El Gobierno: Padre Gatica del orden financiero

“El gran problema de la economía chilena es que, a pesar de todo, sigue siendo demasiado dependiente de las exportaciones primarias”. La frase, que escucho de boca de un economista en un café de Isidora Goyenechea, en Santiago, echa por tierra buena parte de los felices augurios que había escuchado la mañana anterior sobre las invulnerabilidades de los fundamentos económicos de Chile. 

Y es cierto. Sólo pensar en el cobre da escalofríos. Dos tercios de las exportaciones chilenas se llenan sólo con ese ítem. 

Hoy, con un cobre que en los mercados internacionales de futuros cotiza a USD 3,63 la libra, todo va viento en popa. 

¿Pero qué pasaría si de pronto China, por alguna razón, reduce drásticamente su demanda del metal rojo? 

Sí señor, arcas fiscales vacías es la respuesta. 

Menos gasto público (hoy boyante), con la consecuente parálisis en aquellas áreas de la economía que más dependen de los desembolsos del erario nacional. 

Menos subsidios, menos becas. Menos consumo debido a que las personas deberán sacar plata de otro lado para pagar obligaciones que hoy, tal vez, están siendo cubiertas por los ingresos del llamado “sueldo de Chile”. 

Menos consumo es menos crecimiento de la economía. Menos ingresos para las empresas. Menos inversión debido a la entrada de menores recursos. Y recortes en sus gastos, incluyendo las planillas laborales. Mayor cesantía en un país donde la palabra “pleno empleo” es utilizada con cada vez mayor soltura por economistas y analistas. 

Y no quiero ser pájaro de mal agüero, pero tal vez se está viviendo como si algunas cosas fueran a durar para siempre. Es una cuestión de lógica casi física: todo lo que sube, en algún momento tiene que bajar. 

Por ejemplo, hoy el cobre se encuentra pasando por su ciclo de precios más alto de la historia. De una posición así, si bien se puede subir un poco más, eventualmente se debe bajar. De todos modos, hoy sólo se apuesta a la baja. Así lo cuenta La Tercera:

       El mayor súper ciclo de precios de su historia. Así se puede definir el boom que muestra el principal producto de exportación de Chile. Entre 2005 y 2012, el metal evidencia un precio real promedio récord, que supera incluso los valores de la década del 60. Según datos de Cochilco, en los últimos siete años el metal promedia USD 3,37 la libra. La cotización es mayor a la registrada entre 1964 y 1974, donde el metal alcanzó un promedio real de USD 3,31 la libra.

      (…)

      En el actual súper ciclo del cobre, el peak de precios se registró en 2011, con un promedio de USD 3,99 la libra.

     El académico de la Universidad Católica Gustavo Lagos agrega que ese nivel no se volverá a repetir. “Los precios récord ya se vivieron. Es muy difícil que se vuelva a cotizar en torno a USD 4 la libra, como fue el promedio de 2011”, dijo.

     Misma visión tiene María Cristina Betancour, directora de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco: “Efectivamente, las perspectivas que hay para el desarrollo de China y las tasas de crecimiento del país asiático empiezan a bajar. En ese sentido, puede ser que esos precios tan altos ya no vuelvan a repetirse”, explicó.

     En términos de recaudación fiscal, la industria minera registró su mayor aporte en 2007. Ese año, el Estado recaudó USD 14.120 millones y el cobre promedió USD 3,23. En los últimos años, los aportes bajaron, porque las ganancias fueron afectadas por los mayores costos.

     Para 2012, la Dipres estima una recaudación total de USD 8.479 millones y proyecta una caída de 1,8% para 2013, con un aporte de USD 8.320 millones, impulsada por una caída de la recaudación privada de 25%.

      De Solminihac indicó que estos niveles bajos se mantendrán en el tiempo. “Probablemente, en el corto plazo habrá una tendencia similar a la que vemos hoy”, dijo.

En resumen, si bien los precios se mantendrán en niveles altos, ya no volverán a las cumbres alcanzadas, por ejemplo, durante 2011. 

Esto, como explica la nota, significa menores ingresos para el Estado. Pero, extrañamente, el Gobierno sigue gastando. E incluso redobla la apuesta, como también nos cuenta La Tercera:

      El Ministerio de Obras Públicas proyecta que la inversión en infraestructura en el país, tanto pública como privada, aumente 23% en 2013. Así lo informó ayer la titular de la cartera, Loreto Silva, quien explicó que pasará de los USD 3.500 millones de este año, a USD 4.300.

     Durante la presentación de la Cuenta Pública 2012, Silva señaló, además, que sólo la inversión del ministerio tendrá un importante énfasis en las regiones. “Este año, tres de cada cuatro pesos los hemos invertido en regiones, y nuestro deseo es que el próximo año esta prioridad por esas zonas continúe y vamos a destinar más del 77% del presupuesto de inversión del MOP en regiones.”

La recaudación aumenta X y el gasto aumenta X+Y. 

¿Cuál es el resultado?

Deuda y déficit de cuenta corriente. En este caso, “Y” nos lleva a terreno negativo a la hora de sacar las cuentas. 

Y lo advierten actores del mercado que, en el papel y por cercanía ideológica, hace un par de años habríamos supuesto que aplaudirían todo lo que sale del Palacio de La Moneda. Según una nota publicada en El Mostrador, hasta la influyente corredora LarrainVial ha salido a decir que el crecimiento de Chile es un tema que se debe mirar con cuidado para evitar problemas en el futuro: 

     Cuando LarrainVial habla, el mercado escucha. Pero lo que tiene que decir ahora lo van a escuchar también en La Moneda, aunque probablemente no les guste el mensaje.

     La corredora más influyente de Chile se une a Moody’s y advierte que la economía chilena está creciendo a un ritmo que amenaza los equilibrios macroeconómicos y acusa al Gobierno de Sebastián Piñera de tener un alto grado de responsabilidad en ello.

     LarrainVial estima que la demanda interna está acelerándose y crecería más del 10% real en el cuarto trimestre. La economía crecería cerca del 6% este año (5,8%), gracias a la aceleración del cuarto trimestre y en 2013 el PIB de Chile crecería 5,4%. Estas proyecciones son las más agresivas del mercado. El consenso de los economistas privados y del Gobierno es que la economía crecerá alrededor de 5,5% en 2012 y por debajo de 5% el año próximo.

     A ese ritmo, la corredora pronostica que el déficit en cuenta corriente terminaría en -3,6% del PIB en 2012 y se dispararía a -5% del PIB en 2013. Y la “guinda del postre”, de acuerdo al análisis, es “la expansión del gasto público, que creció 13,1% real en octubre y crecería 7% real o más en 2012, más que el PIB y que lo presupuestado.”

“¿Y qué tiene que ver todo esto con el título de esta nota?”, se preguntará usted, inquieto lector. 

Bueno, lo gracioso de todo es la política de “Padre Gatica” del Gobierno: por un lado saca la chequera sin problemas, aun a costa de aumentar el déficit de cuenta corriente y sentarse con comodidad sobre la elogiada regla del superávit estructural de los Gobiernos de la Concertación, y al mismo tiempo el Ministerio de Desarrollo Social publica y promociona una cartilla para evitar endeudarse en demasía en esta temporada de fiesta y regalos. 

Según publicó La Tercera este lunes:

      Durante 2012, el Fosis impartió a 5.500 familias vulnerables y microempresarios, diversos talleres de educación financiera para manejar mejor su presupuesto. En 2013, se aumentará la cobertura de los talleres, para lo cual se contará con 720 millones de pesos para educación financiera. “Esto significa que 50.000 familias de extrema pobreza van a recibir una guía de educación financiera y una visita especial de una persona a sus casas para explicarles estos temas”.

      Claudio Storm señala que a través de unos comics estarán mostrando los llamados errores más frecuentes o “condoros financieros” que cometen las familias al momento de endeudarse en las compras navideñas.

      Pagar el mínimo, optar por el mayor número de cuotas o pagar con tarjeta para acumular puntos son algunos de los 11 errores financieros más comunes y que, a la larga, se transforman en la fuente del sobreendeudamiento familiar. Esto mismo, en algunos casos, se repite en personas que son dueñas de su propio negocio, quienes para financiar su crecimiento o el pago de obligaciones, terminan hipotecando su futuro con malas decisiones financieras.

     “Endeudarse no es malo, porque nos abre posibilidades para tener acceso a bienes que si no fuera con deuda no podríamos hacerlo. Hay que saber hacerlo y con cuidado”, para no tener que acordarse 12 o 24 meses después de un error cometido en diciembre.

“Haz lo que digo, no lo que hago”, parece ser el discurso. 

Lo de la cartilla me parece muy bien, por cierto. Los sectores de menos recursos son los más endeudados y los que más intereses pagan por sus financiamientos y cualquier acción del Gobierno para evitar estos abusos es bienvenida. 

Ahora, para el resto de las personas, las que no están agobiadas por deudas e intereses usureros, es momento de ser astutos y pensar con la cabeza fría. Si el Gobierno no está dispuesto a hacerlo, incluso haciendo oídos sordos a entidades como el mismísimo banco central, usted debería pisar la pelota y pensar bien en la próxima jugada. 

LA FUERZA MÁS PODEROSA

Voy, como en la película Inception, a tratar de plantar una idea en su cabeza. La idea del “interés compuesto”.

“Plante su semilla, no coma su semilla. La semilla se ha hecho para plantarse, no para comerse”, dice el autor del sitio www.interescompuesto.com, antes de explicar las bondades de este sistema de ahorro, llamado por Albert Einstein “la fuerza más poderosa de la naturaleza”. 

No conozco el sitio ni lo recomiendo particularmente, pero si uno googlea “interés compuesto” es lo primero que aparece. Y bueno, nobleza obliga. De cualquier modo, lo que me interesa acá es pensar en este concepto y, sobre todo, tratar de sacarle algún provecho. 

La cosa es más o menos así. Si se tiene 100 y a fin de año se logra ganar 10%, entonces tenemos 110. Si a esos 110 le sumamos 10, tenemos 120. Pero si con esos 110 se logra nuevamente una rentabilidad de 10%, entonces no sumamos 10, sino que sumamos 11. 

Y a fin de año tenemos 121. 

Si repetimos la operación, a fin del otro año, tenemos 133,5. 

Luego, 146,85.

161,54.

177,69.

195,46. 

Y así sucesivamente. 

De ganar 10 el primer año pasamos a ganar 18 unos años después, sin modificar la rentabilidad. 

Mucho más rápido que tener un chanchito y ponerle 10 pesos cada año. 

“Claro, muy fácil”, dirá usted, amable lector. “¿Pero cómo hago para ganar 10% cada año?”.

Es mucho menos difícil de lo que parece. 

Buena semana, 

Felipe.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;In Virginia, Bill took pleasure in the company and camaraderie he had with his at Gold gym

She said their deaths would be felt throughout the Illawarra as both had long teaching careers.portafoglio prada

It’s time for Columbia, Fordham, LIU Brooklyn, Manhattan, St.hermes birkin

Tuesday night, Starnes could not be reached to comment.ceinture hermes homme

John Clayton Mayer (né le 16 octobre, 1977 à Bridgeport, Connecticut (source pour son heure de naissance : “John Mayer Anthology” Hal Leonard Corp.prada outlet online
Jordan Black

The new leasing consultant at McGrath’s Neutral Bay office, Jordan Black has lived and specialised in the Lower North Shore for five years.occhiali gucci

Blackhawks captain Jonathan Toews bolted over to the commissioner podium like he was on a rush into the offensive zone and put his hands on the Stanley Cup.louboutin boutique

Deja tu respuesta