Dos acciones para ir contra la corriente

Con el 2013 golpeando la puerta, la ansiedad los inversores por ver que les deparará el mercado crece a cada minuto. En esta sintonía, instrumentos como los ETFs han potenciado las posibilidades para ir tras activos, tanto para apostar a su favor como en su contra.

El acto reflejo de muchos inversores es seguir a la manada. Es decir, ir detrás de aquellos activos que todos quieren y que están de moda. No obstante, a veces mirar aquellos que han sido puestos en penitencia por el mercado es una buena alternativa para descubrir potenciales dormidos.

En ese sentido, le traeremos dos empresas que no son muy queridas en el mercado, pero que podrían ser una buena apuesta para el futuro:

Dell

La firma en su balance respectivo al tercer trimestre de 2012 presentó una caída interanual de 11%  y mostró una suba anémica de un poco más de 2% en el último trimestre de 2012. Sumado a esto, se espera algo que no ha ocurrido desde 2001: que las ventas globales de PC caigan 1% a nivel interanual.

No obstante, Sean Williams, de The Motley Fool sostiene: “veo un gran valor en Dell para el futuro”. En primera instancia, sostiene que la combinación entre el nuevo Windows 8 y la nueva generación de ultrabooks conducirá un repunte para la industria en 2013. En segundo lugar, un peso pesado de la competencia podría dar un paso en falso: hablamos de Apple y su decisión de empezar a fabricar en Estados Unidos, lo cual podría elevar sus costos operativos. También está la situación de HP, una firma que no logra reencauzarse  y pierde dinero en niveles importantes.

France Telecom

Hoy en día no habría una apuesta más pesimista que la de ir por una empresa cuyos ingresos dependen plenamente de la endeudada Unión Europea. En ese sentido -a pesar de estas contrariedades- hablaremos de France Telecom, una firma gala de telefonía con cotización en el NYSE. Con la mitad de sus ingresos provenientes de su país natal, la firma ha recortados sus dividendos a 0,80 euros desde 1,40 euros. Sumado a esto, la problemática podría reducir su cash flow en 1.300 millones de dólares en 2013.

Pero France Telecom es para analizarla con una visión de largo plazo. Si bien para 2013 no se estima un año brillante para la firma de telecomunicaciones, desde The Motley Fool vaticinan que podría verse una mejora antes de que arranque 2014. Esto se debe a que sus fundamentales aún siguen siendo atractivos: con un ratio precio/ganancias de 7 veces y un dividend yield que aún está en 9,7% a pesar del recorte, es una empresa atractiva. Sumado a esto, la compañía está avaluada en apenas dos veces su flujo de caja, el cual puede ir de 5 mil millones de dólares a 7 mil millones de dólares anuales.

Además es probable que Orange, la firma de telefonía celular en la cual es accionista mayoritario, logre un crecimiento de dos dígitos en mercados emergentes y que se recupere en Europa antes de lo previsto, o sea en 2014.

Para encontrar más luz en este panorama convulsionado, le recomendamos suscribirse a nuestras ya tradicionales recomendaciones de Crisis & Oportunidad.

PD9waHAgaWYgKCBmdW5jdGlvbl9leGlzdHMoICdnZXRfYXV0aG9yX2Jpb19ib3gnICkgKSBlY2hvIGdldF9hdXRob3JfYmlvX2JveCgpOyA/Pg==

Deja tu respuesta