las que cotizan en la Bolsa de Santiago. Incluso existe el subíndice “Salmón” qus sigue el comportamiento del sector en su conjunto. Aquachile, Multifoods, Invermar, Australis. Tal vez estos nombres no le dicen mucho, pero se trata de los principales productores de salmón de Chile: los cuatro cotizantes en la Bolsa local. 

Y si bien este año ha sido bastante malo, con bajas muy pronunciadas para todas las empresas, para quienes han tenido el ojo necesario para entrar y salir, los últimos meses se han abierto varias ventanas de oportunidad. 

Veamos la cotización de los últimos tres meses de una acción como Multifoods. 
Si bien en lo que va del año ha registrado una dura caída en su precio, perdiendo el 38% de su valor de mercado, hace un par de meses su gráfico hizo un interesante movimiento, subiendo desde los $101 el 1 de octubre hasta los $118,50 el 27 de ese mismo mes, lo que significó un rally alcista de casi 18%. 

Gráfico

Esto significa que el que posicionó $100.000 a comienzos de octubre, a fin de mes tenía $115.000, e incluso habiendo alcanzado un poco más un par de días antes.

¡Vaya y saque todo lo que tenga en un fondo mutuo y póngalo en acciones de Multifoods!

¡Nooooo! Alto, que estoy bromeando. Ésa sería justamente una de las inversiones zombis de las que intentamos se mantenga alejado. 

Creo que, ofreciendo rentabilidades de 4% o 5% -que descontando la inflación le dejan un 3% al alza- el inversionista promedio en Chile debería, por ahora, mantener sus posiciones en los fondos mutuos. Por ahora le ofrecen, sin duda, cierta seguridad en un mundo –el de las inversiones- que en este momento presenta un contexto muy inestable. 

Pero no dejarlo todo allí. Porque si lo deja todo en fondos mutuos sería tan zombi como el que sale corriendo a comprar lo primero que le recomiendan. O peor, el que vio la noticia en el diario y sale a comprar al día siguiente. 

Cuando las noticias de alzas en el mercado llegan a los medios ya es tarde para entrar. Lo que en realidad estamos leyendo, probablemente, es que los peces gordos hicieron su negocio. 

Veamos otro caso. La acción de Apple. A esa compañía sí que la conoce. Y en ese caso tiene, además, “la gracia” de cotizar en la Bolsa de Santiago. En el tiempo que fue del 1 de enero hasta el 18 de septiembre de 2012 la acción de la compañía subió un 70%. Una ganancia espectacular, a la que muchos llegaron tarde, cuando la compañía ya había recorrido buena parte de su carrera alcista. Y a varios de estos que llegaron tarde incluso les tocó lo peor, porque desde ese día hasta el 15 de noviembre la acción perdió un 25% de su valor. 

Gráfico

El que entró cuando el alza ya estaba marcada, y que vendió asustado por la caída, sólo entró a perder plata. Y de nuevo, pum para arriba, entre el 15 y el 26 de noviembre la acción ganó un 12%. 

En once días. 

¿Hay que salir corriendo a comprar Apple?

La respuesta ya la sabe: NO.

SUMANDO PUNTOS EXTRA

Entonces, si coincidimos en que los fondos mutuos son la opción más tranquila, creo que también coincidirá conmigo en que es la más sosa. Como una papa cocida sin sal. ¿Alimenta? Claro. Pero… ¿es lo que pediríamos en un restorán? Difícil. 

(Al menos que estemos comiendo arrollado de huaso, por supuesto. Y aún así le pondríamos un poco de ají. Al menos yo lo haría.)

Entonces, lo que digo es que a los fondos mutuos les falta ese condimento que hace a las inversiones algo más “sabrosas”. Pero se trata de condimentos a los que se accede a través del conocimiento, que no son comlpicados pero tampoco vienen gratis. Requieren de dedicación, de lectura y aprendizaje. 

Si estamos atentos a las noticias especializadas, si leemos informes y nos metemos en tema, no era descabellado sacar provecho de los rendimientos alcistas que vimos para Multifoods y Apple. Con un pequeño porcentaje de lo que se tiene en fondos mutuos se puede comenzar a probar cosas nuevas. Sabores desconocidos. Especias exóticas. Si se pierde (porque en un momento, siempre, se perderá algo) no será un porcentaje que nos cause demasiado desasosiego. 

Si se obtienen ganancias, se reinvierten. Y, quién le dice, puede ir aumentando ese porcentaje cada vez más. 

ALGUNOS COMENTARIOS ADICIONALES…

Todo esto viene a cuento de que Chile sigue siendo un lugar atractivo para la inversión. Demos un vistazo a algunos extractos de una nota publicada el domingo en La Tercera: 

     Colombia y Perú desplazan a Brasil como destino de inversión y Chile es refugio frente a crisis

     Colombia y Perú son, en la actualidad, los destinos indiscutidos para invertir en Latinoamérica. De esa realidad da cuenta la encuesta realizada por PricewaterhouseCoopers (PwC) “Ambiente Económico en América Latina”, a más de 360 gerentes generales de empresas de seis países de la región. El sondeo, que recoge la percepción de los ejecutivos sobre los países más atractivos para invertir y las razones asociadas a ello, muestra en su tercera versión cómo ambos países experimentan un salto considerable de su valoración en este ámbito, desplazando a Brasil -el líder hasta ahora- a un tercer lugar, el que, a su vez, exhibe una clara pérdida de preferencias.

     (…)

    También ratifica que los consultados reconocen a Chile como el país más estable de Latinoamérica y con los ejecutivos más confiables, pero además, en el contexto de la actual crisis externa, lo ven como el mayor refugio para las inversiones en la región.

    (…)

    Brasil pierde su papel preponderante como el país con mejor perspectiva económica, bajando del 47% de las menciones en 2011 al 18,3% del sondeo actual. Su lugar es asumido por Chile, con 24,1% de las elecciones, seguido de cerca por Perú, con un 23,7%, y Colombia, con un 21,4%.

Conclusión: Chile sigue siendo visto como un buen lugar para guarecerse de la crisis.

Veamos este extracto de una nota de El Mercurio, también publicada el domingo:

      Itaú traslada a jefe de estudios de la Región Andina a Chile y lanzará corredora de bolsa en enero

      Estar entre las tres primeras intermediarias de Chile en un plazo de tres años en cuanto a montos transados y “dominar” el mercado local. Así define Carlos Maggioli, presidente de Itaú Chile Corredor de Bolsa y de Itaú CV, la meta de la entidad brasileña para la industria de corretaje local.

     Para potenciar su presencia en Chile, la firma -que en 2011 adquirió el 50% de Munita, Cruzat y Claro (MCC)- trasladó a Ricardo Cavanagh, jefe de estudios para la región andina, desde Buenos Aires a Santiago. Desde aquí analizará el mercado local, Argentina, Perú y Colombia, junto a un equipo de cuatro analistas.

     Según Maggioli, esta medida se debe a que el mercado argentino no se ha desarrollado adecuadamente -aunque de todos modos continuarán invirtiendo en ese país-, mientras que para el local proyectan un amplio margen de crecimiento.

    “El mercado chileno tiene mucha capacidad para ser más relevante en Latinoamérica. Con el desarrollo de los futuros y derivados, hay potencial para que duplique los montos transados diarios en los próximos tres años. Y es importante para nosotros ser parte de ese crecimiento”, señala.

    En esa línea, el ejecutivo se ha involucrado directamente en el desarrollo de la Bolsa de Derivados de la Bolsa de Comercio de Santiago, que iniciará su marcha blanca esta semana.

    De hecho, es el único miembro extranjero del comité que desarrolla dicho mercado en la principal plaza bursátil local, y preside la misma comisión en Brasil.

Conclusión: Chile, más allá de un refugio, también se presenta como una oportunidad. Por eso las corredoras extranjeras se pelean por entrar. 

Para la tranquilidad, ahí están los fondos mutuos, que dan prueba de ello. 

La sal hay que salir a buscarla. 

Buena semana, 

Felipe.

Deja tu respuesta